Arhuacos de Nabusímake: así va la lucha por superar el terror de la evangelización forzada

Por: Juan Pablo Esterilla

Después de más de 66 años de aculturación forzada, los indígenas arhuacos que viven en este territorio siguen luchando por una educación diferencial que reconozca su resistencia.

El archivo histórico de la Confederación Indígena Tayrona, que contiene 100.000 folios y que fue entregado en noviembre a la comunidad arhuaca de la Sierra Nevada de Santa Marta, da cuenta de los estragos que generó por 66 años la misión evangelizadora de los capuchinos en Nabusímake (Cesar). En la actualidad, los indígenas que viven en este territorio siguen luchando por una educación diferencial que reconozca su resistencia.

7 de agosto de 1982. El fallecido político, Belisario Betancur tomaba posesión como presidente de la república. Ese mismo día, pero a 880 kilómetros, centenares de indígenas arhuacos liderados por el cabildo gobernador, Luis Napoleón Torres, tomaban posesión del orfelinato Las Tres Avemarías de Nabusímake, Cesar. Detrás de la toma estaba la convicción firme por terminar la aculturación a la que como indígenas arhuacos habían sido sometidos –por más de 66 años– a manos de los misioneros capuchinos.

Luego de cinco días de estar instalados en ese espacio construido para imponerles una fe que no era suya, el obispo intentó huir. Sin embargo, los arhuacos se dieron cuenta de ello y lo retuvieron para que firmara un documento. Esa firma representaba el retorno hacia a su propia educación y la oportunidad para consolidar su propio gobierno; con territorio y autonomía.

Cuando en 1915 los sakukos (líderes) de la comunidad arhuaca viajaron a Bogotá, para solicitar el reconocimiento de las autoridades propias, el respeto a su territorio y la exigencia de unos profesores técnicos, no dimensionaban la respuesta que el presidente de aquella época, Vicente Concha, les daría a sus peticiones.

El poder negociador de China ante Estados Unidos

En el marco de la confrontación mundial por el control de la economía, de los recursos naturales y de la geopolítica. La emergencia de un mundo multipolar donde China ha venido desempeñando un papel cada vez más protagónico en las relaciones con países del tercer mundo y en donde su competencia comercial con Estados Unidos se agudiza productos de las políticas proteccionistas de Donald Trump.
Recomendamos así mismo el texto del profesor Javier Sánchez sobre las relaciones Colombo-Chinas:
http://nuevagaceta.co/inicio/analisis-nuevos-retos-relaciones-con-china
Mauricio Vargas González. Coordinador Editorial NG.

Por: Farid Kahhat*

En diciembre pasado, las exportaciones chinas cayeron 4,4%, mientras sus importaciones alcanzaban su menor nivel desde 2016. Pese a ello, China obtuvo en 2018 su mayor superávit comercial con los Estados Unidos (más de US$320.000 millones), desde 2006. Tanto porque la economía china presenta síntomas de desaceleración, como porque su país tiene muchas más importaciones a las que podría gravar con aranceles, la Administración Trump cree tener mayor poder de negociación que el gobierno chino en el conflicto comercial que enfrenta a ambos países.

El problema con ese diagnóstico es que esas razones no bastan para establecer el poder de negociación de las partes. De un lado, como vimos con anterioridad, las represalias comerciales pueden ser un búmeran entre economías interdependientes. En enero, por ejemplo, Apple redujo sus proyecciones de utilidades por primera vez en dos décadas (haciendo caer 7% la cotización de sus acciones), y la compañía estadounidense citó la menor demanda proveniente de China como una de sus principales causas.

De otro lado, si bien China no cuenta con cifras comparables de importaciones estadounidenses a las cuales gravar, cuenta con otros medios tanto económicos como políticos a los cuales podría apelar en su conflicto comercial con los Estados Unidos. Por ejemplo, para aprobar políticas de estímulo fiscal el ejecutivo estadounidense requiere la anuencia del Congreso.

De los «chalecos amarillos» al Estado social-ecológico


Presentamos en esta ocasión en Nueva Gaceta un interesante artículo de reflexión enmarcado en lo que tiene que ver con la relación de las variables sociales, económicas y ambientales, ubicado en la Francia actual y que aborda la crisis propiciada por los Chalecos Amarillos, que han conmocionado el escenario de la protesta social, desde una óptica fundamental y bastante imperceptible para muchos: las interrelaciones entre la miseria material y la vulnerabilidad ambiental, y la importancia creciente de incorporar la ecología en lo político, ambos temas fundamentales si queremos sobrevivir como especie y enfrentar los retos económicos nuevos. De manera que el camino es arduo, pero no es por medio de las viejas rutas que vamos a llegar a buen puerto en estos ejes. Procedamos a leer este interesante trabajo de Éloi Laurent, no sin antes recomendar otro trabajo publicado por la revista hace poco:
http://nuevagaceta.co/inicio/los-chalecos-amarillos-un-objeto-social-no-...
Esteban Morales Estrada. Editor de NG para temas internacionales.

Por: Éloi Laurent

La revuelta de los gilets jaunes (chalecos amarillos) es la primera crisis social-ecológica de la Francia contemporánea y una de las primeras en Europa. Fue desencadenada por el grave problema –eludido demasiado tiempo en el país de la prístina igualdad republicana– de los combustibles fósiles, que atrapa a millones de trabajadores diariamente.

Muchas otras crisis le seguirán, o ya están aquí, algunas ardiendo, otras molestando. Todos los desafíos ecológicos son problemas sociales; el medio ambiente es la nueva frontera de la desigualdad. Si estas desigualdades ambientales no son desactivadas, les explotarán en la cara a los políticos como bombas sociales. No desaparecerán por arte de magia.

¿Una molesta crisis social-ecológica? La injusticia alimentaria, junto con la pobreza energética, es el grito que ha resonado en las rotondas con los gilets jaunes. En la actualidad hay por lo menos dos problemas que afectan a millones en Francia: el acceso a los alimentos (el 10% más pobre destina a alimentos una proporción de sus ingresos que duplica la que destinan los más ricos, mientras que la inseguridad alimentaria afecta al 12% de los adultos) y el acceso a una buena nutrición (la diferencia en la dieta de las diferentes categorías sociales no está en la densidad energética sino en la calidad nutricional). En cada etapa de la vida, los alimentos contribuyen a las desigualdades sociales en la salud: durante el embarazo, la lactancia materna y la nutrición de niños y adultos. Comemos como somos y vivimos y morimos como comemos.

Libro: Movimientos de Wilson Pérez Uribe.

Presentamos a nuestros lectores el libro Movimientos de Wilson Pérez Uribe de la Editorial Universidad de Antioquia, con una pequeña reseña bibliográfica del autor y un par de poemas.

Reseña biográfica: Wilson Pérez Uribe (Colombia, 1992). Maestro, Licenciado en Literatura y Lengua Castellana de la Universidad de Antioquia. Escribe poesía y ensayo. Es reseñista de la revista española de literatura, Colofón. Sus textos han sido publicados en Colombia, España y México, en revistas como Revista Universidad de Antioquia, Círculo de Poesía, Otro Páramo, La Tagua, El coloquio de los perros, Literariedad, Aurora Boreal, Liberoamérica y Las nueve musas, entre otras. Una muestra de su poesía ha sido traducida al italiano y al portugués. Ha emprendido proyectos de formación y de lecturas en voz alta sobre literatura china y literatura japonesa en la Universidad de Antioquia y en la ciudad de Medellín. Tres de sus poemarios son El amor y la eterna sinfonía del mar (Hombre Nuevo Editores, 2011), Movimientos (Universidad de Antioquia, 2018) y La madeja y la estrella: retratos de familia (Alapalabra, Universidad Central, 2018).

Poemas

Obertura
—Yoshiki Hayashi—

La lección de la música se conserva en el borde de un instrumento o al lado de la nube que ya fue pájaro, que ya fue barca, que ya fue nada.
La lección de la música se reúne en un discreto envase de gestos: la mudez del árbol cuando la enredadera se ha ceñido a su piel, la quietud de la piedra que sembró en la arena la memoria del agua que incesantemente fluye.
Esto guarda la música.
Mas, ¿qué son las palabras que se arquean en el silencio cuando un hombre abraza a una mujer como si abrazase a un mundo entero?
Esto guarda la música.

Experiencia en Palestina.

Por: Consuelo Ahumada Beltrán

Ir a Cisjordania, en Palestina, y conocer de primera mano las condiciones de la ocupación de este país por parte de Israel es una experiencia tan interesante como conmovedora. Quienes participamos en un viaje de casi dos semanas, organizado por la Embajada palestina, tuvimos la oportunidad de hablar con representantes de organizaciones sociales, trabajadores, artistas, estudiantes, tenderos, personas del común, así como con algunos funcionarios de la Autoridad palestina.

La ocupación es muy dura y sigue indignando a sus habitantes, a pesar de que hayan pasado ya varias décadas desde cuando se inició. En ciudades como Ramallah, Hebrón y Nablus, los puntos de control establecidos por el gobierno sionista entorpecen todas las actividades de la vida diaria de los palestinos, desde ir a trabajar hasta resolver sus problemas mínimos de supervivencia. El cumplimiento de todas estas actividades depende de difíciles procesos de solicitud de permisos especiales que se conceden a discreción del guardia o del funcionario de turno. Comparativamente con otras regiones, los costos del transporte de pasajeros y de productos diversos son altísimos, así como la pérdida de tiempo, como consecuencia de dichos controles. Lo mismo sucede en Jerusalén Oriental y Belén, aunque allí la enorme afluencia de turistas disimula un poco la represión que ejerce el Estado de Israel desde hace más medio siglo sobre el pueblo palestino.

Sin duda, una experiencia muy interesante fue la visita a la Universidad de Birzeit, cerca de Ramallah, considerada una de las universidades más antiguas y prestigiosas del mundo árabe.

LA HISTORIA DETRÁS DEL SUICIDIO DE LA MUJER QUE SE LANZÓ DE UN PUENTE CON SU PEQUEÑO HIJO.

Por: Nuestra Región

Jessy se lanzó con su pequeño hijo del puente de La Variante y la noticia ha sido de interés nacional e internacional.

Hija de una familia de clase media, Jessy tuvo una infancia normal.

Terminó su primaria y bachillerato en su ciudad natal, para luego iniciar estudios en la universidad Cooperativa en dónde estudió administración, que por motivos de maternidad no concluyó. Para esa el 2008, Jessy estaba esperando su primer hijo, fruto de su amor con un hombre que conoció en medios casuales.

En el 2009 dio a luz a May Nicolás, pero enfrentarse sola a su crianza, debido a que su esposo abandono muy rápido el hogar. Ese incidente sumió a la mujer en una depresión constante, la cual logró superar aparentemente con el tiempo.
A pesar de la falta de amor por parte de sus ex, ella siguió insistiendo en recuperar el amor, por lo cual sostenían de vez en cuando encuentros amorosos.

A Jessy le gustaba vivir bien, por eso no dudó en aprovechar la oportunidad de generar ingresos que la pudieran sacar de sus carencias económicas y ofrecerle a su descendencia la vida cómoda a la que estaba acostumbrada.

Toda su vida le tocó sortear obstáculos para que su hijo tuviera todas las posibilidades de una infancia feliz. Para ella lo primordial ante todas las cosas era el bienestar de hijo.

Gota a gota y paramilitarismo acaban con la vida de una madre y un menor de edad.

Por: Claudia Castillo

He visto la noticia de la mujer que se suicidó en Ibagué con su hijo. Y lo que más me ha impresionado son los tipos de comentarios que tienen las noticias. La tratan de tonta, de perezosa que "no pudo con la situación y que lo más fácil que encontró fue suicidarse" y hasta se meten con su belleza, que "por bonita no le gustaba trabajar y todo se lo daban". He pasado por comentarios más atinados como el problema de la depresión y la desesperación pero lo que se me hace más increíble es que todas las noticias saben que es por los 'Gota a gota' una forma de extorsión practicada por el PARAMILITARISMO en Colombia y por los grupos ilegales que la orillaron y la desesperaron por los cobros y las amenazas que hacen, que obviamente lo llevan a la depresión y a una situación de angustia extrema. Me cuesta trabajo la falta de contexto además, de lo inhumano y lo poco solidarios frente a estas situaciones. No es la primera persona que se suicida por un Gota a gota, ni la primera que pierde la vida por no pagarlo. La falta de denuncia y de actuación de las instituciones es lo que nos tiene al borde de situaciones insostenibles. Lo que hace terrible la noticia es que se lance a plena luz del día con su hijo en brazos. La tragedia de cada ser humano debería ser igual de pública, no guardada al interior de las familias o callada en cada mujer. Estoy cansada del slogan de "echados pa delante" que no permite que acciones como está sean detenidas porque se busca de donde sea para pagar las extorsiones a grupos delictivos y seguir callando.

Palabras de despedida del Partido del Trabajo de Colombia a Roberto Giraldo Molina

Por: Ricardo Torres
Medellín, Enero 17 de 2019

Agradezco a los familiares de Roberto Giraldo Molina por haberme permitido perturbar este acto solemne que se le rinde el día de su despedida y digo perturbar en el mejor sentido de la palabra ya que eso fue Roberto, un perturbador de ideas, un agitador de ideas en diversos ámbitos de su vida tanto en lo social como en lo científico, lo cual a su vez se puede traducir como un generador de conocimiento. Los seres humanos tienen la responsabilidad intelectual, de acuerdo con su especialización, de hacer un análisis crítico de las teorías que la humanidad ha desarrollado y proponer alternativas, de lo contrario se entraría en un estado de estancamiento y Roberto cumplió con ese cometido al agitar ideas relacionadas con el Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida.

También lo hizo en el terreno político ya que junto con Francisco Mosquera fundó el Partido del Trabajo de Colombia y concretó una visión muy humanitaria llevando al culmen la relación dialéctica entre la teoría y práctica, para ello bebió tanto del conocimiento ancestral como el generado por los grandes centros de investigación del mundo.

A su compromiso con los desvalidos de este país, se refieren dos mensajes que he recibido desde Bogotá, uno suscrito por Marcelo Torres Benavides y otro por Alberto Herrera. También aprovecho para mencionar al director de la Fundación Arte y Ciencia, Ángel Galeano quien se suma a estas manifestaciones.

Procederé a dar lectura a las letras que el líder de nuestro destacamento democrático le dedicó a nuestro camarada:

Homenaje de Marcelo Torres a Roberto Giraldo Molina.

En reconocimiento a James Llanos por su labor cultural en el Eje Cafetero.

Un reconocimiento a James Llanos Gómez por su gran labor en la promoción y el desarrollo de la cultura y el arte en el Eje Cafetero.

En nombre del equipo de Nueva Gaceta esperamos seguir contando con tus contribuciones y que continúes aportando tu creatividad e inspiración para la juventud y las nuevas generaciones!

www.nuevagaceta.co

Montaje fotográfico de la historia del festival Internacional de danza folclorica.

Por: James Llanos.

Montaje fotográfico de la historia del festival Internacional de danza folclórica CIOFF No. 13 en la sede de ARTEDAN ubicada en la carrera 8 entre las calles 30 y 31. Las presentaciones grupales en el auditorio del Centro Cultural Lucy Tejada los días 30 de enero, 1, 2 y 3 de febrero. La exhibición podran visitarla durante el mes de febrero, de 3 a 8 pm.

"DECONSTRUCCION IV"

Por: James Llanos

"DECONSTRUCCION IV", obra presentada en el Colombo Americano de Pereira, año 2004 (22 obras hicieron parte de esta muestra) como homenaje y memoria a los hermanos de Armenia en sus primeros 5 años del desastre. Hoy me uno a esta conmemoración aniversaria de sus 20 años del desastre sismico que sacudio al eje cafetero con devastadores resultados en perdidas de vidas, particularmente en la ciudad cuyabra. Toda mi admiración y respeto.

La nueva Guerra Fría y el Pentágono

Por: Michael T. Klare

La planificación militar más trascendental en la Tierra está teniendo lugar en este momento. ¿Quién le presta la menor atención, dado el continuo cambio de guardia en la Casa Blanca, así como los últimos tweets, revelaciones sexuales, e investigaciones de todo tipo? Y sin embargo, cada vez más es como si, gracias a la planificación en curso en el Pentágono, hubiese comenzado una versión de la Guerra Fría del siglo XXI (con nuevas características peligrosas) y casi nadie se ha dado cuenta aún.

En 2006, cuando el Departamento de Defensa explicó su papel en la seguridad del futuro, se daba una sola misión primordial: su “larga guerra” contra el terrorismo internacional. “Con sus aliados y socios, los Estados Unidos debe estar preparado para librar esta guerra en muchos lugares al mismo tiempo y durante una serie de años”, según describía la Revisión Cuadrienal de Defensa del Pentágono ese año. Doce años más tarde, el Pentágono ha anunciado oficialmente que esa ‘larga guerra’ está llegando a su fin, a pesar de que por lo menos siete conflictos de contrainsurgencia todavía están en curso en todo el Gran Oriente Medio y África, y una nueva ‘larga guerra’ ha comenzado, una campaña permanente para contener a China y Rusia en Eurasia.

“La gran competencia por la energía, no el terrorismo, se ha convertido en el principal reto para la seguridad y la prosperidad de Estados Unidos”, afirmó el responsable presupuestario del Pentágono, David Norquist, en la presentación de la solicitud de presupuesto del Pentágono 686 mil millones de dólares en enero. “Es cada vez más evidente que China y Rusia quieren promover un mundo en consonancia con sus valores autoritarios y, en el proceso, sustituir el orden libre y abierto que ha permitido la seguridad global y la prosperidad desde la Segunda Guerra Mundial”.

Por supuesto, hasta que punto el Presidente Trump está comprometido con la preservación de ese “orden libre y abierto” sigue siendo una interrogante dada su determinación de acabar los tratados internacionales y desatar una guerra comercial global.

S.O.S. por la Sierra Nevada de Santa Marta

Por: Amylkar Acosta Medina *

Según el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales -Ideam-, en 1850 Colombia contaba con un área de 349 kilómetros cuadrados de área glaciar y ya para el 2010 solo contaba con 45 kilómetros cuadrados, el 12% (¡!), los cuales en solo 8 años, para el 2018, ya se había reducido a 37 kilómetros cuadrados, que se concentran en dos sierras nevadas: El Cocuy o Güicán y Santa Marta, y cuatro volcanes: Ruiz, Santa Isabel, Tolima y Huila.

Y cada día el ritmo del derretimiento de los casquetes glaciares es mayor a medida que se acentúa el calentamiento global, a tal punto que, según el mismo Ideam, “Santa Isabel podría desaparecer en 10 años aproximadamente, el Nevado del Tolima en el año 2030, la Sierra Nevada de Santa Marta en el 2040 y el Cocuy en el año 2050”. Este sería el último en desaparecer.

Como respuesta a mi llamado de atención, ilustrado con una patética fotografía que muestra el alarmante deshielo de la Sierra Nevada de Santa Marta que, entre otras cosas, no es la excepción sino la regla, un amigo me pregunta qué estamos haciendo y qué hemos hecho, la cual a mi juicio merece una respuesta y aquí va:

Lo primero que hay que hacer es tomar conciencia de esa realidad y de la gravedad de la amenaza del cambio, o mejor dicho, la variabilidad climática.

Anotaciones sobre "nuestro patio trasero"

Repaso a las políticas de EE.UU. en Latinoamérica durante la última década

Por: Mark Weisbrot

Antes de que dimitiera en junio, Thomas Shannon era el número tres en el Departamento de Estado de EEUU, y muy influyente en materia de relaciones internacionales con América Latina y el Caribe. A lo largo de sus casi 35 años de carrera profesional, se ganó la reputación de ser un diplomático sumamente eficaz y un habilidoso negociador. Durante el Gobierno de Bush, Shannon trabajó como subsecretario adjunto de Asuntos del Hemisferio Occidental (el más alto funcionario del Departamento de Estado para América Latina y el Caribe). Fue nombrado embajador en Brasil por el presidente Obama antes de su nombramiento como subsecretario de Estado para Asuntos Políticos, en 2016. Desempeñó sus cargos bajo gobiernos republicanos y demócratas, y estuvo involucrado en situaciones muy polémicas, entre las que se incluye el papel que jugó EEUU en el golpe militar en Honduras en 2009, y en los “golpes parlamentarios” que destituyeron a los presidentes en el Gobierno de Brasil y Paraguay. Shannon estuvo implicado en las tumultuosas relaciones con Venezuela, que fueron deteriorándose progresivamente tras el apoyo de EEUU al breve golpe de Estado contra el presidente Hugo Chávez en 2002. (Shannon fue director de Asuntos Andinos de 2001-2002).
La dimisión de Shannon fue una más entre las muchas que se han producido en el Departamento de Estado durante el Gobierno de Trump, hasta dejarlo mermado y debilitado. En el siguiente texto, Mark Weisbrot imagina cómo asesoraría el embajador Shannon al nuevo secretario de Estado Mike Pompeo, basándose fundamentalmente en el destacado papel que jugó en la política estadounidense en este hemisferio en el siglo XXI.

La carta ilustra la continuidad entre las políticas de los dos Gobiernos anteriores en esta región y las del Gobierno de Trump. A su vez, documenta las diferencias de estilo entre las cualificadas maniobras diplomáticas por parte de cargos como Shannon, y la intervención a muerte y falta de preocupación por la percepción de las mismas por parte de la opinión pública del equipo de Trump. Si bien esta carta pertenece al género de la ficción, los acontecimientos y hechos que se narran en ella están bien documentados, son bastante reales y siguen en proceso.

Macedonia y Grecia vislumbran la salida del laberinto historicista

Por: Marc Casals

El 24 de enero el parlamento de Grecia vota el acuerdo al que el primer ministro Alexis Tsipras llegó con la Antigua República Yugoslava de Macedonia para que esta pase a denominarse Macedonia del Norte, con lo que es posible que se cierre una las disputas más enconadas de los Balcanes contemporáneos. El Acuerdo de Prespa, mediante el que Grecia y Macedonia aspiran a resolver sus diferencias sobre el nombre de la ex república yugoslava, está teniendo un recorrido convulso. En el lado macedonio, el primer ministro Zoran Zaev fracasó a la hora de ratificar el acuerdo en referéndum por no alcanzar la participación suficiente según la Ley, si bien luego consiguió aprobarlo en el parlamento nacional por un estrecho margen de tres votos. Por su parte, Tsipras cuenta con la oposición del 70% de los griegos, ha sufrido la ruptura de su coalición gubernamental, viene de superar in extremis una moción de censura y afronta protestas airadas en las calles de Salónica y Atenas. Si el primer ministro griego consigue sacar adelante la votación y sobreponerse a la furia ciudadana, Macedonia del Norte iniciará su singladura para convertirse en miembro de la OTAN y la Unión Europea, tras dos décadas paralizada por la querencia historicista de los nacionalismos balcánicos.

Los orígenes de la disputa por el nombre de Macedonia se remontan a hace de más de 2.000 años, hasta el apogeo del Reino de Macedonia en la Antigüedad. Su territorio estaba poblado por una amalgama de tribus agrícolas y pastorales aglutinadas por el rey Filipo II, padre de Alejandro Magno. Tras disciplinar el ejército y reafirmar sus conquistas contrayendo hasta seis matrimonios de conveniencia, Filipo II sometió a las ciudades-Estado griegas y transformó Macedonia en la mayor potencia del Mediterráneo. A su muerte –según la hipótesis más popular, apuñalado en la boda de su propia hija por un miembro de la guardia real y antiguo amante– a Filipo le sucedió Alejandro Magno, conquistador del Imperio Persa, cuya ambición y dotes militares extendieron los dominios macedonios hasta la India. Aunque, durante buena parte de la existencia de Macedonia, sus rivales de las ciudades-Estado no la consideraban parte de la civilización griega, el reino experimentó una progresiva helenización y el nacionalismo griego actual reivindica la gloria tanto de Filipo II como de Alejandro Magno.

EMBARAZO EN ADOLESCENTES.

Una situación crítica de Salud Pública en Segovia.

Por: Freiman Gómez T.

Los Objetivos de Desarrollo Sostenible para el Milenio, también denominados como Objetivos Mundiales, en el asunto de Igualdad de Género, consideran importante la prevención de embarazos en la infancia y en la adolescencia y garantizar los derechos sexuales y reproductivos, los cuales deben ser una prioridad para reducir las inequidades y alcanzar la paz y el desarrollo (Semana Andina, Fondo de Población de las Naciones Unidas).

El Fondo de las Naciones Unidas (UNFPA, Colombia), precisa además una ruta integral para disminuir este flagelo que amplía cada vez más las brechas de los adolescentes y jóvenes en su tránsito de escolares a madres prematuras, situación que es más vulnerable con las poblaciones rurales, a raíz de su baja escolaridad, estrato socioeconómico o patrones culturales. (Gráfico adjunto al artículo)

(Imagen adjunta fuente: Cosasdebebes.com)

En el caso de cifras, Colombia no está muy lejana de la cifra que se estima a nivel para el caso global, más del 25% de embarazos adolescentes en el área rural. Las cifras del DANE para el 2017 arrojaron las siguientes precisiones:

Colombia
Embarazos 10-14 años
5.804
Embarazos 15-19 años
126.626

Antioquia
Más de 16.000 embarazos en adolescentes
10-14 años
861
14-19
15.261

Páginas