¿Y entonces?

Por: Andrea Romero
Desde Estrasburgo

Diferentes medios nacionales e internacionales han narrado la desgarradora historia reciente de Mocoa. Describen la furia de la naturaleza que arrasó con centenares de vidas humanas, animales, pérdidas ambientales, materiales y –pareciera paradójico– de infraestructura, en ese país centralista que se ha dedicado a cimentar las vías que únicamente conducen a la capital del país.

Sí, el tenebroso suceso tuvo lugar en ese de tantos pueblos de Colombia tan único por su riqueza hídrica, de fauna y flora, la misma que ha sido saqueada y sigue siendo desbastada por la extracción de recursos naturales con defensa de un discurso desarrollista promovido desde algún tiempo atrás.

Es el 5 de Julio de 1991, César Gaviria entonces presidente de Colombia se pronuncia ante congresistas, senadores, secretarios, gabinete presidencial y por último, quizás por términos de importancia, se refiere también a sus electores. Sus palabras son de aliento ante la adopción de un modelo de crecimiento económico y desarrollista: el neoliberalismo (1),

      “…ha renacido la esperanza en nuestras enormes posibilidades, para asumir el revolcón en toda su magnitud. Para avanzar con vigor en esta etapa de nuestra historia, para avanzar desde hoy y con esta nueva carta de navegación, el camino hacia el Siglo XXI para tomar el rumbo correcto, en el horizonte despejado que tenemos por delante, sin más temor que el de vacilar, porque el futuro está ahí para quienes se atrevan a consagrar su vida a la construcción de una nueva Colombia. Ha quedado atrás el viejo orden, y con la ayuda de dios de Colombia vamos a hacer de ésta una patria próspera y pacífica. Colombianos Bienvenidos al Futuro…(2)”

Los aplausos en el palacio del congreso no se hicieron esperar, sin embargo, su resonar dejó grandes incógnitas en los electores que lo acaban de escuchar. Y no solo en ese momento, a partir de entonces y con la entrada en vigencia de los acuerdos internacionales, como el Acuerdo de Comercio de las Américas -Alca- en 1994, seguido de la incursión del país en la Organización Mundial del Comercio con Juan Manuel Santos como Ministro de Hacienda y, por último, hacia éste mismo año, la firma del Tratado de Libre Comercio –TLC- con México.

A partir de entonces, los períodos presidenciales en Colombia se inician con planes de gobierno sonoros y de fácil recordación. Y no precisamente por sus resultados sino por los escándalos de corrupción, y adivinen ¿qué?, sí, de despilfarro en materia ambiental. A éstos celebres se suma Ernesto Samper (3) con su “Salto Social”; posteriormente Andrés Pastrana (4) con su “Cambio para construir la paz”; Álvaro Uribe (5) pregonando “Hacia un Estado comunitario”, luego lo profundizó y dijo “Estado Comunitario: desarrollo para todos” , con uno de sus lemas más reiterativos, la confianza inversionista y, finalmente de esa maraña de títulos llega Juan Manuel Santos con su “Prosperidad para Todos” para luego decir, mejor “Todos por un Nuevo País” (8) siempre con su célebre frase, las locomotoras del desarrollo.

Suena contradictorio pensar que, si a todo lo anterior le sumamos una deuda con el territorio colombiano para dar respuesta a la reforma agraria, el conflicto armado y otras tantas variables, nos quedamos en ese círculo vicioso del que tanto se vocifera en campañas electorales, y que desafortunadamente se queda en suspiros e intenciones.

Si nos remontamos únicamente al mandato presidencial 2010-2014, es importante analizar el impacto de la política ambiental al menos en otorgamiento de títulos mineros en el territorio amazónico.

Contaminación por mercurio en sistemas acuáticos de la Amazonía colombiana (10) ”. Instituto Amazónico de Investigaciones Científicas (SINCHI) de Colombia.

Según el SINCHI de Colombia, en conocimiento del propio Ministerio de Ambiente el otorgamiento de títulos mineros en la Amazonía asciende hasta los 10.376 para el año 2013 en este territorio. Es alarmante pensar que esta cifra circunda el área perimetral del Departamento del Putumayo, ese del mismo que venimos hablando hace unos días.

Situándonos en Mocoa, Departamento del Putumayo: Una sensación de impotencia, dolor y tragedia enluta mi sentir nacional. Saber que eso acontecido es tan solo una de las respuestas de la naturaleza a los impactos que hemos generado como seres humanos, con gobernantes que han creado políticas negligentes y de baja solución inmediata. La respuesta no es al estilo farandulero y de foto mediática, de ponerse las botas y meterse al barro; la solución resulta ser mucha más lógica y concreta.

Se trata de respetar el clamor de un pueblo, las consultas populares realizadas recientemente en Cajamarca, y en el año 2013 en Piedras –ambas del departamento del Tolima–, nos demuestran que existen los mecanismos de participación ciudadana. Por medio de los cuales, nosotros como actores vinculantes hacemos parte de las decisiones en materia de política ambiental; no se trata únicamente de las autoridades ambientales que se enlodan de democracia, pero sin ella.

Además, la corte constitucional emitió la Sentencia T-445/16 la cual se reglamenta bajo el principio de Autonomía Territorial en el Contexto de un estado Unitario, donde asegura que:

“La jurisprudencia de esta Corte ha manifestado que el núcleo esencial de la autonomía territorial permite que la existencia de parámetros generales propios del carácter unitario de la nación sean ejercidos: (i) previa habilitación legal expresa y (ii) respetando las competencias propias de los municipios y departamentos” (11) .

Entonces, Presidente Santos: No me diga la cuenta bancaria en la cual puedo hacer el giro a Mocoa, o que usted trasladó su despachó humildemente al territorio amazónico para acompañar las víctimas. Lo primero y más importante es hacer valer las consultas populares como elemento sustancial en materia ambiental; proteger un territorio no es cuestión de fotos, es mitigar el riesgo, ser responsables y consecuentes con la reducción en otorgamiento en licencias ambientales, es reconocer que el enfoque ambiental es una prioridad y no un suceso transicional, así que no suba la mirada hasta que terminé la tarea.

Y para los muchos otros, que nos siga quedando la lección, de esas que repetimos una y diez veces por tener memoria corto-placista. Se avecinan las elecciones presidenciales, amigos, así que más allá de colores, de derechas, de izquierdas o de extremas, es pensar que ese voto también es responsabilidad con los suyos y con usted mismo, es hacernos conscientes que el tema ambiental sí nos toca y lo hace todos los días, no como dijo algún día uno de esos personajes Jet-Set de la política nacional “el tema del cambio ambiental es un invento”. Tenga cuidado, y elija bien por quién irá a votar.

---

1) “…Los científicos sociales latinoamericanos ha desarrollado diversas teorías para explicar la relación entra la emergencia entre gobiernos autoritarios y el proceso de desarrollo económico de la región. Estas explicaciones han surgido dentro del enfoque de la dependencia, y por ello rechaza la existencia de una correlación entre modernización y democracia. Asimismo, cuestiona la supuesta prevalencia de un legado autoritario…” AHUAMADA, Consuelo. “El modelo Neoliberal y su impacto en la sociedad colombiana” Ancora Editores, 1996. Bogotá- Colombia. PP 57.

2) Discurso presidencial en 1991, luego de proclamada la nueva constituyente y el cambio de modelo neoliberal, en el cual se sostenía y defendía la incursión de la economía nacional, en el mercado mundial. Disponible en: https://www.youtube.com/watch?v=9pLvZSi-6T0 Consultado 5 de abril de 2017.

3) Ernesto Samper Pizano, Presidente de la República de Colombia para el período 1994-1998. Su Plan de Gobierno fue denominado “Salto Social”. Departamento Nacional de Planeación –DNP- https://www.buzzadexchange.com/a/display.php?r=1525879 Consultado: 6/abril/2017.

4) Electo primer mandatario 1998-2002. Andrés Pastrana Arango, lideró el Plan de Gobierno “Cambio para construir la Paz”. Departamento Nacional de Planeación –DNP- https://colaboracion.dnp.gov.co/CDT/PND/Pastrana2_Contexto_Cambio.pdf Consultado: 6/abril/2017

5) Presidente de la República de Colombia por dos períodos consecutivos, 2002-2006, cuyo programa de gobierno fue “Hacia un Estado Comunitario”; y posteriormente, en el cuatrienio 2006-2010, el programa tuvo como

6) Programa 2006-2010 , a la relección presidencial del mandato inmediatamente anterior. https://colaboracion.dnp.gov.co/cdt/pnd/pnd_tomo_2.pdf

7) De los años 2010-2014. Juan Manuel Santos fue electo presidente con el programa de Gobierno “Prosperidad para Todos” Departamento Nacional de Planeación –DNP- https://colaboracion.dnp.gov.co/CDT/PND/PND2010-2014%20Tomo%20I%20CD.pdf Consultado: 6/abril/2017.

8) Segundo mandato presidencial de Juan Manuel Santos, 2014-2018. Plan de Gobierno “Todos por un nuevo país” https://colaboracion.dnp.gov.co/cdt/prensa/bases%20plan%20nacional%20de%20desarrollo%202014-2018.pdf Departamento Nacional de Planeación –DNP-. Consultado: 6/abril/2017.

9) “Contaminación por mercurio en sistemas acuáticos de la Amazonía colombiana”. Instituto Amazónico de Investigaciones Científicas (SINCHI) de Colombia.
http://amazonwaters.org/wp-content/uploads/2016/06/Contaminacion-por-mercurio-Marco-Ehrlich-Maecela-Nu%C3%B1es-Avellaneda.pdf Consultado 6/abril/2017

10) Investigación Científica demuestra que la Amazonía colombiana está contaminada por mercurio. Asociación Ambiente y Sociedad. http://www.ambienteysociedad.org.co/es/investigacion-cientifica-demuestra-que-la-amazonia-colombiana-esta-contaminada-por-mercurio/ Consultado 6/abril/2017

11) Acción De Tutela Contra Providencias Judiciales. Principio De Autonomía Territorial En El Contexto De Un Estado Unitario. Sentencia T-445/16. http://www.corteconstitucional.gov.co/relatoria/2016/t-445-16.htm Consultado: 7/abril/2017.