La decadencia Norteamericana.

Por: Mauricio Botero Montoya

A fines del siglo anterior un diplomático inglés le decía a un joven historiador estadounidense que él había alcanzado a ver el fin del predominio del Reino Unido y el auge de Estados Unidos, y le advirtió que a este le correspondería ver el auge chino y el descenso norteamericano. Por lo pronto los síntomas son claros, una deuda exterior creciente debido a sus guerras en oriente. Un caudaloso desprestigio por las barbaridades cometidas en ellas. Una concentración de la riqueza en pocas manos que eroda a la clase media. Y sobre todo la perdida en las últimas tres décadas del liderazgo mundial. No se trata solo de Mr. Trump que es ya la caricatura extrema del fenómeno. Desde la guerra de Vietnam en la cual no solo salen vencidos sino algo peor, desacreditados. Hasta las guerras en Afganistán, Irak, y Libia, país este último que sufrió un ataque informático para justificar la remoción del gobierno, de cuyo gobernante decía con sorna cesariana Mrs. Clinton “llegué, vi, y se murió”. Aseguró ella que lo que vendría seria democrático y próspero, hoy allí un hombre vale 400 dólares vendido como esclavo. Sí. La guerra de liberación a punta de bombas “inteligentes” retrotrajo el país a la esclavitud abierta en mercado público. En Irak derrocaron al gobierno acusándolo falsamente ante la ONU de poseer armas prohibidas. Lo derrocaron, le hicieron una semblanza de juicio y ejecutaron. A los agresores ¿quién los juzgo? Mataron a cien mil civiles inocentes, pero al que dio la orden del bombardeo no lo juzgaron en el senado, senado que estuvo a punto de derrocar a su predecesor por un engaño marital… La doble moral es tan palmaria que uno de sus mayores pensadores, Chomsky, titula un capítulo de su obra calificando a Estados Unidos como la mayor maquinaria del terrorismo mundial.

Una decadencia histórica al ser paulatina, tarda en ser percibida por quienes la viven. La inmediatez ofusca la vista. Observadores lúcidos como Cornelio Tácito que percibió con claridad lo que le estaba ocurriendo al imperio Romano, no se producen todos los días. En este momento los héroes norteños son por ejemplo ex miembros del servicio secreto que se niegan a que el gobierno vigile su vida íntima. O el creador de WikiLeaks que devela las maniobras totalitarias de las agencias gubernamentales para cooptar la democracia. La guerra se trasladó a la información. Por lo pronto en EU, la concentración de la riqueza y la deuda se soluciona quitándole impuestos a los más ricos. Piensan que el clima se mejora si se retiran del tratado mundial de Paris. Que es posible quitarle la mitad del territorio a México y que no tenga población de mexicanos al siglo siguiente. Han perdido como aliados leales por lo menos a la mitad de américa latina en el último medio siglo. Han alienado a una religión universal como el islam, confunden judaísmo con un estado israelí agresivo, y creen que están en pleno auge.

Fuente: http://www.elnuevosiglo.com.co