Fabio Arias Giraldo

¿Paquetazo de Duque repercutirá como en Chile?

Por: Fabio Arias Giraldo

En Colombia siempre se ha dicho que debemos seguir el modelo económico chileno y en esa dirección siempre han actuado nuestros gobernantes desde 1990.

Hoy hay una convulsión social en Chile. La chispa que incendió la pradera fue el aumento del pasaje del metro, pero a pesar de que fue derogado, la inconformidad y la protesta se mantienen, incluso a pesar de la dura represión del gobierno de Sebastián Piñera que nos hace recordar los duros viejos tiempos de la dictadura militar de Augusto Pinochet. Más allá de las acostumbradas explicaciones de estos gobiernos de que todo obedece a la expresión de unos pocos vándalos y terroristas, muchos observadores y estudiosos de distintas vertientes ideológicas y políticas de varios países, desmintiendo lo anterior, se han apresurado a explicar que todo ello obedece a una inconformidad acumulada que subyacía en el aparente buen suceso económico y estabilidad política de Chile, de un país absolutamente desigual y en cual el presidente venía haciendo reformas laborales y sociales regresivas.

Pues bien, Iván Duque prepara para este fin de año, una vez pasen las elecciones territoriales del 27 de octubre, un paquetazo contra el país y los trabajadores que bien puede convertirse en un fuerte detonante social de inconformidad y oposición.

Ello puede ser así, si se revisa el paquetazo en las tres medidas más publicitadas por el gobierno y los gremios económicos.

1- Reforma tributaria. Al declarar la Corte Constitucional inexequible la ley de financiamiento, pero que es exequible hasta el 1 de enero de 2020 a partir del cual es nuevamente inexequible (acomodamiento de la Corte ante el gobierno y los gremios), todo para que las altísimas gabelas ($16 billones según el tributarista empresarial Santiago Pardo) no se perdieran, el gobierno según el minhacienda Alberto Carrasquilla presentará la misma ley pero ahora será una reforma tributaria, porque no se trata de financiar nada. ¿Y el presupuesto del 2020 no dijo que estaba desfinanciado, después de reducción de gastos, en cerca de $8,5 billones y que por eso había que hacer un holding financiero para vender activos del estado, así como también las acciones de Ecopetrol o su filial Cenit, la empresa que maneja los oleoductos en Colombia?

Lo mejor que nos podría pasar con esa ley de financiamiento hoy de reforma tributaria es que se hundiera definitivamente, con lo cual, el gran empresariado nacional y extranjero le tributarían al estado esos $16 billones y con ello no habría déficit del presupuesto 2020 y se reduciría el déficit fiscal.

Sin embargo, congresistas y sectores empresariales han venido sosteniendo que es una oportunidad para mejorar las exenciones tributarias a las empresas, en medidas como, incluir la eliminación del impuesto a los dividendos, al patrimonio, y el cuatro por mil; eliminar el impuesto al consumo y el IVA de los inmuebles, y eliminar el gravamen al componente inflacionario de los intereses. Y convertir todos los bienes excluidos del IVA en bienes exentos. ¡Insaciables los señores! Todo ello argumentando el clásico y ortodoxo axioma neoliberal, refutado por los hechos, de que eliminando impuestos se genera crecimiento y empleo. ¿Y sino cómo se explica de qué después de tener planteado como aumento del PIB para 2019 del 3,6 % lo hayan bajado al 3 % y el desempleo ya esté en cerca del 11%? Si siguen bajando impuestos a las empresas se los trasladarán a los trabajadores y aumentando el IVA a la canasta básica, como fue su primera intención.

Precario panorama laboral en Colombia.

Las 2 Orillas

Por: Fabio Arias Giraldo* .

El 68 % de los más de 22 millones de colombianos que trabajan no tienen plena seguridad social; es decir, no están afiliados a salud, pensiones, riesgos laborales, caja de compensación o fondo de cesantías. Más de dos millones no tienen empleo. Casi la mitad de los trabajadores que no cuentan son seguridad social integral se encuentran bajo formas de contratación deslaboralizada, tales como OPS, cooperativas de trabajo asociado, fundaciones, prestación de servicios, SAS, contratos sindicales, entre muchas.

Páginas