ANDANTE 3

FLOR DE FRAYLEJÓN

Como el sol / cuando se asoma / allá en la cumbre / irradiando calor / capullo de oro; / la flor del fraylejón / de mis montañas / se abre a la luz / como un cáliz / de ensueño, / y es entre la niebla / del paisaje frío / de mi tierra, / emperador y dueño.

Por: María del Pilar Paramero Silva (1)

(1) El Cocuy, Boyacá, 1948. Destellos obtuvo el Premio Nacional de Poesía Museo Rayo 1995. El acta del concurso exalta: “...gran pureza del lenguaje poético, la profundidad de las fuentes de inspiración desde las que emerge una visión clara y hermosa de la mujer en su relación con la naturaleza y el cosmos”. El ICBA, Colección Huellas, publicó en 1996 su libro Furatá – Antología de Poesía -.

EL HAIKU Y EL PENSAMIENTO DE KRISHNAMURTI

Al meditar sobre el tiempo planteado por Krishnamurti, no el psicológico sino el tiempo presente, el aquí y el ahora, con toda su fluidez, su sencillez, aquel que se crea y confluye en un instante, este tiene la esencia del Haiku, que sorprende, que refresca, que nos maravilla; es un ahora que capta la armonía del entorno, la belleza del instante, lo que se está viviendo en este momento, es viento que levanta el cabello regalando sombras en el rostro, se puede determinar que la vida es un permanente Haiku, que nos llega a través de la observación, de la atención, de la aceptación.

Pienso que en el pensamiento de Krishnamurti está implícito el contenido del Haiku y viceversa y si bien, aparecieron desde hace muchos años siguen aún vigentes, llevándonos a que a través de estos se pueda trasmitir la verdadera dimensión de la naturaleza, su presente observado en un instante preciso, sin ponerle palabras, solo la observación detallada de lo que sucede, recreándonos en el suceso para luego trasmitirlo a través del escrito o de la palabra; en Krishnamurti como en el Haiku no se cuestiona, no se compara, no se valora, no pueden existir juicios, solo se observa y se capta el instante.

Un haiku es lo que sucede en un instante, es una acción irrepetible, el accionar de un pájaro jamás será el mismo accionar en el instante siguiente, por ello no podemos comparar, ni hacer juicios de valor, pues destruiríamos la particularidad del momento, es decir la esencia del Haiku y la naturaleza del pensamiento de Krishnamurti.

Por: María Victoria Martínez Martínez (2)

(2) Poeta y ensayista colombiana, nacida en la ciudad de Palmira- Valle del Cauca -, el 10 de abril de 1953, vive en Bogotá. Se presenta bajo el seudónimo de AIJAH. Doctora en Derecho y Ciencias políticas de la Universidad Santiago de Cali, con Maestría en Criminología, Ciencias Penales y Penitenciarias. Coautora del libro “Los Derechos humanos por Colombia”, autora de varios ensayos, los cuales han sido publicados. Ha recibido varios premios y menciones en Poesía libre y en Prosa-narrativa, destacándose en el 2014 los siguientes: 1er premio en narrativa “Navidad en mi casa, 1º premio en poesía “Redes de amores lejanos, 2º premio en poesía “Homenaje al agua” y 2º premio poesía libre “Réquiem al Puerto de Buenaventura”. Este ensayo, El Haiku y el pensamiento de Krishnamurti, fue publicado en la revista de la Mancomunidad de Escritores La Mancha del Quijote, Número 3, en 2017.

COLIBRÍ

Diminuto arco iris,
mensajero de almíbar,
aureola de luz,
duendecillo del aire.

Por: María del Pilar Paramero

Por: Aurelio Arturo (1)

(1) Aurelio Arturo Martínez, La Unión Nariño, 22 febrero 1906 – Bogotá, 24 noviembre 1974. Abogado, juez y magistrado. Premio Nacional de Poesía 1963, otorgado por la Academia Colombiana de la Lengua. A propósito de él y su obra (32 poemas), remitimos a su único libro: ‘Morada al sur y otros poemas’, Editorial Norma, Bogotá, 1992. Es considerado por la crítica como uno de los grandes líricos hispanoamericanos.