“TODO MERECE EL AFECTO DE LA MIRADA”

Por: James Llanos Gómez
Curador Sala CDC

«El motivo es para mí del todo secundario; lo que quiero
representar es lo que existe entre el motivo y yo.»
Claude Monet

Las artes modernas hoy son un evento especialmente humano, de la razón y de la sensibilidad, que promete a los sentidos un estado de placidez y orienta al espíritu del espectador a mirar el mundo de forma más generosa; a contemplar lo ya perdido que muchas veces queda inmortalizado: en la pintura, la escultura, la fotografía, el video, el dibujo o en la generación del arte contemporáneo entre otros.

“Todo merece el afecto de la mirada”, no todo está perdido, hay algo que vibra y vive permanentemente para los individuos, incluyendo los animales.

Es por ello que el arte significa mucho más que la obra de arte en un lugar expositivo reservado al oficio. Por tal motivo, las obras catalogadas en publicaciones internacionales a cerca del tema se contrastan a instancias de difusión del arte, presentándonos una experiencia estética elevada.

“En la actualidad el arte es un conducto de expresión, moda, investigación e historia; el arte se puede difundir a través de diversos lenguajes, los cuales a lo largo de la invención han exonerado los límites que lo inscriben como una mera artesanía o un acto de creación pura, que requiere sólo de juicios estéticos para ser evaluada. Sin embargo, para la realidad de muchos y el discurso de otros, el mundo del arte sigue siendo un espacio misterioso. Es entonces cuando la función de la educación artística, es la de potenciar espacios reflexivos en torno a las artes visuales, generando análisis de los proyectos artísticos, tanto los que son desarrollados por artistas visuales, como los que trabajan los alumnos de forma individual o colectiva”.

La creación es un momento de reflexión y de disciplina que lleva al artista frente al tema, objeto o entorno como modelo, a realizar un planteamiento holístico que no deja salir la magia –entendida no como algo esotérico o de genios- que requiere la obra de arte, sino la esencia individual, su método; no es óbice que en un instante de este momento creador, el accidente, el concepto de alguien, una insinuación o idea espontánea te generan un tic o agilizador que lleva a esta obra de arte a transformarse o a describir algo circunstancial que termina haciendo la diferencia. El arte moderno tiene la belleza implícita y explicita, aunque está en su piel –superficie- el encanto, que es único de los artistas. Estamos en el diálogo mundial que pone sobre el tapete, qué debe ser el arte en la actualidad, moderno o contemporáneo¬ o, moderno-contemporáneo; un debate sin fin. Lo único cierto es que, los unos van por un camino y el resto por el otro, yo diría, estos no se juntan ni se antagonizan, por el contrario se complementan.

Hoy la práctica estética se irriga por muchos canales organizativos, entre ellos los colectivos trabajando en dirección al desarrollo de la vida espiritual. Capitalizarte es un grupo que vive hace muchos años en función de la actividad artística y cultural, que instala en su práctica experiencias vitales, para que la vida a través de los seres humanos corrientes, no se disipe o se arruine, sino que se trasmute.

Invitamos a todos lo pereiranos y turistas que están por estos días en la ciudad, para que nos visiten en la calle 18 con carrera 12 esquina, Teatro Santiago Londo¬ño, Sala Expositiva Drews de la Secretaria de Cultura hasta el mes de febrero de 9 a 11 y de 3 a 5 pm. De lunes a sábado. Visitas guiadas en teléfono fijo: 3248771.