Salud

Economía de mercado, pobreza y pandemia

Por: Fernando Guerra Rincón.
Economista

La pandemia de coronavirus, Covid-19, que tiene aterrorizada a la humanidad, un enemigo que nadie ve, aun más dañina que cualquier guerra, una enfermedad civilizatoria o nuevos tipos de padecimientos globales (Ulrich Beck, Paidós 1998), ha puesto en evidencia los peores rasgos de la economía de mercado desregulado que rige en buena parte de los países del mundo.

Tras el objetivo de la máxima ganancia al menor costo para reportarle rendimientos exclusivamente a sus asociados, el capitalismo desregulado arrasa con la naturaleza (El Covid-19 tiene entre sus causas, la inclemente deforestación a la que es sometido el planeta Tierra), los niños, los jóvenes, los sistemas educativos y de salud a todo nivel, los trabajadores, mujeres y hombres, adultos mayores, ancianos; pulveriza el conglomerado social y lo convierte en una jungla invivible y tenaz. La vida, en todas
sus expresiones, queda reducida a un gigantesco supermercado global donde todo es negocio y el único pegamento social es el dinero.

¿ACTUARÁ EL GOBIERNO COLOMBIANO A LA ALTURA DE LAS CIRCUNSTANCIAS?

Por: Arturo Cancino Cadena

Buenos, malos o funestos, los gobernantes están hoy en todo el mundo sometidos quizás como nunca al escrutinio de sus propios pueblos. La crisis de la pandemia ha provocado ese efecto en todos los países. Incluso mandatarios ególatras y arrogantes como Trump o Bolsonaro, dedicados a inflar su imagen y pelear sus guerras personales con sus críticos por twitter, hoy hacen a diario la pantomima de rendir cuentas de su desempeño al auditorio de sus naciones. Con seguridad muchos de ellos sólo intentan borrar tardíamente la estupidez de sus reacciones iniciales frente al desastre sanitario anunciado. O atenuar su responsabilidad por el exceso de víctimas que su ceguera empieza a costarle a su nación.

EL PLANETA DE LOS VIRUS: EL NUEVO DECAMERÓN

ok

Por: Carlos Eduardo de Jesús Sierra Cuartas
Magister en Educación Superior, Pontificia Universidad Javeriana
Profesor Asociado con Tenencia del Cargo, Universidad Nacional de Colombia

Esta era acientífica

Nada como la desinformación para producir una situación de pánico a gran escala. Por ejemplo, en 1938, tuvo lugar un episodio memorable en la historia de la radio, a saber: la transmisión radiofónica de La guerra de los mundos por parte de un joven Orson Welles, en la serie dramática The Mercury Theatre of the Air, dirigida y narrada por él. Propiamente, fue una adaptación de la novela homónima de Herbert George Wells, uno de los fundadores conspicuos de la ciencia ficción, publicada en 1898.

Y tú, ¿qué esperas para dejar de fumar?

Por: Hernán Augusto Tena Cortés*

Múltiples fenómenos preocupan a los gobiernos y a la humanidad en general. La innovación tecnológica no se queda por fuera, y aunque muchos de los inventos se pueden interpretar como un beneficio para la especie humana; algunos no lo son. El consumo de tabaco a través del cigarrillo es quizá una de las causas de muerte más común en el mundo; se estima que alrededor de 7 millones de personas por año pierden la vida. En Colombia, la cifra no es muy alentadora; al año mueren 32,000, al día 73 y en términos de costos, se aproxima que se gasten 4.2 billones del presupuesto nacional cubriendo esta posible epidemia

Es conocido por los consumidores que fumar es perjudicial para la salud; sin embargo, según Jhon Marulanda, asesor médico de la Liga contra el cáncer, la gente fuma por razones genéticas, sociales, presión de grupo, por probar la nicotina generando adicción o por los mensajes que emite la industria tabacalera.

Dicho lo anterior, el panorama es más preocupante aún, según estudios recientes, se estima que en el mundo hay más de 960 millones de fumadores, el número de personas que dejan de fumar ha crecido, pero también el número de individuos que inician el hábito.

Además, los daños no son sólo para quienes ejercen esta mala práctica. Se registra que anualmente el cigarrillo genera 876 millones de toneladas métricas de dióxido de carbono, que sus desechos contienen más de 7.000 químicos tóxicos que envenenan suelos y mares y que los fumadores pasivos responden al 12% de las muertes anuales que comprometen al corazón.

Teniendo cifras tan alarmantes, hace unos años en China se inventaron los famosos cigarrillos electrónicos conocidos también como vapeadores y dada su innovación, su uso se ha ido extendiendo por diferentes países.

Vale aclarar la importancia de diferenciar entre los mencionados y los HEETS o IQOS. Éstos últimos se conocen en el mercado como los cigarrillos sin combustión; mientras que a los tradicionales, se refieren como cigarrillos con combustión.

Obesidad infantil, fenómeno cada vez más alarmante.

Por: Hernán Augusto Tena Cortés*

Son muchas las preocupaciones que inquietan a Colombia y el mundo; en la descomposición social que vivimos, es común escuchar hablar de fenómenos sociales que proyectan corrupción, inseguridad, enfermedades, tristeza y otras lúgubres situaciones.

Hoy se tratará un tema de importancia global como es la obesidad infantil, que cada día afecta más a nuestra sociedad colombiana. Pues según estudios de la OMS (organización mundial de la salud), en los últimos cinco años ha tenido un incremento del 18% al 24%. Es importante mencionar que esta condición se genera por el consumo de alimentos altos en carbohidratos (azúcares) y lípidos (grasas) en la dieta diaria, sumado a la inactividad física (sedentarismo) ambas muy caracteristicas en la sociedad actual como consecuencia del uso inadecuado de las tecnologías, las largas jornadas laborales, la disminución en el tiempo para elaborar los alimentos y la poca importancia que se le da al movimiento como coadyuvante en el desarrollo integral del ser humano.

En suma, cabe aclarar que se considera sobre peso cuando se excede entre un 10% y un 20% el peso ideal para la estatura, y si el sobrante es mayor al 20%, se estima obesidad para niños hasta los 10 años, a su vez la obesidad se define como una acumulación excesiva de grasa corporal y tejido adiposo, considerándose obesa a la persona que tenga un porcentaje de grasa mayor al 25% en hombres y 30% en mujeres.

La mayoría de los casos de obesidad o sobre peso se encuentran relacionados principalmente por factores hereditarios, la mal nutrición y el sedentarismo. Dicho fenómeno, se ha convertido en la segunda causa de muerte en el mundo luego del tabaquismo y en un efecto a la salud mental ya que las proporciones que toma el cuerpo, constantemente vulnera a burlas y desprecios en todos los ámbitos, especialmente en el escolar.

Luego de analizar los índices de obesidad y sobre peso, se concluye una falta de conciencia y quizá un desconocimiento alrededor de lo que sería una nutrición infantil adecuada. En ese sentido, se enfatiza en la necesidad de ingerir en su dieta diaria la cantidad de nutrientes necesaria para el normal crecimiento y desarrollo de los niños (proteínas, carbohidratos, vitaminas, minerales y grasas)

El drama de los guatemaltecos infectados de sífilis por EE.UU.

Semana.com

El drama de los guatemaltecos infectados de sífilis por EE.UU.

Los guatemaltecos utilizados como “conejillos de indias” hace 60 años ahora buscan una reparación en los tribunales estadounidenses.

“Fue algo aberrante, algo que nunca me podría haber esperado”, cuenta a BBC Mundo Héctor Bardales, de 88 años, quien fue inoculado con sífilis mientras prestaba servicio militar en su país cuando tenía 19 años.

“Una vez fui al cuartel general y allí me abordaron. Un hombre vestido de blanco, que me iba a poner una inyección y me decía en inglés ‘this is good for you’ (esto es bueno para usted)”, recuerda.

Recuperación del San Juan de Dios: una realidad.

Por: Édgar Ortiz Mora.

Como en el cuento de Gabriel García Márquez “Algo muy grave va a pasar”, la gestión adelantada por el gobierno de la Bogotá Humana, por recuperar el Hospital de San Juan de Dios, ha estado atiborrada con juicios en contra, semejantes a los esgrimidos en torno a otras iniciativas de esta administración, entre otros se ha afirmado: desconocimiento de la estrategia e improvisación, inviabilidad de fondos para la reparación de equipos y recuperación de instalaciones, desconocimiento de la institución que va a administrar la nueva entida