Salud

Y tú, ¿qué esperas para dejar de fumar?

Por: Hernán Augusto Tena Cortés*

Múltiples fenómenos preocupan a los gobiernos y a la humanidad en general. La innovación tecnológica no se queda por fuera, y aunque muchos de los inventos se pueden interpretar como un beneficio para la especie humana; algunos no lo son. El consumo de tabaco a través del cigarrillo es quizá una de las causas de muerte más común en el mundo; se estima que alrededor de 7 millones de personas por año pierden la vida. En Colombia, la cifra no es muy alentadora; al año mueren 32,000, al día 73 y en términos de costos, se aproxima que se gasten 4.2 billones del presupuesto nacional cubriendo esta posible epidemia

Es conocido por los consumidores que fumar es perjudicial para la salud; sin embargo, según Jhon Marulanda, asesor médico de la Liga contra el cáncer, la gente fuma por razones genéticas, sociales, presión de grupo, por probar la nicotina generando adicción o por los mensajes que emite la industria tabacalera.

Dicho lo anterior, el panorama es más preocupante aún, según estudios recientes, se estima que en el mundo hay más de 960 millones de fumadores, el número de personas que dejan de fumar ha crecido, pero también el número de individuos que inician el hábito.

Además, los daños no son sólo para quienes ejercen esta mala práctica. Se registra que anualmente el cigarrillo genera 876 millones de toneladas métricas de dióxido de carbono, que sus desechos contienen más de 7.000 químicos tóxicos que envenenan suelos y mares y que los fumadores pasivos responden al 12% de las muertes anuales que comprometen al corazón.

Teniendo cifras tan alarmantes, hace unos años en China se inventaron los famosos cigarrillos electrónicos conocidos también como vapeadores y dada su innovación, su uso se ha ido extendiendo por diferentes países.

Vale aclarar la importancia de diferenciar entre los mencionados y los HEETS o IQOS. Éstos últimos se conocen en el mercado como los cigarrillos sin combustión; mientras que a los tradicionales, se refieren como cigarrillos con combustión.

Obesidad infantil, fenómeno cada vez más alarmante.

Por: Hernán Augusto Tena Cortés*

Son muchas las preocupaciones que inquietan a Colombia y el mundo; en la descomposición social que vivimos, es común escuchar hablar de fenómenos sociales que proyectan corrupción, inseguridad, enfermedades, tristeza y otras lúgubres situaciones.

Hoy se tratará un tema de importancia global como es la obesidad infantil, que cada día afecta más a nuestra sociedad colombiana. Pues según estudios de la OMS (organización mundial de la salud), en los últimos cinco años ha tenido un incremento del 18% al 24%. Es importante mencionar que esta condición se genera por el consumo de alimentos altos en carbohidratos (azúcares) y lípidos (grasas) en la dieta diaria, sumado a la inactividad física (sedentarismo) ambas muy caracteristicas en la sociedad actual como consecuencia del uso inadecuado de las tecnologías, las largas jornadas laborales, la disminución en el tiempo para elaborar los alimentos y la poca importancia que se le da al movimiento como coadyuvante en el desarrollo integral del ser humano.

En suma, cabe aclarar que se considera sobre peso cuando se excede entre un 10% y un 20% el peso ideal para la estatura, y si el sobrante es mayor al 20%, se estima obesidad para niños hasta los 10 años, a su vez la obesidad se define como una acumulación excesiva de grasa corporal y tejido adiposo, considerándose obesa a la persona que tenga un porcentaje de grasa mayor al 25% en hombres y 30% en mujeres.

La mayoría de los casos de obesidad o sobre peso se encuentran relacionados principalmente por factores hereditarios, la mal nutrición y el sedentarismo. Dicho fenómeno, se ha convertido en la segunda causa de muerte en el mundo luego del tabaquismo y en un efecto a la salud mental ya que las proporciones que toma el cuerpo, constantemente vulnera a burlas y desprecios en todos los ámbitos, especialmente en el escolar.

Luego de analizar los índices de obesidad y sobre peso, se concluye una falta de conciencia y quizá un desconocimiento alrededor de lo que sería una nutrición infantil adecuada. En ese sentido, se enfatiza en la necesidad de ingerir en su dieta diaria la cantidad de nutrientes necesaria para el normal crecimiento y desarrollo de los niños (proteínas, carbohidratos, vitaminas, minerales y grasas)

El drama de los guatemaltecos infectados de sífilis por EE.UU.

Semana.com

El drama de los guatemaltecos infectados de sífilis por EE.UU.

Los guatemaltecos utilizados como “conejillos de indias” hace 60 años ahora buscan una reparación en los tribunales estadounidenses.

“Fue algo aberrante, algo que nunca me podría haber esperado”, cuenta a BBC Mundo Héctor Bardales, de 88 años, quien fue inoculado con sífilis mientras prestaba servicio militar en su país cuando tenía 19 años.

“Una vez fui al cuartel general y allí me abordaron. Un hombre vestido de blanco, que me iba a poner una inyección y me decía en inglés ‘this is good for you’ (esto es bueno para usted)”, recuerda.

Recuperación del San Juan de Dios: una realidad.

Por: Édgar Ortiz Mora.

Como en el cuento de Gabriel García Márquez “Algo muy grave va a pasar”, la gestión adelantada por el gobierno de la Bogotá Humana, por recuperar el Hospital de San Juan de Dios, ha estado atiborrada con juicios en contra, semejantes a los esgrimidos en torno a otras iniciativas de esta administración, entre otros se ha afirmado: desconocimiento de la estrategia e improvisación, inviabilidad de fondos para la reparación de equipos y recuperación de instalaciones, desconocimiento de la institución que va a administrar la nueva entida

“Curar la vida”, solía decir el gestor y director de la única experiencia de “Puertas abiertas para la locura” realizada en una institución psiquiátrica colombiana, Dr. Héctor Alfredo Cruz Cruz

Por: Arturo Neira Gómez (**)

Médico y Psiquiatra egresado de la Universidad Nacional de Colombia y Psicoterapeuta.
Antes de tenerlo con nosotros en Tunja, trabajó alrededor de ocho años en la Clínica de la Policía Nacional, en el Asilo de Mujeres de Bogotá y en el Hospital Psiquiátrico Julio Manrique de Sibaté.
Como ser humano excepcional, dotado de una amplia cultura y médico especialista, tuvo las condiciones para aprovechar lo percibido en las instituciones donde había laborado (antes de trasladarse a Tunja), para cavilar e ir configurando la idea de un proyecto médico y social que diera trato amable a los pacientes y sus familias. Y la oportunidad se le presentó en 1973 al ser nombrado Director del Hospital Psiquiátrico de Boyacá, cargo que ejerció hasta 1984.

Desde su arribo a la capital del otrora territorio de las mantas para asumir la dirección de esta institución, colocó su empeño en organizar, fundar y dirigir la única experiencia de Puertas Abiertas realizada en Colombia en un hospital psiquiátrico. Fue así como transformó la institución en un lugar de confrontación y cuestionamiento de las posibles causas de las mal llamadas “enfermedades mentales” y del papel del poder médico, la psiquiatría, la psicología, la enfermería y otras disciplinas relacionadas con los tratamientos. Suprimió los electrochoques, las camisas de fuerza, los candados y el encierro; limitó la reclusión y la medicación para casos indispensables, con el uso de procedimientos y psicofármacos menos agresivos; y luchó con su equipo contra la segregación de los pacientes. Redujo costos y gastos innecesarios del Hospital, destinándolos a mejorar la dieta alimenticia (comprobó casos donde la enfermedad era causada por la desnutrición). Abrió amplios debates en instituciones, ciudades y campos sobre el tema de la salud, donde dio la palabra a los pacientes. Convocó a la ciudadanía en defensa del proyecto de Puertas Abiertas contra quienes lo acusaron de comunista, por estar convencido que la sociedad era la principal causante de la locura y por tanto no le era lícito ocultarla sino reconocerla, comprenderla y contribuir a su prevención y curación.

Juego: Realidad y fantasía.

Juego Cultura

Por: Arturo Neira Gómez.

La prehistoria y la historia de la humanidad registran la actividad del juego en sus diversas manifestaciones, acompañando siempre la edificación y organización del hábitat, la comunidad, la sociedad y la diversidad cultural.

Los seres humanos, en medio de la urgencia de prodigarse con su trabajo los medios de vida; de proteger, reproducir, desarrollar y evolucionar, socioeconómica, cultural y políticamente, se han valido de lo placentero, agradable, alegre y esparcivo, para recuperar energías, fortalecerse y estrecharse fraterna y amorosamente.

Páginas