Posconflicto

Las condiciones del posconflicto.

Posconflicto.

Por: Karen Julieth Castro Firigua.

¿Qué requerimientos debe contemplar una estrategia de posconflicto que haga posible la implementación de los acuerdos de paz en Colombia?

Las negociaciones de paz en Colombia están en su recta final, despertando la fe perdida en la paz. Queda por discutir el punto más complejo de la agenda que se refiere a la terminación del conflicto, la cual involucra la verificación, implementación y la refrendación.

La terminación del conflicto armado es un paso fundamental para la construcción de paz en Colombia.

Caja de Herramientas

Por: Yezid García Abello, Concejal de Bogotá por Alianza Verde.

El acuerdo sobre justicia transicional y restaurativa que presentaron los negociadores del gobierno y la guerrilla de las FARC en La Habana el pasado 23 de septiembre, es un paso de gran importancia hacia la terminación del conflicto armado en Colombia.

Sin embargo, es todavía más trascendente el anuncio conjunto hecho por el presidente de la República, Juan Manuel Santos, y el jefe del Estado Mayor de las FARC, Rodrigo Londoño Echeverry (alias “Timoleón Jiménez” o “Timochenko”), de que el acuerdo final se dará en un plazo máximo de 6 meses contados a partir de ese mismo día y que, en no más de dos (2) meses después de esa fecha, esa guerrilla hará dejación definitiva de las armas.

A propósito de la Cátedra de la Paz (II).

Por: Carlos Julio Giraldo Medellín(1).

Si vis pacem para pacem (si quieres la paz, prepárate para la paz)
Johan Galtung,

El lunes 25 de mayo el presidente Santos firmó el decreto 1038 que reglamenta la ley 1732 del 1° de septiembre de 2014, por el cual se crea la cátedra de la paz. Al respecto, el Presidente señaló que “llegó el momento de educar para la paz, de formar para la paz, de enseñar a vivir en paz” y “con este decreto, damos vida a esta Cátedra de la Paz, que nos ayudará a consolidar la nueva Colombia sin guerra, una Colombia con más equidad, una Colombia mejor educada, por la que trabajamos todos los santos días”(2).

Esta es la segunda parte del análisis sobre los retos que implica esa Cátedra para la Paz.

La Educación para la paz

A propósito de la Cátedra de la Paz.

Por: Carlos Julio Giraldo Medellín(1).

Si vis pacem para pacem (si quieres la paz, prepárate para la paz)
Johan Galtung

El pasado lunes 25 de mayo el presidente Santos firmó el decreto 1038 que reglamenta la ley 1732 del 1° de septiembre de 2014, por el cual se crea la cátedra de la paz. Al respecto, el Presidente señaló que “llegó el momento de educar para la paz, de formar para la paz, de enseñar a vivir en paz” y “con este decreto, damos vida a esta Cátedra de la Paz, que nos ayudará a consolidar la nueva Colombia sin guerra, una Colombia con más equidad, una Colombia mejor educada, por la que trabajamos todos los santos días”(2).

Con esta norma, las instituciones educativas tienen plazo hasta el 31 de diciembre para implementar la Cátedra de la Paz y en el caso de los niveles de la básica y media, deberán inscribirla en alguna de las siguientes áreas fundamentales: a) Ciencias Sociales, Historia, Geografía, Constitución Política y Democracia, b) Ciencias Naturales y Educación Ambiental, o c) Educación Ética y en Valores Humanos (art. 3) y los Comités de Convivencia Escolar, definidos en la ley 1620 de 2013, realizarán el respectivo seguimiento (art. 8)

Antioquia: ¡La más minada!

 Javier Sánchez Segura

Por: Javier Sánchez Segura.

No se confunda y asegúrese de leer bien. No se trata de que Antioquia sea la más región más querida y mimada por quienes habitamos este territorio de la esquina de Suramérica. Se trata de una realidad diametralmente distinta. Es la historia de un departamento azotado por la más maldita de todas las cosechas conocidas: la de minas anti persona (MAP) y municiones sin explotar (MUSE) sembradas por los actores armados del prolongado conflicto colombiano. Desde ese punto de vista, y solo desde esa cruel perspectiva, se podría hablar de Antioquia como la más mimada. Y al eslogan que identifica a Antioquia como la más educada, habría que agregar tristemente el de Antioquia como la más minada.

La historia como herramienta vital para la construcción de la paz.

Por: Esteban Morales Estrada.
Historiador

I

En medio de un proceso de paz, las esperanzas de muchos colombianos se ven reanimadas imaginando un futuro mejor para sí mismos y para los suyos. Otros por el contrario hacen una incansable oposición a dicho proceso, basándose en las pantomimas y la demagogia presentes en procesos de paz llevados a cabo por gobiernos anteriores, como el de Andrés Pastrana (1998-2002) y el de Belisario Betancur (1982-1986).

Las dificultades de la paz.

 Nelson David Veloza Alfonso.

Por: Nelson David Veloza Alfonso.
Escuela Superior de Administración Pública- ESAP.

Mientras nuestros senadores y representantes se alistan a elegir en el plano local a sus pequeños escuderos, el país se debate en temas más complejos, temas que a la final podrían matar de una estocada el proceso y la esperanza de paz. La nuestra es una de las sociedades más complejas del mundo, claro no lo es por su estatura social puesto que los de arriba, siempre arriba están y los de abajo acostumbrados a no subir aún están, pero es un tema para un texto largo, quizás en un futuro.

La necesidad de un Gran Acuerdo.

Tomado de: Ola Política
La necesidad de un Gran Acuerdo. Por Horacio Serpa. 2015-01.
Somos muchos los que hablamos de paz, los que queremos que ojalá pronto gobierno y farc logren el convenio por el cual la guerrilla renuncie a la lucha armada y sus integrantes se vinculen a la vida institucional y civil de los colombianos.
OLAPOLITICA.COM

¡Qué los liberen ya!

Alberto Herrera

Por: Alberto Herrera

Después de dos años de iniciadas las conversaciones de paz el secuestro del general Alzate hay que mirarlo desde la óptica de la negociación, ¿Por qué?
Los avances alcanzados en este lapso son notorios, el país lo reconoce, pero no son tema de esta nota. Son la manifestación del interés de las partes que han abordado la reconciliación como su meta y de una nación que la anhela. Los opositores podrán decir que no hay que créeles y esgrimirán razones de peso mostrando la falta de seriedad y las innumerables argucias utilizadas por las Farc por 50 años para sobrevivir y llegar al sitio donde hoy están sentadas.

En Colombia se reciclan las guerras

Guerra Reciclaje

Por: Claudia Castillo

En Colombia algo tiene que cambiar en la solución que le damos al conflicto. Esta es la tesis central que sostiene el último libro de María Teresa Ronderos sobre la historia del paramilitarismo. El seguir utilizando los métodos y remedios que se han usado a través del tiempo en busca de una paz duradera debe ser repensado, porque la guerra en Colombia no es nueva y los viejos rencores tienden a reciclarse una y otra vez, reviviendo las disputas aún no resueltas como la propiedad de la tierra, los derechos campesinos y la participación en política de forma diferente a los estamentos administrativos, además del largo problema con el acceso a la justicia en un país lleno de víctimas.

Páginas