Palestina

Experiencia en Palestina.

Por: Consuelo Ahumada Beltrán

Ir a Cisjordania, en Palestina, y conocer de primera mano las condiciones de la ocupación de este país por parte de Israel es una experiencia tan interesante como conmovedora. Quienes participamos en un viaje de casi dos semanas, organizado por la Embajada palestina, tuvimos la oportunidad de hablar con representantes de organizaciones sociales, trabajadores, artistas, estudiantes, tenderos, personas del común, así como con algunos funcionarios de la Autoridad palestina.

La ocupación es muy dura y sigue indignando a sus habitantes, a pesar de que hayan pasado ya varias décadas desde cuando se inició. En ciudades como Ramallah, Hebrón y Nablus, los puntos de control establecidos por el gobierno sionista entorpecen todas las actividades de la vida diaria de los palestinos, desde ir a trabajar hasta resolver sus problemas mínimos de supervivencia. El cumplimiento de todas estas actividades depende de difíciles procesos de solicitud de permisos especiales que se conceden a discreción del guardia o del funcionario de turno. Comparativamente con otras regiones, los costos del transporte de pasajeros y de productos diversos son altísimos, así como la pérdida de tiempo, como consecuencia de dichos controles. Lo mismo sucede en Jerusalén Oriental y Belén, aunque allí la enorme afluencia de turistas disimula un poco la represión que ejerce el Estado de Israel desde hace más medio siglo sobre el pueblo palestino.

Sin duda, una experiencia muy interesante fue la visita a la Universidad de Birzeit, cerca de Ramallah, considerada una de las universidades más antiguas y prestigiosas del mundo árabe.

Michel Warschawski ¿Una solución alternativa al conflicto Palestino–Israelí?

Por: Esteban Morales Estrada
Historiador

    Europa, y la comunidad internacional, fueron quienes crearon este conflicto. Los europeos decidieron resolver el problema de los supervivientes de la Segunda Guerra Mundial y del genocidio de los judíos de Europa diciendo: “Os damos un Estado, coged las llaves, veinte francos. Tendréis apoyo político, militar, etc.” decidiendo así hacer pagar a los árabes de Palestina por un crimen que les era extraño. Para Europa, fue una forma abyecta de desentenderse, a costa de los demás, de su responsabilidad en el genocidio.(1)
    Michel Warschawski

I

El conflicto Palestino-Israelí y en general las problemáticas del Medio Oriente, siempre están a la orden del día en los titulares del mundo.

Represas abiertas en Gaza.

Gaza

Por: Paola Cervera Quintero.

Entre julio y agosto del año pasado el pueblo palestino fue blanco del ataque israelí en la llamada operación “Borde Protector”. Constantes bombardeos dejaron a su paso la destrucción de 1.200 edificios, daños estructurales en otros 1.000, más de 9.000 heridos y 1.800 personas muertas en la Franja de Gaza. Tras este despiadado ataque los palestinos afectados se han enfrentado a la dura tarea de rehacer sus vidas, de recoger los restos que esta horda destructiva dejó a su paso, reunirse con los seres queridos sobrevivientes y plantear su futuro como región luego de las pérdidas en equipamientos sufridas: destrucción de las escuelas de la ONU para refugiados, del hospital más grande de la zona, de la única central eléctrica de Gaza. Situación insostenible para el pueblo gazatí.

Páginas