Nota ciudadana

Je suis Ordóñez.

Por: Daniel Samper Ospina.

En mi humilde opinión, la única religión que no es absurda es la nuestra, la católica: aquella en que una paloma engendra a dios a través de una mujer que sin embargo no pierde la virginidad. Ahora lo asimilamos sin problemas, aunque para la propia María no haya sido fácil de explicarlo en casa en un primer momento.

LEER COMPLETO

¿Soplan nuevos vientos en Magangué?

Por: Vicente Arcieri.

En el puerto soplan por estos días de enero unas brisas prodigiosas que parece que del río vinieran a aplacar la sofocación que azota al municipio durante casi los 365 días del año.

LEER COMPLETO

Nota: Las opiniones expresadas en los artículos que se publican en esta página no comprometen a Nueva Gaceta. Son responsabilidad exclusiva del autor.

Montaje fotográfico de la historia del festival Internacional de danza folclorica.

Por: James Llanos.

Montaje fotográfico de la historia del festival Internacional de danza folclórica CIOFF No. 13 en la sede de ARTEDAN ubicada en la carrera 8 entre las calles 30 y 31. Las presentaciones grupales en el auditorio del Centro Cultural Lucy Tejada los días 30 de enero, 1, 2 y 3 de febrero. La exhibición podran visitarla durante el mes de febrero, de 3 a 8 pm.

"DECONSTRUCCION IV"

Por: James Llanos

"DECONSTRUCCION IV", obra presentada en el Colombo Americano de Pereira, año 2004 (22 obras hicieron parte de esta muestra) como homenaje y memoria a los hermanos de Armenia en sus primeros 5 años del desastre. Hoy me uno a esta conmemoración aniversaria de sus 20 años del desastre sismico que sacudio al eje cafetero con devastadores resultados en perdidas de vidas, particularmente en la ciudad cuyabra. Toda mi admiración y respeto.

La nueva Guerra Fría y el Pentágono

Por: Michael T. Klare

La planificación militar más trascendental en la Tierra está teniendo lugar en este momento. ¿Quién le presta la menor atención, dado el continuo cambio de guardia en la Casa Blanca, así como los últimos tweets, revelaciones sexuales, e investigaciones de todo tipo? Y sin embargo, cada vez más es como si, gracias a la planificación en curso en el Pentágono, hubiese comenzado una versión de la Guerra Fría del siglo XXI (con nuevas características peligrosas) y casi nadie se ha dado cuenta aún.

En 2006, cuando el Departamento de Defensa explicó su papel en la seguridad del futuro, se daba una sola misión primordial: su “larga guerra” contra el terrorismo internacional. “Con sus aliados y socios, los Estados Unidos debe estar preparado para librar esta guerra en muchos lugares al mismo tiempo y durante una serie de años”, según describía la Revisión Cuadrienal de Defensa del Pentágono ese año. Doce años más tarde, el Pentágono ha anunciado oficialmente que esa ‘larga guerra’ está llegando a su fin, a pesar de que por lo menos siete conflictos de contrainsurgencia todavía están en curso en todo el Gran Oriente Medio y África, y una nueva ‘larga guerra’ ha comenzado, una campaña permanente para contener a China y Rusia en Eurasia.

“La gran competencia por la energía, no el terrorismo, se ha convertido en el principal reto para la seguridad y la prosperidad de Estados Unidos”, afirmó el responsable presupuestario del Pentágono, David Norquist, en la presentación de la solicitud de presupuesto del Pentágono 686 mil millones de dólares en enero. “Es cada vez más evidente que China y Rusia quieren promover un mundo en consonancia con sus valores autoritarios y, en el proceso, sustituir el orden libre y abierto que ha permitido la seguridad global y la prosperidad desde la Segunda Guerra Mundial”.

Por supuesto, hasta que punto el Presidente Trump está comprometido con la preservación de ese “orden libre y abierto” sigue siendo una interrogante dada su determinación de acabar los tratados internacionales y desatar una guerra comercial global.

S.O.S. por la Sierra Nevada de Santa Marta

Por: Amylkar Acosta Medina *

Según el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales -Ideam-, en 1850 Colombia contaba con un área de 349 kilómetros cuadrados de área glaciar y ya para el 2010 solo contaba con 45 kilómetros cuadrados, el 12% (¡!), los cuales en solo 8 años, para el 2018, ya se había reducido a 37 kilómetros cuadrados, que se concentran en dos sierras nevadas: El Cocuy o Güicán y Santa Marta, y cuatro volcanes: Ruiz, Santa Isabel, Tolima y Huila.

Y cada día el ritmo del derretimiento de los casquetes glaciares es mayor a medida que se acentúa el calentamiento global, a tal punto que, según el mismo Ideam, “Santa Isabel podría desaparecer en 10 años aproximadamente, el Nevado del Tolima en el año 2030, la Sierra Nevada de Santa Marta en el 2040 y el Cocuy en el año 2050”. Este sería el último en desaparecer.

Como respuesta a mi llamado de atención, ilustrado con una patética fotografía que muestra el alarmante deshielo de la Sierra Nevada de Santa Marta que, entre otras cosas, no es la excepción sino la regla, un amigo me pregunta qué estamos haciendo y qué hemos hecho, la cual a mi juicio merece una respuesta y aquí va:

Lo primero que hay que hacer es tomar conciencia de esa realidad y de la gravedad de la amenaza del cambio, o mejor dicho, la variabilidad climática.

Anotaciones sobre "nuestro patio trasero"

Repaso a las políticas de EE.UU. en Latinoamérica durante la última década

Por: Mark Weisbrot

Antes de que dimitiera en junio, Thomas Shannon era el número tres en el Departamento de Estado de EEUU, y muy influyente en materia de relaciones internacionales con América Latina y el Caribe. A lo largo de sus casi 35 años de carrera profesional, se ganó la reputación de ser un diplomático sumamente eficaz y un habilidoso negociador. Durante el Gobierno de Bush, Shannon trabajó como subsecretario adjunto de Asuntos del Hemisferio Occidental (el más alto funcionario del Departamento de Estado para América Latina y el Caribe). Fue nombrado embajador en Brasil por el presidente Obama antes de su nombramiento como subsecretario de Estado para Asuntos Políticos, en 2016. Desempeñó sus cargos bajo gobiernos republicanos y demócratas, y estuvo involucrado en situaciones muy polémicas, entre las que se incluye el papel que jugó EEUU en el golpe militar en Honduras en 2009, y en los “golpes parlamentarios” que destituyeron a los presidentes en el Gobierno de Brasil y Paraguay. Shannon estuvo implicado en las tumultuosas relaciones con Venezuela, que fueron deteriorándose progresivamente tras el apoyo de EEUU al breve golpe de Estado contra el presidente Hugo Chávez en 2002. (Shannon fue director de Asuntos Andinos de 2001-2002).
La dimisión de Shannon fue una más entre las muchas que se han producido en el Departamento de Estado durante el Gobierno de Trump, hasta dejarlo mermado y debilitado. En el siguiente texto, Mark Weisbrot imagina cómo asesoraría el embajador Shannon al nuevo secretario de Estado Mike Pompeo, basándose fundamentalmente en el destacado papel que jugó en la política estadounidense en este hemisferio en el siglo XXI.

La carta ilustra la continuidad entre las políticas de los dos Gobiernos anteriores en esta región y las del Gobierno de Trump. A su vez, documenta las diferencias de estilo entre las cualificadas maniobras diplomáticas por parte de cargos como Shannon, y la intervención a muerte y falta de preocupación por la percepción de las mismas por parte de la opinión pública del equipo de Trump. Si bien esta carta pertenece al género de la ficción, los acontecimientos y hechos que se narran en ella están bien documentados, son bastante reales y siguen en proceso.

Macedonia y Grecia vislumbran la salida del laberinto historicista

Por: Marc Casals

El 24 de enero el parlamento de Grecia vota el acuerdo al que el primer ministro Alexis Tsipras llegó con la Antigua República Yugoslava de Macedonia para que esta pase a denominarse Macedonia del Norte, con lo que es posible que se cierre una las disputas más enconadas de los Balcanes contemporáneos. El Acuerdo de Prespa, mediante el que Grecia y Macedonia aspiran a resolver sus diferencias sobre el nombre de la ex república yugoslava, está teniendo un recorrido convulso. En el lado macedonio, el primer ministro Zoran Zaev fracasó a la hora de ratificar el acuerdo en referéndum por no alcanzar la participación suficiente según la Ley, si bien luego consiguió aprobarlo en el parlamento nacional por un estrecho margen de tres votos. Por su parte, Tsipras cuenta con la oposición del 70% de los griegos, ha sufrido la ruptura de su coalición gubernamental, viene de superar in extremis una moción de censura y afronta protestas airadas en las calles de Salónica y Atenas. Si el primer ministro griego consigue sacar adelante la votación y sobreponerse a la furia ciudadana, Macedonia del Norte iniciará su singladura para convertirse en miembro de la OTAN y la Unión Europea, tras dos décadas paralizada por la querencia historicista de los nacionalismos balcánicos.

Los orígenes de la disputa por el nombre de Macedonia se remontan a hace de más de 2.000 años, hasta el apogeo del Reino de Macedonia en la Antigüedad. Su territorio estaba poblado por una amalgama de tribus agrícolas y pastorales aglutinadas por el rey Filipo II, padre de Alejandro Magno. Tras disciplinar el ejército y reafirmar sus conquistas contrayendo hasta seis matrimonios de conveniencia, Filipo II sometió a las ciudades-Estado griegas y transformó Macedonia en la mayor potencia del Mediterráneo. A su muerte –según la hipótesis más popular, apuñalado en la boda de su propia hija por un miembro de la guardia real y antiguo amante– a Filipo le sucedió Alejandro Magno, conquistador del Imperio Persa, cuya ambición y dotes militares extendieron los dominios macedonios hasta la India. Aunque, durante buena parte de la existencia de Macedonia, sus rivales de las ciudades-Estado no la consideraban parte de la civilización griega, el reino experimentó una progresiva helenización y el nacionalismo griego actual reivindica la gloria tanto de Filipo II como de Alejandro Magno.

EMBARAZO EN ADOLESCENTES.

Una situación crítica de Salud Pública en Segovia.

Por: Freiman Gómez T.

Los Objetivos de Desarrollo Sostenible para el Milenio, también denominados como Objetivos Mundiales, en el asunto de Igualdad de Género, consideran importante la prevención de embarazos en la infancia y en la adolescencia y garantizar los derechos sexuales y reproductivos, los cuales deben ser una prioridad para reducir las inequidades y alcanzar la paz y el desarrollo (Semana Andina, Fondo de Población de las Naciones Unidas).

El Fondo de las Naciones Unidas (UNFPA, Colombia), precisa además una ruta integral para disminuir este flagelo que amplía cada vez más las brechas de los adolescentes y jóvenes en su tránsito de escolares a madres prematuras, situación que es más vulnerable con las poblaciones rurales, a raíz de su baja escolaridad, estrato socioeconómico o patrones culturales. (Gráfico adjunto al artículo)

(Imagen adjunta fuente: Cosasdebebes.com)

En el caso de cifras, Colombia no está muy lejana de la cifra que se estima a nivel para el caso global, más del 25% de embarazos adolescentes en el área rural. Las cifras del DANE para el 2017 arrojaron las siguientes precisiones:

Colombia
Embarazos 10-14 años
5.804
Embarazos 15-19 años
126.626

Antioquia
Más de 16.000 embarazos en adolescentes
10-14 años
861
14-19
15.261

Páginas

Suscribirse a Nueva Gaceta RSS

Startup Growth Lite is a free theme, contributed to the Drupal Community by More than Themes.