No a la intolerancia y la agresión

Bogotá, marzo 11 de 2015

Por: UAN de Yezid García Abello, Concejo de Bogotá.

Exigimos a las autoridades que todo el peso de la ley y la censura ciudadana caigan sobre el asesino de “Príncipe”.

La muerte a sangre fría con un disparo, en un área común de un conjunto residencial del norte de Bogotá, posiblemente delante de niños y adolescentes, de la mascota canina Príncipe, debe tener el repudio de toda la ciudadanía. Especialmente, si se tiene en cuenta que en Bogotá está prohibido el porte de armas aún con salvoconducto, que fue con el agravante de que el agresor recorrió un espacio para sacar el arma de un carro, que no hay evidencia en los videos que el perro lo haya atacado y que quien disparó es un deportista que tiene la obligación de ser un referente y un ejemplo para la juventud.

"Argumentos" traídos de los cabellos, como que "un arma es para usarla", sólo refuerzan que este intolerante desadaptado puede cometer otro crimen ante cualquier altercado secundario de los que a diario se presentan entre vecinos.

Exigimos a las autoridades que todo el peso de la ley y la censura ciudadana caigan sobre un individuo que no representa la ciudad de derechos, inclusión y tolerancia que entre todos tratamos de construir.

Nuestro respaldo a la diciente declaración que sobre este hecho hicieron los concejales y concejalas de la bancada animalista del Cabildo capitalino.