INFORME TISA: PUNTA DE LANZA DE UNA NUEVA OFENSIVA DEL CAPITAL