¡Qué el Gobierno y la Fiscalía respondan por la vida de Marcelo Torres!

En la mañana de ayer [3 de octubre] fue detenido Marcelo Torres, ex alcalde de Magangué y dirigente de la Alianza Verde, cuando acudió a la Fiscalía en Bogotá a una citación para rendir versión libre en un proceso sobre falsificación de su firma en documento público, denuncia que él mismo había hecho con anterioridad. Una vez allí, se le notificó de manera sorpresiva la existencia de una orden de captura en su contra, expedida por un juez de San Juan Nepomuceno hace más de un mes. En las horas de la tarde, pese a la solicitud de sus abogados para que explicaran el motivo de su detención y para que legalizaran su captura en Bogotá, se le remitió a Montería, rumbo a Magangué, sin considerar siquiera el alto riesgo de esa determinación, dadas las graves amenazas contra su vida provenientes de sectores mafiosos locales.

Durante la última década, Marcelo ha sido el más firme contradictor de la mafia que controla a Magangué y buena parte de la región Caribe. Su alcaldía, ejercida entre 2012 y 2015, dio pasos firmes para sacar a la ciudad de la postración en la que la tuvieron dichos sectores durante años. Por ello, Marcelo fue objeto de una persecución implacable durante su mandato, y él y su familia recibieron todo tipo de amenazas contra su vida y su seguridad. Una vez terminó su período como alcalde, esta persecución se ha centrado en el ámbito judicial.

El atropello que se está cometiendo contra Marcelo Torres, Secretario General del PTC y dirigente de la Alianza verde, hace parte de la arremetida del Fiscal General de la Nación, representante de Cambio Radical y de su líder Germán Vargas Lleras. Su objetivo es sacar de la contienda política a los sectores democráticos, en especial a la Alianza Verde, Sergio Fajardo y desde hace más tiempo, a Gustavo Petro. Que la Fiscalía haya mostrado tanta negligencia y lentitud en la investigación de los grandes casos de corrupción de los últimos tiempos y, por el contrario, ahora proceda con tanta rapidez, resulta altamente sospechoso. Especialmente, si se tiene en cuenta que ayer estaba agendado un debate sobre la corrupción, que fue aplazado sorpresivamente, donde la senadora Claudia López denunciaría graves hechos de corrupción en la fiscalía. Es una muestra clara de la manipulación de la justicia en aras de intereses políticos, por parte de Cambio Radical, que hoy detenta también la alcaldía de Magangué.

Hoy Marcelo Torres está en Magangué, allí se realizarán audiencias para legalizar su captura e imputar cargos. Este traslado arbitrario impedirá que cuente con sus apoderados para la defensa, como se denunció oportunamente en la Fiscalía General. La detención arbitraria de Marcelo ha despertado la solidaridad de los más diversos sectores políticos y sociales, a los cuales queremos expresar nuestro agradecimiento y reconocimiento. Hacemos un llamado a todos ellos a permanecer en alerta para que se proteja la vida y la integridad de Marcelo, y para que se le garantice el debido proceso, se le permita aclarar su situación judicial, como estamos seguros que lo hará, y recuperar su libertad a la mayor brevedad. Al mismo tiempo, responsabilizamos a la Fiscalía General de la Nación y al Gobierno Nacional por la vida de nuestro máximo dirigente.

Partido de Trabajo de Colombia PTC, integrante de la Alianza Verde.
Comité Ejecutivo Central
Yezid García, Secretario General (e)
Bogotá DC, octubre 4 de 2017