Fútbol

Fútbol, Guerras y Tragedias (el Chapecoense)

Por: Carlos Humberto Llanos.
Profesor en Universidad de Brasilia. Doctor en Ciencias de la computación de la Universidad Federal de Minas Gerais.

Dicen que el fútbol (y cualquier deporte) es sublimación de la guerra, de las pulsiones instintivas, buscando armonizar estas últimas con las solicitaciones sociales, tal como nos dicen los psicoanalistas. Las barras representarían los pueblos, mientras que los atletas serían la alegoría de los guerreros. En este sentido, el fútbol, por ejemplo, sería un producto de la civilización, en donde los instintos agresivos tendrían una salida inocua, desde el punto de vista del conflicto, dejando como efecto colateral emociones más constructivas en el público, en las barras. Pero claro, el proceso puede fallar, tal como lo vemos en las palizas generalizadas que con alguna frecuencia aparecen entre las barras y entre los jugadores, afuera y dentro de los propios estadios.

Páginas