De lo Propio al lo Apropiado.

La más reciente propuesta del artista visual James Llanos, inaugurada el pasado martes 6 de diciembre en la universidad Cooperativa de Colombia sede Pereira. Galería Transitable. Estará exhibida hasta el próximo mes de febrero de 2017.

24 X SEGUNDO

“De lo Propio a lo Apropiado”

(Instalación - happening)

Esta propuesta nace en la premura de mostrar la importancia entre lo inesperado, lo espontáneo e ingenuo, donde la edad es un factor importante, pero lo relacional-social es fundamental.

“Ser original es volver al origen” afirmó Antonio Gaudí, un barcelonés, que planteo a partir de su ingeniosa propuesta plástica y arquitectónica, un mundo creativo y único, lleno de formas y colores, mundos y estados emocionales, que permitieron demostrar que, la profundidad y lo complejo de la creación del artista contemporáneo, la práctica del ser actual, no tiene límites y que éste se halla inmerso en la relación del arte y la naturaleza, con el hombre y el ser mismo.

Esta frase condensa un compendio que permite poner en consideración a la academia de las artes y el diseño, que, en vez de desprenderse del mundo material para re-crear una idea, no es irse para la estratosfera, sino por el contrario, penetrar el pasado, cavar en el conocimiento del pretérito y la investigación, para encontrar respuesta a las dudas y vacíos para construir un presente reflexivo y crítico, que le permita el dialogo con el observador, que es el mejor juez.

24 X Segundo “De lo Propio a lo Apropiado”, es una propuesta que inicia al retomar los dibujos de un niño de 28 meses, que en su diario vivir dedica un par de horas interrumpidas, para sacar de su ingenio e ingenuidad, una serie de garabatos que describen contornos zoomorfos y en otros casos figuras abstractas, construidos a partir de sus encuentros con la televisión y sus propias experiencias, de sus viajes en libros, que contienen especies normales y corrientes (animales depredadores o domésticos simplemente); para Alejandro son motivo de creación y experiencia que lo hacen feliz, sin saber que está sosteniendo un monologo con su propio mundo, por medio de lenguaje no hablado, re-configurando su propio ser. Cuando me apropio de su mundo hallo dibujos, o insumos creativos que los retomo para convertirlos en plantillas, que posteriormente los rellenos en su dintorno, los convierto en Zentangles, en trazos menos libres y más controlados, lo contrario del niño artista; aquí está la cuestión.

Esta propuesta estética, toma las dimensiones que ahora tienen, por su desarrollo posterior a la etapa de Alejandro, luego en su propia escena y montaje, permiten que todas estas fases de la creación, sean hojas de ruta de un solo recorrido, entre lo consiente y lo inconsciente, entre lo propio y lo apropiado, entre lo original y el origen.

“El arte es la organización de presencia compartida entre objetos, imágenes y gente”, pero también “un laboratorio de formas vivas que cualquiera se puede apropiar”. De acuerdo con esta definición, la actividad artística es un juego que precisa de la participación del receptor, no ya para adquirir sentido sino incluso para existir. La obra carece de esencia, no es un objeto, sino más bien una “duración”, el tiempo en que se produce el encuentro.

…Las relaciones de frontera que la ciudad o el entorno doméstico genera esta transformación en la concepción de la actividad artística: “una forma de arte donde la intersubjetividad forma el sustrato y que toma por tema central el estar-juntos, el 'encuentro' entre espectador y obra, la elaboración colectiva del sentido. [...] El arte es un estado de encuentro.”…(N. Bourriaud. 2006)

La representación del ingrediente relacional en la exquisita práctica, revela la altiva necesidad de vivificar el rescate y recuperación de los tejidos mutuos a través del arte en el seno de nuestra sociedad contemporánea. Del encuentro con la ingenuidad y la razón, entre la infancia y la madurez, en este caso, dio como resultado una obra artística, producto de la relación con la naturaleza del ser y el arte en su esencia, una construcción estética, a partir del unirse con el otro, respetando su propia frontera, solo la penetración de la misma, es para aprender y re-inventar.

El ser humano es neófito en cada edad de su vida; cada época tiene excepcionalmente según su madurez y celeridad en la práctica, un resultado bueno o malo.

James Llanos Gómez
Artista visual UTP