CULTURA VIVA PARA LA PAZ Manifiesto de YEZID GARCÍA: Por el derecho a la recreación, la creación, las tradiciones y el patrimonio.

Por: Yezid García Abello

PONGO A CONSIDERACIÓN DEL SECTOR CULTURA, RECREACIÓN Y DEPORTE ESTE DOCUMENTO QUE RECOGE MIS COMPROMISOS Y PROPUESTAS QUE LLEVARÉ AL SENADO DE LA REPÚBLICA.

El sector cultura, recreación y deporte es de alguna manera la cenicienta de las políticas públicas en la nación: Del 100% del Presupuesto General de la Nación tan solo el 0,2% es invertido en este sector. No se entiende, ni se quiere entender, que la garantía de los derechos culturales es la manera más acertada para transformar la sociedad, promoviendo la defensa de los intereses de tipo colectivo que hoy conforman una parte del capital social para la construcción de la paz y la defensa de lo público. Y lo será si lo público se entiende como la democratización del acceso y disfrute de espacios que permitan el desarrollo de procesos de formación, creación y circulación artística para cultivar el espíritu de las comunidades. Entendiendo la importancia de este sector en las transformaciones sociales, la creación y la lucha contra la corrupción presentamos nuestra propuesta en esta materia.

1.Dignidad presupuestal: Es necesario impulsar el apoyo de la bancada del partido Alianza Verde y otros partidos para que el presupuesto que apoye la cultura, el arte, las prácticas culturales y el patrimonio material e inmaterial, se amplié y pase a por lo menos el 1%.

2.Cultura para la vida, cultura viva comunitaria: La cultura es la herramienta más poderosa para la transformación social. Impulsaré desde el Senado que el Decreto 092 y su reglamentación promueva el apoyo del Estado a los procesos, más que a los productos. Buscaremos que la reglamentación del Decreto 092 no excluya a las organizaciones sin ánimo de lucro de carácter social, barrial y comunitario, ni a las agrupaciones que no estén legalmente constituidas, el Estado debe apoyar con un capital semilla a las nuevas organizaciones culturales, artísticas y deportivas. Hay que decirle no a la economía naranja que nos pone a competir en desventaja en el mercado globalizado de la cultura.

3.La Cultura Viva es una política pública que nace de la participación ciudadana. Impulsaremos la construcción de políticas públicas en materia de arte, cultura y patrimonio de manera participativa y efectiva. Los presupuestos y las líneas de inversión deben ser consultados con las bases culturales nacionales, municipales, veredales y barriales.

4.Recuperación de la memoria, generación de procesos de reparación simbólica y reconciliación a través de la re-construcción del tejido artístico, cultural y patrimonial, a través de laboratorios de paz que deben funcionar de manera descentralizada, especialmente en los municipios que no cuentan con infraestructura cultural ni recursos suficientes para impulsar las prácticas artísticas y culturales.

5.Promoción de las nuevas ciudadanías y el respeto por la vida desde los diferentes territorios, permitiendo elaborar procesos diversos y generadores de convivencia. (Cultura para el cuidado del medio ambiente y el respeto hacia los animales, habitantes de calle, raperos, cirqueros, barristas, etc.).

6.Promoción de un proyecto de ley para la profesionalización de artistas, deportistas y cultores a través de procesos de formación con un amplio programa de becas que impartirían las universidades públicas con programas de artes, de manera virtual y presencial; los cupos se entregarán especialmente a artistas, deportistas y cultores de los municipios más afectados por el conflicto, la pobreza y la segregación económica.

7.Fortalecer los programas pedagógicos y artístico-formativos, dirigidos a la primera infancia, implementando un adecuado modelo de articulación entre espacios, currículos y programas de extensión, dentro de la educación formal y los procesos comunitarios, no formales, de formación y creación artística, y de práctica recreativa y deportiva.

8.Promover espacios para el desarrollo de las artes en los diferentes territorios, especialmente en los municipios más afectados por el conflicto, implementando a través de estrategias de inclusión y apertura hacia procesos de formación en los territorios, atendiendo población escolarizada y no escolarizada, aprovechando de manera real, cultural, financiera y socialmente sostenible e incluyente la capacidad instalada de los equipamientos culturales existentes y promoviendo la generación de nuevos escenarios. Es de esta manera como se propone que la ley del espectáculo público, no solo beneficie a las ciudades, sino que este impuesto se distribuya a nivel nacional.

9.Implementar centros de enseñanza de las artes y el deporte, como espacios de creación artística y de enseñanza de las tradiciones culturales de cada territorio y de fomento del deporte de alto rendimiento como estrategias prioritarias en los municipios afectados por el conflicto armado, el abandono del Estado y el conflicto económico.

10. Reformular los Sistemas de Participación de Arte, Cultura, Patrimonio y Recreación, Deporte y Actividad Física, convirtiéndolos en mecanismos incidentes en términos de gobernanza cultural.