Breves comentarios sobre la corrupción en el mundo(1)

Corrupcion

Por: Genaldo Rodriguez Barbosa.

La corrupción, fenómeno mundial más acentuado en algunos países y gobiernos, está conectada por los nexos existentes entre el capitalismo y la política que invariablemente conducen a la violencia, la explotación, la guerra y la muerte.

La expropiación, el saqueo, el desplazamiento han sido instrumentos que han utilizado las élites, grupos minoritarios que usufructúan el poder desde el mismo momento de su apropiación o de su conquista y se afianzaron en el mismo, apoyándose en la fuerza militar que ha sido su soporte incondicional para mantener privilegios, conservar en el poder, ampliar la fronteras de sus grandes extensiones de tierra, realizar negocios y contratos leoninos. Por medio de estas actividades se han entregado las riquezas mineras, energéticas, productos agrícolas, pecuarios y soberanía a través de concesiones y figuras contractuales amañadas con la participación de profesionales inescrupulosos que han propiciado la legalización de estos actos de expropiación y apropiación con la complicidad tácita de Gobiernos, congresistas, Cortes, militares, funcionarios, jueces, curas y prelados, todos ellos incondicionales defensores y aliados o serviles de las grandes multinacionales de la industria extractiva, del capital financiero, industriales y en general del capital privado.

La expropiación, la explotación y el saqueo de la tierra y los recursos se explican por la voracidad del capital multinacional y el enriquecimiento de los ostentadores del poder y sus aliados, quienes en coaliciones de conveniencia mutua se sirven unos a otros para el saqueo y depredación de sus riquezas naturales como el carbón, el petróleo, el níquel, el oro, la plata y hoy los metales radioactivos y estratégicos que el mundo moderno demanda para los nuevos instrumentos tecnológicos que se ponen en el mercado, sin importarles la destrucción de bosques y selvas, contaminación y destrucción de nacimiento de fuentes de agua (ríos, quebradas, lagunas, páramos, lagos, mares y océanos) con elementos tóxicos, deforestación, extracción de metales preciosos y minerales en general, el avasallamiento de comunidades y su exterminio o desplazamiento. Todo porque los políticos, los sistemas de gobierno y estructuras, nacionales e internacionales se han puesto al servicio de los potentados, de los ricos de las grandes empresas saqueadoras de la riqueza, de los productos y ahora se vienen apropiando de grandes extensiones de tierra en los campos y de bancos de tierra en los conglomerados urbanos.

Entonces la corrupción ha sido mas nociva y destructora para la humanidad que otras perversidades que han afectado al mundo como el narcotráfico, las guerras estratégicas –frías, del petróleo, de las etnias , de la discriminación racial y religiosa– o la incursión en algunos Estados de grupos alzados en armas, ya que la corrupción se ha enquistado en todos los órdenes, sociedades, instituciones, desde la cúspide de la pirámide hasta su base, cercenando posibilidades de lograr sociedades menos segregadas y más igualitarias. Ello se interpone en el intento de disminuir índices de miseria y de pobreza así como la implementación de programas sociales de salud, educación, vivienda, servicios públicos y recreación. Solo se han esmerado en reproducir las condiciones de pobreza y explotación que permiten prolongar y mantener el statu quo de los que se han privilegiado del poder de los estados y de las grandes fortunas de particulares y de organizaciones nacionales y supranacionales que pretender eternizar las condiciones de privilegio vigentes desde hace ya largo tiempo, oponiéndose a la transformación, al avance de la democracia y al mejoramiento de las condiciones sociales. Estas lacras son más notorias sobre todo en los países que han sufrido este flagelo y estas inequidades y desigualdades que han direccionado a estas sociedades al sometimiento, la explotación, el atraso, el intercambio desigual y el usufructo del poder por élites con condiciones de privilegio en alianza o al servicio del capital multinacional industrial, financiero, agrario.

La comunidad Internacional y los pueblos del mundo que sufren este flagelo deberían iniciar una cruzada mundial con las naciones y las organizaciones democráticas identificadas con la necesidad de practicar y combatir en una lucha frontal contra la corrupción en el mundo a los estados gobiernos, empresarios, organizaciones criminales y toda organización pública o privada que incite o realice prácticas corruptas, a las cuales se les debe combatir efectivamente, librar a la sociedad del mundo de este azote y condenar las prácticas y las personas y organizaciones que se les pruebe estar al servicio o practiquen actos de corrupción.

En lo político, se debe impedir la elección a corporaciones públicas, organismos estatales, ejecutivos judiciales, legislativos, organismos de Control, a personajes con algún vínculo o sospecha de haber estado ligados a actos de corrupción. En lo privado, se debe castigar y condenar a los capitales nacionales o multinacionales creados o acumulados mediante prácticas deshonestas y corruptas, con la expropiación de sus riquezas mal habidas retirarlos de los registros y las licencias obtenidas para el ejercicio de profesiones y/o de explotación industrial. Es decir condenándolos al ostracismo que es en últimas el trato que merecen los corruptos.

GENALDO RODRIGUEZ BARBOSA
Colaborador

(1) Imágenes tomadas de Google.