Así avanzó Magangué sin el dominio de 'La gata'.

El Tiempo

Así avanzó Magangué sin el dominio de 'La gata'.

Después de más de 10 años de un dominio casi que absoluto tanto en lo público como en lo privado de la poderosa familia liderada por Enilce López, en Magangué, la segunda ciudad del departamento de Bolívar, lentamente un panorama distinto empieza a asomarse en este puerto fluvial que tiene cerca de 200 mil habitantes.

Para nadie es un secreto que durante muchos años en esta población no se movía una hoja sino tenía la aprobación de ‘La señora’, el otro remoquete que tenía ‘La gata’ en esa población.

Y si era en épocas prelectorales, mucho más. “Aquí corrían ríos de billetes. De Cartagena y Sincelejo llegaban políticos, veedores, periodistas y muchos avivatos en busca del dinero contante y sonante que se repartían”, dijo un comerciante del centro del pueblo.

Buena parte del cambio que apenas empieza a notarse se debe al dirigente de izquierda y reconocido directivo del Moir, Marcelo Torres, quien, en su tercer intento, logró arrebatarle el dominio político al poderoso clan.

“Que no se piense que ya todo está impoluto, aquí todavía hay mucho rezago de la anterior ‘dictadura’, pero también es cierto que ya esto está cambiando, ahora se puede denunciar, se puede escribir sin temor en los medios de comunicación en contra de la gestión oficial y, lo más importante, ya hay gente que dice sin temor que lo peor que le pudo pasar a Magangué fueron esos nefastos años”, dice el alcalde Marcelo Torres.

Julio Vásquez, vendedor ambulante, afirma que ya en cualquier esquina se puede hablar mal de ‘La gata’, algo que antes era impensable.

Pero cuando el alcalde Torres habla de que aún el terreno está ‘minado’ por el anterior sistema se refiere a la cantidad de vecinos que aún añoran el pasado, como los que afirman que la única persona que socorría a los más pobres cuando necesitaban ayuda inmediata era ‘doña Enilce’.

“Cuando llegaba el invierno y había cientos de damnificados, ella misma sacaba plata para la gasolina de las motobombas para las medicinas y para la comida, ahora nos coge un invierno como esos y nos morimos un poco”, dice Alfredo Salgado, sentado en un restaurante de la zona de La Albarrada.

Balance oficial

Torres, quien tiene la facultad de estar o parecer sereno todo el tiempo, explica, a su modo, la simbiosis por la que atraviesa Magangué.

“En este pueblo hay una verdadera sublevación civil contra un sistema basado en el miedo, la intimidación y el dinero de la corrupción. Pero ahora resulta que quieren ponerle palos en la rueda del tren del cambio con un argumento macondiano: los mismos que dejaron al Municipio en las más lamentables condiciones están en una campaña de descrédito diciendo que no hemos avanzado nada en materia de vivienda, agua potable, salud y en cuantas cosas se les ocurra”, señala.

Y para darle fuerza a su argumento de que sí se ha avanzado en estos últimos cuatro años, el actual mandatario de Magangué acude a las cifras que dio durante la reciente rendición de cuentas.

Según Torres, tras casi 10 años de permanecer bajo la Ley 550, en un Acuerdo de Reestructuración de Pasivos y con una deuda cercana a los 53 mil millones de pesos, la realidad financiera del municipio de Magangué era deprimente.

“Mi labor consistió en renegociar esa millonaria deuda, aumentar los recaudos y liberar importantes recursos que antes iban al bolsillo de los acreedores y con los cuales, especialmente en los dos últimos años, se ejecutaron obras a la vista de todos”, indicó.

Y siguió: “Con la renegociación de la deuda pudimos empezar a realizar inversiones de alguna importancia que durante el 2012 y aún la mayor parte del 2013 no había sido posible realizar. De tal manera que en 2013 invertimos casi 322 millones y ya para 2014 un poco más de mil 125 millones de pesos”, aseguró.

Torres sostuvo, de igual modo, que encontró un municipio descertificado en vivienda de interés social: “hay unos planes de ola invernal para los damnificados y los desplazados pero de esas 800 mil viviendas que el gobierno anunció para aliviar el déficit de vivienda en Colombia, en Magangué no se puede participar ni en una sola”.

Según el Alcalde, uno de los puntos fuertes de este gobierno, son los notables avances en la transformación de la calidad educativa. “Gracias a las estrategias implementadas por la actual Administración Municipal, Magangué pasó de ser un municipio con discretos resultados académicos a ocupar los primeros puestos a nivel nacional en las Pruebas Saber”, dijo.

Los detractores de Torres, dicen, sin embargo, que su ‘Talón de Aquiles’ fue haberse rodeado de personas que no dieron la talla en las diferentes secretarías.

“Muchos de los funcionarios de confianza de Marcelo Torres no dieron la talla, porque se dedicaron a hacer lo mismo que se venía haciendo con anterioridad en el municipio”, dijo un habitante.

Candente época prelectoral

Cada vez que se acerca un periodo electoral los ojos de la nación se trasladan inmediatamente hacia el puerto de Magangué, gracias al gran poder que ha demostrado en los últimos años el clan que lidera la empresaria del chance, Enilce ‘La gata’ López.
Pero en esta oportunidad, el ambiente que se vive ha cambiado en un buen porcentaje con respecto a elecciones pasadas.

“El ambiente está más calmado y el debate ha ganado en seriedad. No se siente como antes la bulla que producía el dinero que rodaba de esquina en esquina, y ya los que militaban en el grupo de ‘La señora’ se han dispersado en varias campañas”, afirma un periodista de la población.

Según el comerciante Alberto López, la mancha que dejó el clan de la empresaria del chance en Magangué es tan grande, que prácticamente es imposible no encontrar una persona, en el mundo político, que tenga o haya tenido alguna relación con este movimiento.

Y pone como ejemplo que en las dos candidaturas más fuertes para llegar a la Alcaldía, la de Alfredo Posada y la de Pedro Alí, tienen apoyos que en el pasado tuvieron relación con el grupo de ‘La gata’.

“A Alfredo Posada lo acompaña su pariente Javier Posada, exsecretario de Educación de Bolívar y comprometido con una grabación que lo hizo salir de ese cargo; y Pedro Alí tiene como acompañante a Arcesio Pérez, exalcalde de Magangué por el grupo de ‘La señora’, y eso ¿qué significa?”, sostuvo el comerciante.

A Pedro Alí también lo respalda Karem Cure, actual representante a la Cámara y exesposa de Giovanni Meza, el contendor del grupo de ‘La gata’ que derrotó Marcelo Torres en las pasadas elecciones.

Incluso, el que aparece como candidato de la cuerda del actual Alcalde, el exrector de la Universidad del Atlántico, Ubaldo Meza, también tiene un apoyo que en el pasado estuvo cercano al grupo felino, pues se asegura que la actual concejal, Mónica Marsiglia, quien acompañó a la hermana de ‘La gata’, la diputada Emilia López, lo acompaña en esta oportunidad.

Así las cosas, y con otros dos candidatos en contienda, Lus Estela Sierra ‘La chachi’, y Nilo Guerra, en esta oportunidad no se ve tan claro el nombre de la persona que sucederá a Marcelo Guerra, pues las fuerzas están divididas.

Y, a lo contrario de otras elecciones, la Misión de Observación Electoral (MOE) no tiene en esta oportunidad a Magangué en el primer puesto como municipio en riesgo para estas elecciones, Algo se ha avanzado.

Redacción Cartagena

Fuente: eltiempo.com