Augusto Ramirez.

Sobre amores modernos y machos dolidos.

Por: Augusto Ramirez.

Hay algo que algunos hombres aún no entienden respecto a la liberación de la mujer, por lo cuál aún no hacen duelo y que los pone rabiosos. Algo que es capaz de hacer que el más progresista termine escribiendo un gimoteo romántico, en el reaccionario sentido del término. Se trata del derecho supremo de la mujer a disponer de su cuerpo cómo le venga la real gana, con quién le venga en gana y en el preciso momento en que le de la gana.

El ejercicio de este derecho lleva a la necesidad de construir nuevas formas de concebir el amor, llegándose a abolir requisitos como el de exclusividad, asunto que es exigido comúnmente como condición para establecer una relación afectiva “normal”.

Páginas