Archivo

  1. PARA USAR BIEN EL TIEMPO EN LA EMERGENCIA

    (Una pausa en el agite de la cuarentena).

    Por: Arturo Villarreal Echeona

    Todos habrán experimentado en estos días la dificultad para hacer rendir el tiempo, a pesar de la cuarentena, que nos exime de las rutinas laborales. Eso es debido principalmente a la urgencia de mantenerse actualizado sobre los distintos aspectos de la epidemia emergente, sobretodo las recomendaciones terapéuticas, sanitarias y convivenciales Pero también la necesidad de información más general, que permita tener el criterio y el comportamiento más conveniente y ajustado a las circunstancias.

  2. Un nuevo informe de la CEPR muestra que la OEA "tergiversó datos y pruebas" en su informe final de auditoría para justificar las acusaciones de fraude electoral en Bolivia

    Washington, DC - Un nuevo e importante estudio del Centro de Investigación Económica y Política (CEPR) examina las fallas del "Informe Final" de la auditoría de la Organización de Estados Americanos (OEA) sobre los resultados de las elecciones de octubre en Bolivia y muestra que los autores de ese informe tergiversaron los datos y las pruebas en un aparente intento de apoyar las anteriores afirmaciones de la OEA sobre manipulación intencional por parte de las antiguas autoridades electorales de Bolivia. El documento del CEPR sigue a un reciente y muy publicitado análisis estadístico de los resultados de las elecciones de Bolivia realizado por Jack Williams y John Curiel, dos investigadores a los que el CEPR había encargado y que trabajan con el Laboratorio de Datos y Ciencias Electorales del MIT.

  3. Ciclo de conferencias: Bioética Global. (aplazado)

    Invitadísimos a este ciclo de conferencias orientadas por nuestro importante colaborador de Nueva Gaceta en Medellín, el profesor Carlos Eduardo Sierra Cuartas. ¡No se lo pierdan!

    Ciencia para la soberanía, la Paz y la democracia.

  4. Colombia frente a la ONU: entre la transgresión y el ridículo

    Por: Consuelo Ahumada

    Si hubiera que describir en pocas palabras la proyección internacional de la política de Iván Duque en año y medio de su mandato, habría que destacar dos rasgos. El primero, su disputa permanente, cuando no franco enfrentamiento, con las Naciones Unidas y sus agencias en Colombia, en especial en cuanto a los derechos humanos y la implementación del Acuerdo Final con las antiguas FARC. El segundo, el esmero con el que el Presidente acoge las imposiciones de Trump y le reitera una y otra vez, mediante acciones y palabras, su disposición a convertirse en su aliado principal en una región tan convulsionada como América Latina.

  5. DE ZONAS DE INTELIGENCIA EN COLOMBIA: ¿EN DÓNDE ESTÁN?

    Carlos Eduardo de Jesús Sierra Cuartas
    Magister en Educación Superior, Pontificia Universidad Javeriana
    Profesor Asociado con Tenencia del Cargo, Universidad Nacional de Colombia

    ¿Será acaso una exageración afirmar que el mundo actual parece estar gobernado por la tontería? Y no solo a gran escala, de gobiernos de países, potencias y corporaciones. De entrada, cabe descartar este temor si tomamos en consideración una excelente definición brindada por el historiador Carlo Cipolla para lo que es la estupidez, empleada por él para el análisis de diversos episodios de la Historia. En efecto, Cipolla clasifica las interacciones entre los seres humanos, sea entre individuos, sea entre colectivos sociales, con la ayuda de un diagrama cartesiano bidimensional, con sus cuatro cuadrantes.

  6. LA PAZ DE COLOMBIA, EL PACIFISMO Y LA NO-VIOLENCIA PARA LA EMANCIPACIÓN

    Por: Mauricio Vargas González.

    La lucha por la Paz, la soberanía y la democracia en Colombia es pacífica y no-violenta o no lo es. La violencia en Colombia es reaccionaria y sirve a los intereses más oscuros: mafia, narcotráfico, combos, corrupción, politiquería y a la explotación de la naturaleza y de los seres humanos más cruel y descarnada. Este es un país supremamente violento, es si no el más, uno de los más violentos de América Latina o de Sur América. Y vemos como ese flagelo ha impedido precisamente los cambios que en nuestro continente se han denominado como Los Vientos del Sur.

  7. Una interpretación sobre la actualidad de la novela Manuela y lo que nos dicen sus animales

    Texto presentado en la Universidad Nacional - Maestría en Estudios Literarios

    Por: Absalón Cabrera*

    El siguiente ensayo versa sobre los animales que aparecen en la novela Manuela de Eugenio Díaz (1858), en la que, sin lugar a dudas, el autor parece aprovechar literariamente sus características en forma metafórica para hablar sobre la sociedad que se ambienta. Sin olvidar lo que algunos teóricos han denominado como una novela de costumbres, el uso metafórico de los animales suscita la reflexión en cuanto a la intención satírico-reflexiva del autor. Unos chiribicos que comienzan una historia, que impiden el descanso de un viajero en una posada de mal abrigo; un marrano que comienza una revolución, y que pone en apuros a un pueblo que se siente preso por el manejo inescrupuloso de las instituciones por parte de algunos dirigentes; micos que se salvan de ser atacados por el hombre gracias a tener rasgos parecidos al ser humano; entre muchas otras metáforas de animales que usa el autor y llevan a pensar que hay una intención literaria para su uso, pero ¿cuál es esa intención y cómo contribuye el uso literario de los animales para articular la trama con el ambiente social que transmite la novela? Y también, ¿a qué reflexión invita el uso de esta variedad de animales como reflejo de la sociedad?

    La intuición que me lleva a escribir estas líneas es que hay una sátira social en el uso de los animales como recurso literario, pero ¿en qué consiste? Y también, ¿qué nos dicen del autor y sus intenciones narrativas? Para dar desarrollo a estas cuestiones comenzaré con un análisis de la relación entre las características del animal y su semejanza con los personajes de la novela. Intentaré indagar en cómo a través de una comparación literal el autor va acercando al lector a lo que quiere dejar patente.

    Los chiribicos, para entender el malestar

    Para comenzar debo precisar que la novela Manuela se enmarca en un momento de la historia de Colombia en la que existe un interés académico y literario por el fortalecimiento de una cultura literaria propia, comienzos del siglo XIX. En dicha época empiezan a proliferar artículos en prosa que se destacaban por hablar de las costumbres regionales, modos de vida, ambientes y aspectos tradicionales de la vida colombiana. La novela en cuestión recoge esta tradición denominada costumbrista con una particularidad, el uso de los animales como metáfora para hablar de lo que desde su perspectiva se está presentando en el ámbito social y político.

Startup Growth Lite is a free theme, contributed to the Drupal Community by More than Themes.