Archivo

  1. A 50 años de la fundación del MOIR como proyecto sindical: algunas precisiones históricas

    Por: Jorge Alberto Morales Agudelo
    Historiador, Miembro del Centro de Historia de Itagüí.

    1. Introducción

    El Movimiento Obrero Independiente y Revolucionario (MOIR) surgió inicialmente como una organización sindical y no como un partido político de la izquierda dentro del amplio espectro maoísta colombiano. Su nacimiento se remonta al mes de septiembre de 1969, exactamente hace cincuenta años, y su vida como germen de una nueva federación sindical independiente de las ya existentes, apenas duró seis meses. Luego de fracasado el proyecto a nivel sindical, un matiz del movimiento, liderado por Francisco Mosquera (1941-1994) conserva el nombre que ya era conocido por la clase obrera colombiana, además de parecerse al del Movimiento Obrero Estudiantil y Campesino (MOEC), grupo guerrillero del cual procedían Mosquera y sus seguidores. En el municipio de Cachipay, Cundinamarca, en octubre de 1970 se reúnen estos para darle forma al nuevo partido político.

    Este artículo no pretende ser una síntesis de lo ya trabajado sobre el maoísmo y en particular de los orígenes del MOIR, sino un aporte descriptivo que intenta cubrir un periodo corto, poco conocido en detalle a juzgar por los aportes del historiador José Abelardo Díaz Jaramillo en un interesante artículo sacado de su tesis de maestría. El mencionado autor, dedica poco espacio a la fundación del MOIR, y por el contrario un buen espacio a la transición de Mosquera del liberalismo a la izquierda maoísta. Dice de la disolución de esa agrupación: “El MOIR sufrió tensiones internas que se tradujeron en la separación de algunas agrupaciones sindicales y personas que habían participado inicialmente del proceso de unidad”(1) . La separación sucedió después de un debate a fondo sobre la coyuntura electoral de 1970 y una determinación de los partidarios de Mosquera de realizar el Paro Nacional Patriótico en la semana siguiente al fraude en las elecciones presidenciales del mencionado año, a manera de protesta contra la oligarquía liberal-conservadora inspiradora del Frente Nacional y como muestra de solidaridad con las masas populares engañadas.

    Por otro lado, Mauricio Archila(2), en otro artículo clásico sobre el maoísmo en Colombia, muestra, como lo afirma Esteban Morales(3) , su crítica personal, prejuiciosa y simplista al matiz maoísta representado por el MOIR, considerándolo anti intelectual, sin conocimiento profundo de la formación de los cuadros políticos que aceptaron la política moirista de los pies descalzos y que se destacaron en la cátedra universitaria, la ciencia, el periodismo, la literatura y la economía.

  2. La OEA ayudó a llevar a Bolivia a la crisis y posibilitó un golpe militar

    Por: Kevin Cashman

    El 10 de noviembre, el presidente boliviano Evo Morales fue derrocado en un golpe militar. Las protestas cada vez más violentas que pedían la salida de Morales habían sacudido el país durante tres semanas, después de las disputadas elecciones presidenciales. Las fuerzas policiales de las principales ciudades se declararon en motín, lo que provocó un caos aún mayor. Finalmente, el alto mando militar insistió en que Morales renunciara. Lo hizo y luego, ante amenazas de muerte, huyó a México, donde el gobierno de Andrés Manuel Lopéz Obrador le ofreció asilo.

    La Organización de Estados Americanos (OEA), con sede en Washington, cuyo lema es "democracia para la paz, la seguridad y el desarrollo", desempeñó un papel importante al desencadenar la cadena de acontecimientos que rápidamente llevó al derrocamiento de Morales.

    Pero, primero, un poco de historia.

    En 2017, el Tribunal Constitucional Plurinacional electo de Bolivia dictaminó que los límites de los mandatos violaban un acuerdo internacional en el que el país era parte, allanando el camino para que Morales se presentara a la reelección a pesar de haber perdido por poco un referéndum sobre el tema en 2016. El secretario general de la OEA, Luis Almagro, declaró a principios de este año que "[l]a afirmación de que Evo Morales no puede participar es absolutamente discriminatoria si se tiene en cuenta a otros presidentes que han participado en procesos electorales en virtud de un fallo judicial". Dado que la OEA a menudo sirve como observador electoral, los comentarios de Almagro fueron vistos ampliamente como un respaldo a la legalidad de la candidatura de Morales a la reelección. Esto fue para consternación de los legisladores de la oposición y otros que se oponen a la abolición de los límites de la legislatura y que trataron de presionar al gobierno de Trump para que se opusiera a la reelección de Morales.

    Fue con la validación de Almagro que el Movimiento por el Socialismo (MAS) de Morales se acercó a las elecciones generales del país el 20 de octubre, e invitó a la OEA -que había dado forma al diseño del sistema electoral boliviano- a observarlo. La elección contaría con dos métodos para contar los votos: un recuento rápido y un recuento oficial. El conteo rápido, o TREP (Transmisión de Resultados Electorales Preliminares), proporciona resultados preliminares, no legalmente vinculantes en la noche de las elecciones. La OEA ha recomendado o ayudado a implementar este tipo de sistemas en varios países de América Latina, incluyendo Bolivia, que ha utilizado un conteo rápido en varias elecciones anteriores.

  3. ANDANTE 11


    HACER VISIBLE LO INVISIBLE *


    Nana Rodríguez Romero **

    Lenguaje y poesía, lenguaje e imagen, lenguaje y naturaleza, poesía y brevedad son parejas que caminan y leo en estos dos poemas de María del Pilar Paramero. En la presentación de su libro Estallido, en la ciudad de Tunja, el maestro Enrique Medina Flórez dijo que sus versos son como “el rito primitivo de la voz y del idioma”. “Venado blanco” y “El samán y las garzas” son poemas cortos, cercanos al haiku por la sencillez del lenguaje, el ritmo y los silencios. El ritual entre la naturaleza y la mirada de la poeta, mediante una especie de alquimia, puede acercarnos a esos instantes íntimos en que la palabra surge y se detiene para mostrar una imagen casi sagrada de la comunión entre algunos elementos de la naturaleza: la lluvia, la hierba, el venado de cascos azules y la estrella. Su poesía parece un pequeño milagro de la vida, un regalo para quienes han aprendido el arte de mirar y sentir en la cotidianidad de la montaña, del páramo o entre las líneas de un poema.

    En medio de la gran avalancha de poesía urbana –con versos sobre el ruido y la soledad, a través del intimismo y la exaltación del ego- y de los registros de la memoria de este país -con sus episodios de violencia y muerte-, encontrar estos dos poemas breves es gratificante. Leerlos es como volver a Basho y a la tradición de oriente despojada de artificios literarios, centrada en un instante eterno, semejante a una pintura de trazos en movimiento. Ambos están constituidos por imágenes quizá primitivas, nostálgicas y por animales que habitan el altiplano andino y se hallan en riesgo de extinción, como tantos otros, debido a la acción del hombre, el mayor depredador conocido.

  4. ANDANTE 12

        EL ALMA DEL HACEDOR *
        Arturo Neira Gómez **

    Sobre los evidentes o hipotéticos motivos de la escogencia del lugar y tipo de construcción (infancia y trópico, mitos y leyendas, viajes y refugio), se erige otro, muy fuerte: la personalidad de quién soñó e idealizó esta casa.

    Veamos. Concepción del mundo y de la vida similar pero distinta (por tratarse de un artista), al pensamiento campesino de las tierras de vertiente cálida andina de la primera mitad del siglo XX. Develemos destellos del espíritu del hacedor. Espacios abiertos y elementos alegres mirando al cielo y al horizonte. Techos altos, ventanales grandes y corredores exteriores amplios, en madera labrada con sencillez, rodeando la sólida estructura en adobe y tapia pisada.

    Si observamos con detenimiento la fotografía o la imaginamos, estos elementos forman con el entorno (jardín, empedrado y vegetación), una sola e indisoluble unidad. El balcón más grande que pueda tener casa alguna. Hay razón para exagerar, pues se desliza al campo y, en reciprocidad, la naturaleza sube por las escaleras e invade con su luz, brisa, aromas y sombras los pasillos y salones. La noción justa de casa: la casa lo es todo; no son sólo sus paredes, cubierta, alcobas, salones…, sino la conjunción indisoluble del adentro y del afuera.

    En definitiva, he ahí, en esta construcción, asomos del alma del hacedor.

        MÁS QUE UN SECRETO *
        Arturo Neira Gómez **

    A los niños les reveló el secreto: “… En las ramas y en la fronda de los árboles, / las orquídeas y el gorjeo de los pájaros, / cumplen la misión de adornar e iluminar los cielos.” (Fragmento del poema Un álamo, En la Noche, 2014, página 61).