Archivo

  1. Obesidad infantil, fenómeno cada vez más alarmante.

    Por: Hernán Augusto Tena Cortés*

    Son muchas las preocupaciones que inquietan a Colombia y el mundo; en la descomposición social que vivimos, es común escuchar hablar de fenómenos sociales que proyectan corrupción, inseguridad, enfermedades, tristeza y otras lúgubres situaciones.

    Hoy se tratará un tema de importancia global como es la obesidad infantil, que cada día afecta más a nuestra sociedad colombiana. Pues según estudios de la OMS (organización mundial de la salud), en los últimos cinco años ha tenido un incremento del 18% al 24%. Es importante mencionar que esta condición se genera por el consumo de alimentos altos en carbohidratos (azúcares) y lípidos (grasas) en la dieta diaria, sumado a la inactividad física (sedentarismo) ambas muy caracteristicas en la sociedad actual como consecuencia del uso inadecuado de las tecnologías, las largas jornadas laborales, la disminución en el tiempo para elaborar los alimentos y la poca importancia que se le da al movimiento como coadyuvante en el desarrollo integral del ser humano.

    En suma, cabe aclarar que se considera sobre peso cuando se excede entre un 10% y un 20% el peso ideal para la estatura, y si el sobrante es mayor al 20%, se estima obesidad para niños hasta los 10 años, a su vez la obesidad se define como una acumulación excesiva de grasa corporal y tejido adiposo, considerándose obesa a la persona que tenga un porcentaje de grasa mayor al 25% en hombres y 30% en mujeres.

    La mayoría de los casos de obesidad o sobre peso se encuentran relacionados principalmente por factores hereditarios, la mal nutrición y el sedentarismo. Dicho fenómeno, se ha convertido en la segunda causa de muerte en el mundo luego del tabaquismo y en un efecto a la salud mental ya que las proporciones que toma el cuerpo, constantemente vulnera a burlas y desprecios en todos los ámbitos, especialmente en el escolar.

    Luego de analizar los índices de obesidad y sobre peso, se concluye una falta de conciencia y quizá un desconocimiento alrededor de lo que sería una nutrición infantil adecuada. En ese sentido, se enfatiza en la necesidad de ingerir en su dieta diaria la cantidad de nutrientes necesaria para el normal crecimiento y desarrollo de los niños (proteínas, carbohidratos, vitaminas, minerales y grasas)

  2. EL SÍNODO AMAZÓNICO: UNA VISIÓN HOLÍSTICA DE LA CRISIS DE CIVILIZACIÓN

    Por: Carlos Eduardo de Jesús Sierra Cuartas
    Magister en Educación Superior, Pontificia Universidad Javeriana
    Profesor Asociado con Tenencia del Cargo, Universidad Nacional de Colombia

    En varios de sus lúcidos y primorosos libros, como en El mundo y sus demonios, el inolvidable Carl Edward Sagan estableció que estamos inmersos en una crisis civilizatoria global desde hace varias décadas, al punto que estamos en medio de una nueva era oscurantista que, en el mejor de los casos, durará no menos de un siglo. Y eso si orientamos nuestros esfuerzos de cara a su superación con el fin de evitar que colapse lo mejor de la ciencia y la alta cultura. Ahora bien, semejante crisis, como bien cabe imaginar, incluye una preocupante dimensión ecológica, puesto que, para el año 2030, se ve venir el colapso de muchos ecosistemas, lo cual significa que el planeta no podrá sostener el actual nivel de población, máxime que el polo norte se está desplazando, circunstancia que implicaría un desajuste dramático del clima mundial, pues, mientras que, por ejemplo, Norteamérica podría quedar como un gran desierto, Europa pasaría a tener un clima ártico. Y no son éstas las únicas megaamenazas que podría enfrentar esta civilización, puesto que Stephen Hawking, el célebre científico, analizó otras amenazas cósmicas, al punto de recomendar que la humanidad salga de la Tierra y se establezca en otros mundos habida cuenta de que, a su juicio, resulta inevitable un apocalipsis inminente.

    Lo realmente preocupante y, de paso, enojoso en extremo a propósito de dicho desplazamiento del polo norte estriba en sus causas, antropogénicas como las que más. En concreto, se atribuye esto a hechos como la intensa extracción de agua subterránea en la India para satisfacer las necesidades de una población bastante numerosa y el ritmo de construcción intensa y desmedida que la China viene acometiendo hacia las últimas décadas. En otras palabras, hechos como estos implican la redistribución de la masa de la Tierra, lo cual ha derivado en el desplazamiento de marras. A raíz de esto, la preocupación presente ha conducido a plantear soluciones de hondo calado, las que incluyen la construcción de nuevas ciudades, sobre todo en Suramérica, denominadas como ciudades contrapeso, cuya finalidad radica en tratar de recobrar el equilibrio perdido con la redistribución de la masa terrestre a causa del frenesí desarrollista de India y China. Además, con motivo de esta idea de las ciudades contrapeso, se espera que, en un futuro más bien cercano, haya un desplazamiento de población hacia Chile de unos treinta millones de personas. Y, claro está, no se trata tan solo de Chile.

  3. Manifestantes anti austeridad en Ecuador ganan algunas concesiones, pero es poco probable que eviten más disturbios o represión.

    Por: Mark Weisbrot

    El lunes, el gobierno de Ecuador llegó a un acuerdo con los líderes de las protestas que han sacudido el país durante las últimas dos semanas. El acuerdo, que incluyó a la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (CONAIE), es un repliegue para el gobierno del presidente Lenín Moreno y una victoria para los manifestantes.

    Las multitudes jubilosas salieron a las calles, cantando en celebración. Pero el acuerdo no resuelve los problemas subyacentes. Es poco probable que Moreno termine el año y medio restante de su mandato presidencial sin que se repitan los graves disturbios.

    Las protestas comenzaron después de que el gobierno pusiera fin a los subsidios al combustible y comenzaron con una huelga de transporte que bloqueó las carreteras. Siguieron grandes manifestaciones estudiantiles y protestas vecinales, y los enfrentamientos con las fuerzas de seguridad fueron comunes. Decenas de miles, y posiblemente cientos de miles, de personas participaron.

    Fueron masivamente disruptivas, y la respuesta del gobierno fue feroz. Las fuerzas de seguridad mataron al menos a siete personas, arrestaron a unas 1.000 e hirieron a un número similar. Moreno había declarado un "estado de excepción", un toque de queda que comenzaba a las 8 p.m., y aún así tuvo que huir de la capital, trasladándola temporalmente de Quito a la ciudad portuaria de Guayaquil.

    Amnistía Internacional ha exigido "el cese inmediato de la dura represión de las manifestaciones, incluidas las detenciones masivas, y la investigación rápida, independiente e imparcial de todas las denuncias de detenciones arbitrarias, uso excesivo de la fuerza, tortura y otros malos tratos". El nivel de represión policial conmocionó a muchos en un país donde las fuerzas de seguridad no son conocidas, tanto como en otras partes de la región, por el uso excesivo de la fuerza.

  4. ANDANTE 9

    Una noche cualquiera, él descubrió que después de los maltratos, cuando se abalanzaba encima para desahogar su ira erótica, al cabo de sus impulsos animales, ella sonreía de pacer, dichosa. Como para un sicólogo. En todo caso, ella trocó el dolor en placer, con un procedimiento muy sencillo:

    Cerrar los ojos e imaginar lo que deseaba. Pero no soñaba con el galán de la tele, ni el cantante de moda, sino más bien con aquellos humildes, que con sorna y un deseo sincero, le guiñaban el ojo entre-dormido: el panadero que le fiaba, el vendedor de líchigo, el cartonero de los ojos azules legañosos.

    Sin embargo, una noche, el marido la mató. No por celos, sino simplemente porque ella no quiso abrir los ojos cuando él se lo ordenó.

    El resto de su vida, él fue infeliz y solo.

    Ella, en cambio, murió en medio de un placer indescriptible.

    Desde la ventana del tranvía puedo observar cómo arrastran el cadáver de Roa Sierra cual costal de escombros hacia la Plaza de Bolívar los del grupo que va a la cabeza de la multitud enardecida entre gritos y risas pero me bajo asustado y corro con la montonera de gente hasta que los de adelante frenan de repente porque al mirar hacia arriba vemos que unas llamas gigantescas están consumiendo el Palacio de Justicia y nos dispersamos todos por las calles aledañas huyendo de un piquete de caballería que se nos viene encima poco a poco en cámara lenta al son de la quinta sinfonía de Beethoven por eso trato de llevar el ritmo corriendo por la doce hacia la décima y donde suenan los últimos acordes me subo a un bus “dietético” pero cuando voy a pagar el pasaje me doy cuenta de que el conductor es un amigo mío asesinado por eso le pregunto hermano acaso usted no está muerto pero no me contesta sino que sigue conduciendo la ruta del bus va por la décima hasta la 27 sur entonces aturdido me siento en la banca de atrás y en seguida se sube un hombre más flaco que un perro callejero y tan pálido que podría ser la misma muerte con sólo tres dientes y su cara inmensa de tristeza y amargura empuñando un instrumento musical fabricado con un pedazo de cartón y un vidrio esmerilado nos canta un popurrí de vallenatos célebres porque según él dice no quiere más violencia en este país pero no se da cuenta que la tiene pintada en la cara el hombre recibe sus monedas y se baja ya vamos acercándonos a la calle 27 sur donde hay un enorme trancón ocasionado por un operativo del ejército y como ya estoy cerca de la casa donde vivo decido bajarme.

  5. De la caída del imperio a un mundo multipolar

    Por: Mateo Villamill Valencia

    James Martín Cypher, profesor emérito de la Universidad Estatal de California en Fresno, hace un recorrido por lo que plantea como las tres etapas de la economía del sueño americano en su capítulo “Las burbujas del siglo XXI: ¿El fin del sueño americano?”, en un volumen editado por Theotonio Dos Santos en 2012, titulado “Estados Unidos más allá de la crisis”. Para ello utiliza la aproximación gramsciana de las dos dimensiones de la hegemonía: el consentimiento y la coerción (9) . Según Cypher (2012) el poder militar, la segunda parte de la ecuación gramsciana de la hegemonía, ha sido sobresaliente en los intentos de la élite americana por mantener el poder.

    Es importante en esta fórmula de consentimiento-coerción el hecho de que la industria militar ha significado siempre la existencia de puestos de trabajo bien pagados por un lado y la generación de tasas de ganancia inmejorables por el otro. Sin embargo, la salud de dicha hegemonía se ha ido viendo afectada por la menguante solidez del apoyo social al sector. La desindustrialización creciente y la crisis hizo que entre 2007 y 2010 el 55% de la fuerza de trabajo perdiera su empleo, parte de su salario o parte de las horas trabajadas (2012: 322-326). Además, el derrame tecnológico de la industria militar ha puesto al sueño americano, basado en una economía de guerra permanente, a temblar (10)

    Además, la clase obrera americana no es, dice Cypher, una clase por sí y para sí. Es decir, la conciencia de pertenecer a una clase intrínsecamente opuesta al capital no se ha desarrollado y en EEUU es posible que las mayorías sociales apoyen la abolición, por ejemplo, del impuesto de sucesiones (herencias), que finalmente se eliminó en 2010 y que para entonces sólo afectaba al 0,24% de la población, aquella que acumulaba riquezas superiores a los 3.5 millones USD de la época (2012: 320). La fantasía de una riqueza potencial, imaginaria, que puede llegar si el ciudadano común hace fortuna en el mercado libre, ha hecho pensar al norteamericano corriente que sería injusto que sus herederos tengan que pagar por acceder a los bienes que éste deje si eventualmente se hace rico.

  6. ANDANTE 8

    Programa emitido en 1994 con motivo del aniversario 20 de desaparición del escritor. La voz elocuente de Holguín cobró toda calidez y logró efecto alucinante, con la lectura del poema SOL:

      “Mi amigo el sol bajó a la aldea / a repartir su alegría entre todos, / bajó a la aldea y en todas las casas / entró y alegró los rostros.// Avivó las miradas de los hombres / y prendió sonrisas en sus labios, / y las mujeres enhebraban hilos de luz en sus dedos / y los niños decían palabras doradas.// El sol se fue a los campos / y los árboles rebrillaban y uno a uno / se rumoraban su alegría recóndita. / Y eran de oro las aves. // Un joven labrador miró el azul del cielo / y lo sintió caer entre su pecho. / El sol, mi amigo, vino sin tardanza / y principió a ayudar al labriego.// Habían pasado los nublados días, / y el sol se puso a laborar el trigo. / Y el bosque era sonoro. Y en la atmósfera / palpitaba la luz como abeja de ritmo. // El sol se fue sin esperar adioses / y todos sabían que volvería a ayudarlos, / a repartir su calor y su alegría / y a poner mano fuerte en el trabajo. // Todos sabían que comerían el pan bueno / del sol, y beberían el sol en el jugo / de las frutas rojas, y reirían el sol generoso, / y que el sol ardería en sus venas. // Y pensaron: el sol es nuestro, nuestro sol, / nuestro padre, nuestro compañero / que viene a nosotros como un simple obrero. / Y se durmieron con un sol en sus sueños. // Si yo cantara mi país un día, / mi amigo el sol vendría a ayudarme / con el viento dorado de los días inmensos / y el antiguo rumor de los árboles. // Pero ahora el sol está muy lejos, lejos de mi silencio y de mi mano, / el sol está en la aldea y alegra las espigas / y trabaja hombro a hombro con los hombres del campo. ///”

    Nuestro escritor es AURELIO ARTURO. Desconocido para muchos lectores e incluso para miembros de algunos círculos literarios en formación (en 1994). Dado el impacto de la impecable lectura y la ignorancia sobre su creador, visita a la Biblioteca Departamental Eduardo Torres Quintero del hoy extinto Instituto de Cultura y Bellas Artes de Boyacá “ICBA”. Allí, su obra, editada por Colcultura: un magnífico pequeño libro titulado Morada al sur y otros poemas. Disfrute de su lectura y relectura. Y se decide dedicarle la siguiente entrega de la revista El Colibrí libador de la palabra.