Archivo

  1. SONRÍO NO SE NECESITA

    Por: JAIME VARGAS RAMÍREZ
    Mayo 20 de 2019
    Rionegro Antioquia

    Una polvareda se ha levantado en Rionegro por la intención del alcalde de modificar el actual sistema de transporte urbano público por medio de la creación de una empresa llamada SONRÍO, nombre que se le dio al nuevo sistema de transporte integrado del municipio que se piensa implementar. Los transportadores se han dividido al respecto, unos han accedido a firmar un acuerdo con la administración y otros están dispuestos a dar la pelea contra la nueva modalidad del transporte. Pero no solo el descontento se palpa en Rionegro, también se da en municipios aledaños ya que la implementación de Sonrío implicaría que vehículos de transporte intermunicipal no puedan entrar al centro de la ciudad, perjudicando en forma grave, tanto a transportadores, como a usuarios.

    Llevo poco tiempo viviendo en Rionegro, y la verdad, me gusta su transporte público, pues no encuentro, como en otras ciudades, sobrecupo, inseguridad, guerra del centavo, incomodidad o contaminación. Es decir, la problemática caracterizada por los estudiosos del tema, como son: tiempo de viaje, seguridad, comodidad, confiabilidad y tarifa, no existen como impactos negativos sobre los usuarios.

    Quizá pueda haber un problema de sobre oferta el algunas rutas y operación inadecuadas, que tendrían solución sin necesidad de cambiar lo que hay por un nuevo sistema, que acarrearía, como ya está ocurriendo, un largo y costoso conflicto social en el Oriente Antioqueño por cuenta del capricho de un alcalde que va de salida.

  2. Pensamiento Negativo, Marcuse y el Magisterio Colombiano. Una tentativa unificadora

    Por: Esteban Morales Estrada
    Historiador y docente.

    I

    En el año 2018 surgió en la ciudad de Medellín ennegativo ediciones(1) , apuesta que pretende traernos traducciones al español de textos inéditos o raros en nuestro medio, de una serie de pensadores vitales para intentar enfrentar el colosal y casi irreversible avance del capitalismo actual, caracterizado como un sistema irracional y explotador. Y es que lejos de un lenguaje positivo, propio de los libros de autoayuda y los famosos cursos de coaching, que hacen que el sujeto construya una imagen deformada del mundo, donde él es el culpable de su destino, la tradición marxista (posiblemente la más sólida crítica al capitalismo con la que contamos), nos enseña que es el mundo, en un nivel estructural, el que va de mal en peor. He ahí la reivindicación que se hace de lo negativo como posibilidad de ver más allá y transitar o recorrer otro sendero, teniendo presente que este no es plano, homogéneo y mucho menos tranquilo. Lo peor que nos podría pasar sería dejar de insistir en nadar contra la corriente y normalizar, naturalizar y aceptar sumisamente esta realidad, lo que es obviamente un camino más fácil para el sujeto y para el opresivo sistema.

    Sin embargo, la acción o las posibilidades políticas son cada vez más limitadas, dada la apoliticidad y disminución de la clase trabajadora directa, cuando no su plena inserción en el sistema capitalista y su defensa de dichos valores y dinámicas. No es descabellada aquella expresión de que en Colombia cada vez hay menos industria y menos sindicatos. Imperan los servicios y la banca frente a la producción directa de forma cada vez más apabullante y visible.

    Pero la lucha estratégica o por lo menos la tentativa de esta batalla contra la imperturbable adaptabilidad capitalista, quizá el más importante distintivo de su sobrevivencia y permanencia como sistema, no se hace lanzando piedras, ni dejando de tomar Coca-Cola, acciones que no hacen mella alguna y que nos dejan falsamente satisfechos. Las hazañas por ahora deben ser teóricas, retomando la idea allthusseriana de que la filosofía es un campo de batalla, donde se pueden entender los problemas y sacar algunas referencias para enfrentarse a los mismos. De ahí la importancia de la reivindicación de los más importantes teóricos del marxismo, labor que ennegativo está llevando a cabo de manera admirable, y que da como fruto la publicación del texto Escritos sobre dialéctica y marxismo de Herbert Marcuse(II) , filósofo alemán perteneciente a la llamada primera generación de la Escuela de Frankfurt, y cuyo texto El Hombre Unidimensional es bastante conocido como radiografía de la sociedad norteamericana después de las inhumanas y destructivas guerras mundiales. Aprovechemos entonces este espacio para recordar su pensamiento a 40 años de su muerte en 1979, resaltando algunos aspectos de su ensayo El marxismo y la nueva humanidad: una revolución inacabada incluido en el texto de la editorial reseñada.

  3. POSITIVA LA INTROMISIÓN DEL GRINGO EN EL PAÍS

    Por: Marcelo Torres
    La Picota, 10 de mayo de 2019

    Me parece positiva la abierta intromisión gringa que se viene ejecutando en Colombia y cuya más reciente manifestación es el retiro de visas a magistrados colombianos.

    Positiva: porque podría poner en el centro de la atención pública la intromisión gringa en la vida nacional, cosa que dista mucho de ser asunto característico de las primeras planas, titulares o temas recurrentes de los grandes medios colombianos. Debate que sería enormemente saludable, cuanto más generalizado, mejor.

    Positiva: porque tanto la presión ejercida sobre las Cortes Constitucional y Suprema, como la descarada intromisión del embajador Whitaker sobre el Congreso, revelan sin confusión o duda alguna, con toda claridad, la inadmisible intrusión gringa en los asuntos del país. Dejan al descubierto, sin posibilidad de disimular su fondo, que el gobierno gringo también es partidario de deformar o imponer regresivas enmiendas a los acuerdos de paz. Cuanto más asimilen amplios sectores del país esta acción inaceptable de Estados Unidos quien se proclama “salvador de la democracia”, como lo propala respecto de Venezuela en medio de extendida credulidad inducida por el complejo mediático internacional progringo, más terreno se habrá ganado para las luchas democráticas en curso.

    Positiva: porque deja al gobierno en el lugar que le corresponde por su actitud y políticas concretas frente a Estados Unidos: como un gobierno sumiso, servil, que se desvive por satisfacer los mandatos de Washington pero ni por asomo defiende la soberanía colombiana ni los intereses del pueblo. El uribismo ha instaurado el gobierno de los yesmen por antonomasia cuya divisa es “mi presidente Trump”. Pero en definitiva, el fallo del pueblo no dejará impune esta afrenta a la soberanía y al interés colombiano.

  4. Sobre la filosofía y el pensamiento burgués.

    Por: Mauricio Vargas.

    La filosofía burguesa es una importante institución del pensamiento humano. Algunos incluyen los clásicos griegos, romanos o egipcios dentro de este acervo ideológico. Toda vez que fueron grandes civilizaciones, el imperio egipcio duró 3000 años, por ejemplo.

    Aunque fueron Estados y sociedades esclavistas, lograron un importante desarrollo en el comercio y en el campo de la producción intelectual. Dos obras literarias fundamentales de estos periodos son La Odisea y Las mil y una noches. Estas novelas esbozan ya un prematuro pensamiento proto-burgues, la incipiente racionalidad de la élite, ciudadanos, amos y esclavistas. El alma de estas novelas gravita en torno al individuo, a su preeminencia por encima de las fuerzas de la naturaleza; los poderes; las comunidades; los destinos; la primacía de la razón sobre la pasión; la importancia ética de la renuncia y el sacrificio para alcanzar metas y no perderse en el camino.

    Sin embargo es con el Renacimiento donde esta corriente adquiere una definición real, donde adquiere una dimensión política e histórica concreta que le dieron su carácter de clase, toda vez que sus doctrinas asumen un compromiso: rebelión contra la opresión.

    El descubrimiento de América fue el episodio épico definitivo que marcaría el rumbo de la humanidad hacia la razón y hacia el capitalismo, dejando atrás la superstición y la monarquía feudal.

    Con la Primera y Segunda Guerra Mundial, el pensamiento europeo se encuentra de frente con el lado oscuro de su consciencia: la explotación del hombre por el hombre, el imperialismo, el genocidio, la guerra, la muerte en masa. Además, registran como este ideario, que una vez fue anti-autoritario, ilustrado, humanista y filantrópico, terminó degenerando en un positivismo castrado de reflexión teórica, en un pensamiento prisionero por la primacía de los hechos vulgares (medibles, cuantificables, repetibles, etc)

  5. ¿A quién benefician los encapuchados en las protestas?

    Por *Julián De Zuburía

      Los encapuchados no representan a los estudiantes universitarios. Sin embargo, rectores, profesores y alumnos no han respondido con suficientes mecanismos para aislarlos. El pedagogo Julián De Zubiría propone algunas estrategias para la defensa de las universidades oficiales.

    Las protestas son justas y necesarias en una democracia si son masivas, argumentadas y pacíficas. En este sentido, hay que reconocer que los estudiantes nos dieron, entre octubre y diciembre del año anterior, una gran lección al garantizar que se cumpliera a cabalidad con esas condiciones en las gigantescas manifestaciones que convocaron en defensa de la educación oficial.

    Los estudiantes crearon mecanismos excepcionales de protección de la fuerza pública y expulsaron a los encapuchados de sus marchas. Lograron, de esta manera, establecer un estilo de protesta más creativo, simbólico y masivo. Por eso, por primera vez, la población respaldó masivamente sus luchas.

    Los diversos sondeos de opinión señalaron que entre un 92 y un 94 por ciento de los colombianos estábamos de acuerdo, ya que consideramos justas sus causas y muy bien argumentados sus motivos. Bastaba ver un debate televisivo para darnos cuenta de que estábamos ante la presencia de un movimiento estudiantil más maduro, reflexivo y propositivo que el que habíamos encontrando en las décadas anteriores.

    La consecuencia inmediata de esas protestas estudiantiles las conoce la nación: por primera vez en la historia, se sentaron a dialogar y a resolver los problemas educativos el equipo del Ministerio de Educación (MEN), los profesores y los líderes de estudiantes. Al final, el gobierno cedió a las presiones y se comprometió a transferir 5,9 billones adicionales para la educación superior y la ciencia, algo que marcará un hito en la defensa de la educación oficial del país. Las próximas generaciones tendrán que agradecerles por su lucha.

    Sin embargo, fueron diferentes las imágenes que nos mostraron los medios masivos de comunicación del paro nacional realizado el pasado 25 de abril. Allí vimos grupúsculos aislados de estudiantes lanzando piedras a un pequeño grupo de policías arrinconados en la Plaza de Bolívar y otros pintando las paredes y la puerta de la catedral. En total no eran más de 50 jóvenes, pero ellos sembraron el caos e impidieron que los oradores se expresaran ante unas 10.000 personas que se aglutinaban para protestar contra el Plan de Desarrollo.

    Los encapuchados no representan a los estudiantes, ni defienden los intereses de las universidades públicas. Nunca han generado ningún impacto positivo para la educación; por el contrario, sus refriegas con la fuerza pública han conducido al cierre de las universidades oficiales, a la pérdida de servicios complementarios y a la detención de algunos de los estudiantes que observan un grotesco espectáculo en el que un pequeñísimo grupo de estudiantes lanza piedras y “papas bomba” a la fuerza pública, mientras que otros observan el enfrentamiento como si se tratara de un juego rutinario.

    Un país que ha convivido con las masacres, las desapariciones y los desplazados, es probable que, por tradición, se haya acostumbrado a las pedreas en sus universidades oficiales. No obstante, no hay que olvidar que en ellas se tendrían que lanzar ideas, hipótesis, investigaciones y propuestas, ¡y no explosivos! Absolutamente todas tendrían que ser territorios de paz, de diálogo y de rechazo a la violencia, venga de donde venga. El pensamiento crítico y la formación de mejores ciudadanos, dos de las prioridades actuales de formación en las universidades, son la antítesis de las pedreas entre estudiantes y fuerza pública.

  6. En la primavera del 28A: not today

    Por: Rocío Segura

    Han pasado ya varios días tras el 28A y si algo se puede afirmar de la reflexión y conclusiones que nos arrojan los resultados electorales, son básicamente dos premisas:

    La primera es que se consolida un sistema multipartidista acabando con el bipartidismo como eje central de la política española, que suma un 45,5% de los votos frente al 55,7% de 2016. Por primera vez los dos partidos tradicionales obtienen menos de la mitad de los votos, algo que aun así no se traduce en escaños debido al sistema electoral que continúa funcionando en beneficio del bipartidismo.

    Esto es una noticia buena para España. Cualquier país que se preste a ser democrático entiende que los equilibrios en el Gobierno permiten ejercer más control entre unos y otros, exigen más necesidad de llegar a acuerdos y, en definitiva, aumenta la capacidad de que gobierne el sentido común.

    A pesar de esto hay gente en el Partido Socialista que se empeña en no asumir los nuevos tiempos insistiendo en conformar Gobiernos en solitario, primando la clásica estrategia de anteponer la conquista y mantenimiento del poder por encima del proyecto político, hipotecando la construcción de un futuro progresista a su ambición particular.

    El PSOE (como en GOT), quiere ser la reina Cersei, capaz de pactar en cada momento con quien sea, hacer lo que tenga que hacer por tal de mantenerse en el Trono, incluso si para ello debe permitir que los caminantes blancos arrasen con todo. Y esto nos lleva directamente a la segunda premisa.

    Esta es que la participación del electorado, activado por el voto del miedo, ha conseguido frenar el avance de la extrema derecha en nuestro país. Pero, al mismo tiempo, ha iniciado una nueva etapa en la que el escenario dibujado de bloques permite a la derecha de Ciudadanos, Partido Popular y Vox irrumpir en el Congreso con una fuerza de 149 escaños frente a los 123 que ha conseguido obtener el Partido Socialista y los 42 de Unidas Podemos. Unos bloques que se sitúan muy a la par en cuanto al número de diputados que los componen y que demuestra que se han salvado los muebles del bloque progresista pero por los pelos.

  7. Un recorrido por las elecciones de España

    Por: Manuel Guillermo Jaimes Roa

    El 15 de mayo de 2011, diferentes personas, de distintas edades y expresiones políticas, empezaron de forma un tanto espontánea a llegar y acampar en las principales plazas de las ciudades de España. Respondían al llamado de indignarse con la situación de crisis económica que se imponía como resultado de las malas decisiones políticas. Y así, aquellas plazas se convirtieron en auténticas ágoras en donde se reflexionaba sobre la situación del país y las posibles alternativas.

    Ese mismo año 2011, en noviembre, tendrían lugar en medio de las movilizaciones populares las elecciones generales que debían dar como resultado un nuevo gobierno. Y así fue, pero el resultado fue que el PP (Partido Popular, de derecha) ganó y con mayoría absoluta las elecciones. Obtuvo 186 escaños, es decir 36 más que en las anteriores. Por su parte, el Psoe obtuvo 110 diputados, es decir 59 escaños menos. A su vez, los otros partidos que participaron en aquella contienda aumentaron su representación. Pero hasta ahí, todo normal. El análisis consistía en que el Psoe había sufrido un duro golpe en las urnas como resultado de su mala gestión en el gobierno frente a la crisis económica que sacudía Europa. Nadie parecía ver con precisión los cambios que se aproximaban.

    Uno de los principales actores de ese cambio nació en el 2014. Podemos, partido que en gran parte heredó su fuerza y su discurso político del deseo de cambio que se había expresado en las plazas. Así el partido recién nacido se presentó a las elecciones europeas y sorprendió al ganar 5 escaños. El panorama político en España comenzaba a cambiar.

  8. El Macizo colombiano en grave riesgo

    Por: Fernando Guerra Rincón
    Investigador del Centro de Investigaciones del Pacífico (CEMPA)
    Universidad del Valle

    El macizo colombiano es un territorio de 4.8 millones de hectáreas, el 4.3% de toda el área continental de Colombia, un bioma fundamental de gran importancia para el desarrollo nacional por los servicios eco sistémicos que brinda. Fue declarado por la Unesco en 1967, como Reserva de la Biosfera Constelación Cinturón Andino.

    La convergencia orográfica, fisiogeográfica y la presencia de grandes extensiones de ecosistemas naturales, bosque subandino, andino, alto andino, páramo y nieves perpetuas, generan condiciones especiales que favorecen la regulación hídrica y el mantenimiento de una alta riqueza biológica, paisajística y cultural.

    Los sistemas de páramos que allí se encuentran, el Puracé y el Sotará, tienen una enorme capacidad de almacenamiento de agua, de recarga de acuíferos, de captura de carbono atmosférico y son el nacimiento, en la cima de los Andes, de las cordilleras Occidental y Central que hacen de útero generoso de donde brotan las grandes arterias fluviales del país: Magdalena, Cauca, Patía, Caquetá y el Putumayo que alimentan los océanos Atlántico y Pacifico y el rio Amazonas, formando la intricada e indisoluble malla de los biomas andinos, pacífico y amazónico.

    Esas arterias fluviales se ordenan en seis zonas hidrográficas claves: Alto Magdalena, Cauca, Saldaña, Caquetá, Putumayo y Patía. Las tres primeras corresponden a las macro cuenca Magdalena-Cauca, las dos siguientes a la macro cuenca del Amazonas y la última a la macro cuenca Pacífico.

  9. Razón, mito y deseo. Adquirir la lógica –dialéctica- y liberar el placer.

    Por: Mauricio Vargas González.

    Cuando el mono empezó a transformarse en hombre mediante el trabajo -La transformación de la materia para satisfacer sus necesidades- empezó este a representarse el mundo. Símbolos y toda clase de hallazgos arqueológicos nos permiten observar como pensaba el hombre en los albores de nuestra especie: seres fantásticos, magia, relatos imposibles.

    El hombre se identificaba con su entorno, con los fenómenos naturales y en general con el universo, se atribuía almas de animales, de árboles, le asignaba a las cosas la propiedad del sujeto –consciencia, pensamiento, voluntad-. Los procesos naturales como el crecimiento de las plantas eran representados mediante dioses con personalidad y finalidad propia. Era un mundo donde no teníamos el control, los Dioses lo eran todo…

    Cuando el hombre declaró en la Edad Clásica que el Ser es, marcó un hito dentro de la aventura del pensamiento humano. Lo fundamental es que el hombre por primera vez supo separar la idea del objeto antes confundidas en el tótem. Esta invención de la lógica –aristotélica- mediante el uso de silogismos, juicios, afirmaciones y negaciones y el descubrimiento del ‘ser absoluto’ platónico constituyen nada menos que la fundación de la razón.

    Una lógica que sirve para distinguir, delimitar y relacionar los objetos, formas, cualidades, sustancias. Una herramienta muy útil por cierto para el que el señor esclavista pudiera administrar sus negocios, esclavos y recursos sin tener que estar presente en la inmediatez del tiempo o en el espacio de sus dominios.

    La lógica representa el inicio de toda civilización, toda vez que permite despejar el camino… para escapar del sacrificio sagrado, de los chivos expiatorios, del dogma, de toda falsedad. Rompe con la satisfacción de la inmediatez –sensualismo, existencialismo -o de las trascendencia –teología- para exigirle a la mente el reto del pensar, de la reflexión, la metáfora, pero también del plan, de la posibilidad, de la acción, de la transformación, del futuro ‘auto-generado’ –lo diametralmente opuesto al destino- Es decir, más que nada, la lógica invita a la negación…

  10. Sanciones económicas como castigo colectivo: El caso de Venezuela

    Universidad de Columbia. CEPR

    CENTER FOR ECONOMIC AND POLICY RESEARCH

    Por Mark Weisbrot y Jeffrey Sachs*

    Mayo 2019

    Índice

    Resumen ejecutivo
    Introducción
    Las sanciones de agosto de 2017
    Sanciones en 2019
    El impacto de las sanciones en la vida humana y la salud
    La ilegalidad y la intención de las sanciones económicas unilaterales
    Depresión, hiperinflación y sanciones: Bloqueando la recuperación económica
    Referencias

    Resumen ejecutivo

    Este estudio analiza algunos de los impactos más importantes de las sanciones económicas impuestas a Venezuela por el Gobierno de EEUU desde agosto de 2017; y encuentra que la mayor parte del impacto de estas sanciones no se ha producido en el Gobierno, sino en la población civil.

    Las sanciones redujeron la ingesta calórica de la población, aumentaron las enfermedades y la mortalidad (tanto para adultos como para menores) y desplazaron a millones de venezolanos que huyeron del país como producto del empeoramiento de la depresión económica y la hiperinflación. Las sanciones agudizaron la crisis económica de Venezuela e hicieron casi imposible estabilizar la economía, lo que contribuyó aún más a un mayor número de muertes. Todos estos impactos perjudicaron de manera desproporcionada a los venezolanos más pobres y más vulnerables.

    Incluso más severas y destructivas que las amplias sanciones económicas de agosto de 2017 fueron las sanciones impuestas por una orden ejecutiva el 28 de enero de 2019 y las órdenes ejecutivas posteriores de este año; junto con el reconocimiento de un Gobierno paralelo, que, como se muestra a continuación, creó un nuevo conjunto de sanciones financieras y comerciales que son incluso más asfixiantes que las propias órdenes ejecutivas.

    Encontramos que las sanciones han infligido, y progresivamente infligen, daños muy graves a la vida y la salud humanas, incluidas más de 40 000 muertes entre 2017 y 2018; y que estas sanciones encajarían
    en la definición de castigo colectivo de la población civil, tal como se describe en las convenciones internacionales de Ginebra y La Haya, de las cuales Estados Unidos es signatario. Estas sanciones también son ilegales según el derecho internacional y los tratados que ha firmado EEUU, y parecería ser que también violan la legislación estadounidense.

    Las sanciones de agosto de 2017

    Las sanciones de agosto de 2017 prohibieron al Gobierno venezolano pedir préstamos en los mercados financieros de Estados Unidos. Esto evitó que el Gobierno pudiera reestructurar su deuda externa, ya que cualquier reestructuración de deuda requiere la emisión de nuevos bonos a cambio de la deuda existente. Por lo tanto, estas sanciones impidieron que la economía se recuperara de una profunda recesión que ya había cobrado un alto precio a la población, la que junto con la economía era más vulnerable a estas sanciones y a las que siguieron como consecuencia de la crisis económica.

    El PIB real ya había disminuido en aproximadamente un 24.7% desde 2013 hasta 2016, y la inflación de precios al consumidor de enero a agosto de 2017 estaba aproximadamente entre el 758% y 1350% a una tasa anual.

  11. Globalización, Paz y jóvenes.

    Por: Mauricio Vargas.

    En el contexto de la globalización neoliberal, donde todo se vuelve un negocio: derechos como la salud y la educación y donde se privatizan empresas públicas para enriquecer fortunas privadas, es fundamental el papel que debe jugar la sociedad civil, los ciudadanos y en especial los jóvenes, para la construcción de democracia y la defensa del patrimonio público y de las instituciones y los derechos.

    En cualquier ámbito pueden leerse los efectos de la economía de mercado: Hospitales públicos y universidades desfinanciados sistemáticamente, venta de empresas estratégicas del país - como Isagen- , reformas tributarias regresivas –como la actual-, la precarización laboral, la primarización de la economía – “la locomotora minera”- etc.

    Hablamos en un contexto internacional, de una élite del 1% de la población mundial que está acaparando la riqueza de todo el mundo y que mediante las entidades financieras y
    políticas fiscales, han logrado someter a los gobiernos y derribar la soberanía de los países.

    En el marco de la lucha de la ciudadanía por sus derechos y en su resistencia al modelo foráneo, se conquistó la alcaldía de Gustavo Petro en Bogotá. Las sanciones que le impusieron a este se enmarcan dentro de esta confrontación fundamental entre los intereses de la ciudadanía y de capitales nacionales y foráneos. Petro introdujo un nuevo esquema de aseo con el fin de fortalecer la participación de las empresas públicas así como darle cumplimiento a sentencia de la Corte Constitucional e incluir a los recicladores en la prestación de este servicio. Así mismo, bajó las tarifas de Transmilenio para garantizar el acceso a este servicio por parte de la población más vulnerable. En ambos casos, jueces al servicio de los negocios y de los privados, lo sancionaron por ser políticas que van en contra de la lógica de negocios del neoliberalismo. Aducen que violó el principio de libre competencia y que produjo detrimento patrimonial. Argumentos amañados que tienden a desconocer que estas políticas garantizaron la prestación de un servicio y atendieron el principio del interés general.