Archivo

  1. ¿Bernie y Ocasio... socialimperialistas?

    Por: monthlyreview.org

    En medio del intento de golpe de Estado dirigido por Estados Unidos contra la República Bolivariana de Venezuela en enero-febrero, Donald Trump lanzó una serie de ataques verbales contra el socialismo en Venezuela, Cuba y Nicaragua. El objetivo inmediato era justificar los intentos de Estados Unidos de derrocar a la República Bolivariana. El objetivo menos inmediato, pero apenas menos importante, era empañar el creciente movimiento socialdemócrata (autodenominado socialista democrático) en Estados Unidos, asociado con figuras como Bernie Sanders y Alexandria Ocasio-Cortez.

    La estrategia ideológica del gobierno de Trump quedó plenamente expuesta tanto en su discurso sobre el Estado de la Unión pronunciado el 5 de febrero, en el que atacó al socialismo y a Venezuela, como en un discurso pronunciado el 18 de febrero ante los expatriados venezolano-estadounidenses en Miami, que incluyó unas veintinueve referencias negativas al socialismo. La principal técnica utilizada por sus escritores de discursos fue invertir la crítica socialista del capitalismo simplemente sustituyendo la palabra socialismo por capitalismo, una táctica digna de Fox News. Así, por ejemplo, le dijo a su audiencia: "Sabemos que el socialismo no se trata de justicia, no se trata de igualdad, no se trata de levantar a los pobres. El socialismo se trata de una sola cosa: poder para la clase dominante. Y cuanto más poder consiguen, más anhelan."

    Detrás del virulento ataque de Trump al socialismo en Venezuela, Nicaragua y Cuba, sin embargo, estaba su declaración de lo que podría llamarse la Doctrina Trump, según la cual la mera existencia del socialismo en cualquier parte del mundo justifica la guerra económica, política y militar de Washington contra tales países. En violación del derecho internacional, Trump está extendiendo la política anticomunista de la Guerra Fría al socialismo del siglo XXI. Por otra parte, Trump trató de asfaltar con el mismo "socialista y comunista" el floreciente movimiento socialdemócrata en Estados Unidos, asociado a figuras como Sanders y Ocasio-Cortez. Los ha identificado con Venezuela, Nicaragua y Cuba, al tiempo que declara que "Estados Unidos nunca será un país socialista". A esto siguió un discurso de Mike Pence unos días después, el 1 de marzo, pronunciado en la Conferencia de Acción Política Conservadora, atacando a los socialistas del Partido Demócrata y declarando: "Si quieres socialismo, mira a Venezuela.... La lucha en Venezuela es entre socialismo y libertad."

  2. Ojos bien cerrados (Eyes Wide Shut) un comentario sobre la época.

    Por: Mauricio Vargas González

    Stanley Kubrick es un director norteamericano quien al lado de Scorsese, Ford Coppola, Polanski, representan lo mejor de una época en las producciones cinematográficas internacionales. Conocido por películas como la Naranja Mecánica, Lolita y 2001: Una odisea en el espacio.

    Martin Scorsese alguna vez acuño: "Uno de sus filmes… es equivalente a 10 de otro director. Ver una película de Kubrick es como mirar la cúspide de una montaña. La miras y te preguntas ¿Como pudo alguien escalar tan alto?”.

    Ojos bien cerrados (Eyes Wide Shut: 1999.) fue su última película, con Nicole Kidman y Tom Cruise, como protagonistas, ambientada en la "capital del mundo" New York y con un interesante texto sobre una pareja arribista de clase media y subtextos que abarcan desde la lucha de clases hasta el esoterismo criminal clandestino de la élite. Puede ser esta película un agudo comentario sobre la cultura de la humanidad contemporánea en pleno tránsito del siglo XX al XXI. Un comentario sobre la condición humana y sobre la miseria posmoderna en términos de la ética y la existencia, o de la ética de la existencia.

    La historia trata básicamente de las vicisitudes de una pareja. Bill (Cruise), a raíz de estas dificultades, inicia un interesante recorrido por distintas situaciones, como inspirado y guiado por un impulso tanático.

    “Mientras la aristocracia financiera hacía las leyes, regentaba la administración del Estado… se repetía en… la misma prostitución, el mismo fraude descarado, el mismo afán por enriquecerse, no mediante la producción, sino mediante el escamoteo de la riqueza ajena ya creada…

    En las cumbres de la sociedad burguesa se propagó el desenfreno por la satisfacción de los apetitos más malsanos y desordenado… el desenfreno por el que el placer se convierte en crápula y en el que confluyen el dinero, el lodo y la sangre.

    La aristocracia financiera, lo mismo en sus métodos de adquisición, que en sus placeres, no es más que el renacimiento del lumpenproletariado en las cumbres de la sociedad burguesa.”.
    Carlos Marx: Las luchas de clases en Francia de 1848 a 1850.

  3. ¡Semana Santa Rebelde, Viva el Nazareno!

    Por: Mauricio Vargas González

    Nuevamente, se repiten las tradiciones religiosas católicas en Colombia. Miles de feligreses salen a festejar y conmemorar, congregándose en torno a la figura de Jesús.

    Es muy triste que el Jesús rebelde, el Nazareno, el prócer y redentor de los desarrapados, de los olvidados, de los leprosos, sea hoy propiedad del Centro Democrático y del Uribismo, quienes defienden la gran propiedad agriaría, las ganancias ilícitas y la masacre como forma de ser colombiano y como forma de ser en el mundo.

    Sí, respaldo la tradición, apoyo las raíces morales e históricas que están tras los rituales religiosos que promueven la misericordia, la paz, la hermandad, el perdón y el amor. Y más aún hoy, con el Neoliberalismo, que busca imponer otra religión, la del gran capital financiero: Perro come perro, despojo, alienación, explotación, destrucción de la naturaleza y del hombre, consumismo y degradación humana.

    Jesús fue un rebelde, un hombre que murió por sus convicciones, jamás se dejó seducir por los poderosos y jamás perdió de vista que solo cuando todos cambiemos internamente, cuando todos dejemos el egoísmo, la mezquindad, es que el mundo y la sociedad podrán dar un paso hacia adelante.

    Esos mismos privilegiados, esos mismos poderosos, esos mismos oligarcas, mafiosos y criminales fueron quienes dieron muerte a este pobre. Y ahora, son los ricos, son los terratenientes, son la clase política, son los violentos quienes más fervor dicen profesar por una Iglesia y por un Dios que se supone, calculan ellos, debe asegurarles su posición de dominio y exterminio sobre la pobrería colombiana.

  4. El TLCAN en los tiempos de AMLO

    Por: Rebecca Watts

    ¿Qué significa el TLCAN 2.0 en la agenda reformista del presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador?

    “México está haciendo una fortuna con el TLCAN ... Con todo el dinero que recibe de EEUU, espero que impidan que la gente venga a través de su país y entre en el nuestro”, tuiteó el presidente Donald Trump en abril del año pasado. Desde el inicio de su campaña, y durante su presidencia, Trump ha tratado de canalizar el resentimiento que muchos trabajadores estadounidenses sienten hacia el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), pintando a los mexicanos como “hombres malos” que establecen los términos del pacto comercial para beneficiar a México a expensas de Estados Unidos. Desde 2015 se comprometió a renegociar o salirse del TLCAN, y se ha referido a él como “uno de los PEORES tratados comerciales jamás realizados. Estados Unidos perdió miles de negocios y millones de empleos”.

    Si bien es cierto que la pérdida de casi un millón de empleos en EEUU se ha adjudicado al TLCAN, según el Instituto de Política Económica (EPI, por sus siglas en inglés), el tratado comercial no relata la historia de trabajadores estadounidenses versus trabajadores mexicanos, sino de los intereses corporativos versus los trabajadores en ambos países; y también en Canadá, el tercer país partícipe del tratado. En México, el TLCAN no ha logrado mejorar el nivel de vida del país, lo que ha hecho es diezmar al sector agrícola y contribuir a un auge en la migración.

    El TLCAN 2.0 tiene muchos nombres. En inglés, oficialmente es el “United States, Mexico, and Canada Agreement”, o USMCA. Trump ha dicho: “No se ha reformado el TLCAN, este es un tratado completamente nuevo”, aunque en muchos aspectos el tratado es tan solo un cambio de imagen del original. Canadá se refiere a él como CUSMA, poniendo el nombre de Canadá en primer lugar; mientras que México lo llama el Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá o T-Mec. Como sea que se llame, se firmó el 30 de noviembre y, en el momento de redactar este informe, está pendiente su ratificación por los tres países.

  5. “EN COLOMBIA HAY UNA GUERRA CONTRA LA EDUCACIÓN PÚBLICA”

    Por: Carlos Castelblanco Pinedo – Redacción Pares

    “Colombia se ha movido con la idea de que uno va al colegio y le transmiten datos, llena cajoncitos. Ese concepto hay que sustituirlo por el de enseñar a pensar. En nuestro país no lo hemos logrado, y no por culpa de los maestros, sino por un Estado que no invierte en sus maestros, que estigmatiza a sus maestros, que no entrega textos y no hace cambios curriculares. Lo que tenemos es un Estado que abandona la educación y en los últimos 20 años no ha habido ningún avance en calidad educativa.”

    Pares habló con Julián de Zubiría Samper, Magíster Honoris Causa en Desarrollo Intelectual y Educación de la Universidad Católica del Ecuador. Economista de la Universidad Nacional e investigador pedagógico. Ha sido Consultor del Ministerio de Educación y Cultura del Ecuador, de la Universidad del Parlamento Andino y del Convenio Andrés Bello.

    Profesor de maestrías en México, Chile, Ecuador y Colombia y de cursos postdoctorales en Universidades de Venezuela.

    Miembro fundador y director desde 1991 de la innovación pedagógica del Instituto Alberto Merani en Bogotá, en la cual se creó y validó la Pedagogía Dialogante.

    Varios de sus libros son usados como textos en quince países de América Latina; en especial en Perú, Ecuador, México y Venezuela. Su obra más divulgada es “Los modelos pedagógicos”.

    Ha investigado y publicado diversos libros y ensayos sobre las temáticas del desarrollo del talento, los fundamentos del currículo, la investigación en educación, las competencias argumentativas, las teorías de la inteligencia y los diversos modelos pedagógicos.

    Pares: ¿De qué manera el conflicto armado en Colombia ha penetrado en la cultura, en la forma de ser de nosotros como pueblo?

    Julián de Zubiría Samper: En 2009 se firmaron unos acuerdos, pero hay que diferenciar estos acuerdos de la paz; la paz implicaría múltiples tipos de procesos y quisiera enfatizar en uno en particular, el cambio cultural.

  6. Pistola Walther 7.65 III

    III Pasa las hojas de la edición 190 de octubre de 2005 de la revista...

    Por: Arturo Neira Gómez **

    Pasa las hojas de la edición 190 de octubre de 2005 de la revista Credencial Historia conmemorativa de La Masacre de las Bananeras, mira con detenimiento en la página 6 una fotografía de militares emboscados cuyo píe de foto reza “Aguardando a los huelguistas”. Parece distinguir a uno de ellos: “es parecido a nuestro padre y a nosotros, mírenlo bien” –exhorta a sus hermanos y hermanas.

    Sin embargo, trátese de él o no, vale pensar en detalles del proceso adelantado por Jorge Eliecer Gaitán sobre la tragedia y lo consignado, entre otros historiadores, por Ignacio Torres Giraldo en su libro ‘Los Inconformes, Historia de la rebeldía de las masas en Colombia’, en lo referente a la desobediencia de contingentes conformados por militares oriundos del nororiente del país a quienes el alto mando les encomendó la misión de reprimir y disolver la huelga. Desobedecieron la orden y por ello los sustituyeron por hombres especialmente de Antioquia, metiéndoles previamente en la cabeza que los huelguistas eran gentes sin dios ni ley, malhechores bolcheviques y comunistas, peor que demonios. “Pues bien, la fotografía corresponde a los primeros y es posible que el personaje ‘parecido a nuestro padre’ –comenta quien exhibe como trofeo la ‘Credencial Historia’- en efecto fuera nuestro padre”.

    Otro elemento, quizá contundente, para borrar de la memoria la sospecha de que el joven oficial disparara contra los huelguistas y sus familias, fue su continuidad en las filas del ejército durante toda la hegemonía liberal, iniciada el 7 de agosto de 1930 con la llegada a la presidencia de Enrique Olaya Herrera.

  7. Comercio tercerizado: Una fuente de debilidad comercial después de la crisis.

    Por: Csilla Lakatos y Franziska Ohnsorge*

    El crecimiento del comercio se ha ralentizado considerablemente desde la crisis mundial. Utilizando un conjunto de datos único sobre el comercio de EE.UU., esta columna argumenta que el comercio tercerizado entre empresas no afiliadas, a diferencia del comercio intraempresarial entre empresas vinculadas por el control o la propiedad, explica de manera inequívoca la desaceleración general del comercio después de la crisis.

    El crecimiento del volumen del comercio mundial alcanzó un mínimo después de la crisis del 2,4% en 2016, muy por debajo de la media anterior a la crisis del 7,6%. Factores cíclicos, como la debilidad de la demanda mundial, los bajos precios de los productos básicos y la ralentización del crecimiento en China, han contribuido a la desaceleración del comercio. Además, los factores estructurales han reducido la capacidad de respuesta del mercado a la expansión de la producción mundial (Aslam et al. 2017, Constantinescu et al. 2016, Hoekman 2015, FMI 2016, Banco Mundial 2016).

    La maduración de las cadenas de valor mundiales es uno de los factores estructurales clave que han contribuido a la reciente desaceleración del comercio. Las cadenas de valor globales a menudo implican numerosas operaciones transfronterizas, realizadas ya sea dentro de una misma empresa (es decir, entre empresas relacionadas a través de la propiedad o el control) o entre empresas no afiliadas o "tercerizadas". La decisión de una empresa entre transacciones tercerizadas o intraempresa tiene sus raíces en la motivación subyacente para la integración vertical y la inversión extranjera directa. Las empresas optan por internalizar las transacciones si el coste de realizarlas a través del mercado es superior a los costes internos. En particular, la aplicación de los contratos impone costos cuando los contratos están incompletos (Grossman y Hart 1986). Cuando los contratos están incompletos y su cumplimiento es costoso, las empresas pueden preferir la integración vertical y la propiedad interna de los activos (Hart y Moore 1990, Antras 2015).

  8. Las cadenas globales de commodities y el nuevo imperialismo

    Por: Intan Suwandi, R. Jamil Jonna y John Bellamy Foster

    La producción capitalista del siglo XXI ya no puede entenderse como una mera agregación de las economías nacionales, que debe analizarse simplemente en términos del producto nacional bruto (PIB) de las distintas economías y de los intercambios comerciales y de capital que se producen entre ellas. Más bien, está cada vez más organizada en cadenas mundiales de commodities (también conocidas como cadenas mundiales de suministro o cadenas de valor mundiales), gobernadas por empresas multinacionales que se extienden a ambos lados del planeta, en las que la producción está fragmentada en numerosos eslabones, cada uno de los cuales representa la transferencia de valor económico. Con más del 80 por ciento del comercio mundial controlado por multinacionales, cuyas ventas anuales equivalen ahora a alrededor de la mitad del PIB mundial, se puede considerar que estas cadenas de commodities están atadas en el centro de la economía mundial, conectando la producción, ubicada principalmente en el Sur global, con el consumo final y las arcas financieras de las empresas multinacionales monopolísticas, ubicadas principalmente en el Norte global(1).

    La cadena de commoditie de General Motors incluye veinte mil empresas en todo el mundo, la mayoría en forma de proveedores de piezas. Ningún fabricante de automóviles estadounidense importa menos del 20 por ciento de sus piezas del extranjero para ninguno de sus vehículos, y las piezas importadas representan a veces alrededor del 50 por ciento o más del vehículo ensamblado.(2) Asimismo, Boeing compra en el extranjero alrededor de un tercio de las piezas que utiliza para sus aviones.(3) Otras empresas estadounidenses, como Nike y Apple, deslocalizan su producción a subcontratistas, principalmente en la periferia, y la producción se lleva a cabo de acuerdo con sus especificaciones digitales exactas, lo que se conoce como "arm's length contracting" (contratación tercerizada), o lo que algunas veces se conoce como modos de producción no equitativos. Esta deslocalización de la producción por parte de las corporaciones multinacionales de hoy en día en el centro de la economía mundial ha llevado a un vasto cambio en la ubicación predominante del empleo industrial, desde el Norte global hasta la década de 1970, hacia el Sur global de este siglo.(4)

    Los estudios han revelado que el ritmo acelerado de la deslocalización está estrechamente relacionado con la inversión extranjera directa (IED) en las zonas de bajos salarios de la periferia, asociada al comercio entre empresas. En 2013, las entradas mundiales de IED a las "economías en desarrollo" alcanzaron un nivel récord del 52 por ciento del total de la IED, "superando por primera vez los flujos a las economías desarrolladas en 142.000 millones de dólares".(5) Pero de igual importancia hoy en día es la contratación tercerizada.