Archivo

  1. Gustavo Petro el candidato de la Constitución de 1991.

    Por: Mauricio Vargas González

    Gustavo Petro es el candidato de la Constitución de 1991, una carta de derechos, libertades y garantías, escrita a varias manos por las distintas expresiones políticas de este país, emanada directamente de la voluntad ciudadana.

    Es el único candidato que recoge la tradición democrática y republicana de toda la historia de Colombia. Reivindica a Rafael Uribe Uribe como un luchador contra el autoritarismo de la Constitución de 1886, a Alfonso López Pumarejo como un constructor del Estado de Bienestar y a Jorge Eliecer Gaitán como batallador de la justicia social.

    No parte de modelos foráneos de derecha o de izquierda, se basa en nuestras propias raíces como nación, en nuestras vicisitudes, contradicciones y esperanzas desde que el sabio José Celestino Mutis emprendió la Expedición Botánica junto a los universitarios, donde el estudio de la naturaleza desembocó en una nueva forma de ver el mundo, de nuestra relación con el medio ambiente, de las ciencias naturales cuyo objeto de estudio representa aquel misterio infinito e insondable en el cual el hombre queda absorto y por tanto excitado a descubrir cada uno de sus resquicios, hasta las relaciones entre los mismos hombres, que deben basarse en la plena igualdad de derechos y deberes, sobre los cuales no hay derecho divino, ni jerarquías basadas en la autoridad más que en las leyes.

    Sus propuestas no se salen del marco de lo que define los principios de la Constitución de 1991, el cumplimiento del Estado Social de Derecho: prosperidad general, participación ciudadana en las decisiones políticas, la convivencia pacífica, el orden justo basado en las normas, la garantía de los derechos fundamentales como la salud, el trabajo y la educación.

  2. Ángela María Robledo, la futura vicepresidente, estuvo en Medellín.

    Por: Mauricio Vargas González.

    Ángela María Robledo, exparlamentaria, expresidenta de la comisión de Paz durante 8 años en la Cámara y actual fórmula vicepresidencial de Gustavo Petro estuvo en la Universidad de Antioquia en un evento académico intercambiando ideas con la comunidad universitaria.

    Ante la despolitización de la vida producto del consumismo y el mercado, es la Universidad un espacio eminentemente político determinado a abrir el debate público en la sociedad y ejercer una voz crítica frente a los gobiernos y a la autoridad.

    La Robledo que el país necesita denunció como en el gobierno dictatorial de Uribe la comisión de Paz nunca se reunió. Así mismo propuso al auditorio dedicar un minuto de silencio ante el asesinato de los 4 líderes sociales en Ituango, ante el silencio pasmoso de los medios de comunicación, “que la Paz no nos cueste la vida” manifestó. Así mismo en una categórica defensa de la Paz y de los Acuerdos afirmó que 4000 vidas fueron salvadas gracias al respaldo de los colombianos al cese de la violencia. Acompañó a las víctimas del departamento de Antioquia para que sus reivindicaciones fueran llevadas a la Habana durante los diálogos en aras de proteger sus derechos.

    Recalcó que recuerda a Petro inicialmente por sus valerosos debates sobre la parapolítica. Lo evoca durante su ejercicio como Alcalde de Bogotá ante el acoso institucional, especialmente el ejercido por Alejandro Ordoñez como Procurador ese momento.