Archivo

  1. Venezuela: ¿después del 15O, que puede suceder?

    Por: Juan Eduardo Romero

    Los resultados de las elecciones regionales en Venezuela, celebradas este 15O arrojan un conjunto de enseñanzas, tanto para el Gobierno como a la oposición. Para el Gobierno, muestra la posibilidad de seguir navegando en el efecto portaviones de la convocatoria de la ANC y el impacto psicológico y anímico, tanto sobre sus seguidores como sus opositores. El resultado en unas condiciones que siguen siendo de apremio económico y alimenticio, de asfixia financiera internacional, muestra las fortalezas organizativas del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) como maquinaria electoral. Es decir, estamos hablando de una estructura cuya organización tiene gran capacidad de movilizarse cuando las condiciones anímicas lo favorecen.

    Los resultados de las elecciones del 30-J, cuando el PSUV obtuvo un total de 8.089.320 votos, que representó una recuperación en relación a su votación del 6-D de 2015, cuando sólo obtuvo 5.599.025 votos, significa que la maquinaria no está totalmente derruida, a pesar del efecto desencanto que se deriva de las condiciones de agobio económico y los propios errores de una burocracia ineficiente, permeada por prácticas esencialmente criticables desde el punto de vista ético. Que el PSUV haya ganado 17 de un total de 23 Estados, luego de pasar el acoso de la acción colectiva violenta entre abril y julio de 2017, es un verdadero milagro político, que revela que el soporte afectivo construido por el liderazgo de Chávez sobrevive, a pesar de los propios errores del PSUV y la inclemente campaña de desprestigio y desaliento desarrollada en el lapso 2013-2017, y cuyo efectos más claros fueron los resultados de las elecciones legislativas del 2015.

  2. LA OTRA UNIVERSIDAD EN PIE DE LUCHA. 150 AÑOS. ALZANDO LA VOZ POR MARCELO, Y LA OPCIÓN DESDE ABAJO PARA LA JUSTICIA.

    Por: Miguel Angel Herrera Zgaib

    Profesor asociado, U. Nacional. EX rector de la U. Libre. Catedrático de la Maestría en Estudios Políticos, U. Javeriana. Director del XIII Seminario Internacional A. Gramsci, noviembre 13-16.

    Esta semana tiene de nuevo, en jaque, a la administración de justicia colombiana. Bajo la batuta de Humberto Martínez, que estuvo, en persona, sirviendo a los intereses del grupo Sarmiento Angulo, y en particular, de su holding, a Corficolombiana.

    Ahora, este "prestigioso" abogado, porque representa a las transnacionales, antes en persona, y por estas calendas, a través de su bufete familiar. Tal y como acostumbran a hacerlo aquí, sin problemas, figuras que se han paseado primero por los puestos públicos, en particular, los magistrados de las altas cortes, a través de la "puerta giratoria", como si nada, haciendo uso de sus "amistades y clientelas".

    Obteniendo, además, una jugosa pensión asegurada por un régimen especial; y después quieren posar de impolutos Catones, repartiendo mandobles, prevalidos de los poderes que les confiamos ingenuamente. Diciendo como el pibe Valderrama, en modo selección: Todo bien, todo bien!

    Pues, NO !

    Marcelo Torres, dirigente de la Juventud Patriótica, JUPA, al comienzo de la productiva, combativa década de los años 70, en la Universidad Nacional de Colombia, contribuyó con los aguerridos estudiantes y profesores de esa generación, representantes y voceros de diferentes corrientes de la izquierda radical, a instaurar el breve cogobierno en la Universidad Pública.

    Esta es la única experiencia, en efecto, cercana al gobierno democrático de las universidades que haya conocido el país. Ella duró muy poco en la Universidad Nacional, poquísimos meses. Correspondió al tiempo en que fue ministro de educación Luis Carlos Galán.

    El entonces cachorro político de Carlos Lleras, cultor de la Nueva Frontera, esto es de la presencia imperialista en el sistema de la educación pública nacional, como el presidente, mensajero de los dioses del capital, fueron sacados de los predios universitarios, a empellonos uno, y quemándole el carro al otro.

  3. ¡Qué el Gobierno y la Fiscalía respondan por la vida de Marcelo Torres!

    En la mañana de ayer [3 de octubre] fue detenido Marcelo Torres, ex alcalde de Magangué y dirigente de la Alianza Verde, cuando acudió a la Fiscalía en Bogotá a una citación para rendir versión libre en un proceso sobre falsificación de su firma en documento público, denuncia que él mismo había hecho con anterioridad. Una vez allí, se le notificó de manera sorpresiva la existencia de una orden de captura en su contra, expedida por un juez de San Juan Nepomuceno hace más de un mes. En las horas de la tarde, pese a la solicitud de sus abogados para que explicaran el motivo de su detención y para que legalizaran su captura en Bogotá, se le remitió a Montería, rumbo a Magangué, sin considerar siquiera el alto riesgo de esa determinación, dadas las graves amenazas contra su vida provenientes de sectores mafiosos locales.

    Durante la última década, Marcelo ha sido el más firme contradictor de la mafia que controla a Magangué y buena parte de la región Caribe. Su alcaldía, ejercida entre 2012 y 2015, dio pasos firmes para sacar a la ciudad de la postración en la que la tuvieron dichos sectores durante años. Por ello, Marcelo fue objeto de una persecución implacable durante su mandato, y él y su familia recibieron todo tipo de amenazas contra su vida y su seguridad. Una vez terminó su período como alcalde, esta persecución se ha centrado en el ámbito judicial.

  4. Dibujar es hablar en voz alta

    Por: James Llanos Gómez.
    Curador de la sala de exposición Carlos Drews Castro.

    Dibujar es hablar en voz alta, es el condensado índice de palabras que arrojan contornos que construyen formas, es la razón de ser de la propia imagen. "La línea es la encargada de escribir un forma". Toda realidad para el dibujante es una interpretación cada minuto distinta, que va desarrollando una forma, un contorno que describe un momento que llena de asombro al ejecutante, lo abstrae de una realidad en tiempo real, que asimismo lo aleja de una realidad pasada, que recreada en la superficie del papel, la convierte en otra verdad real de ver el mundo quizá más amable, más bella y pura, que enternece al espectador o lo agreda, no por la esperticia de su autor, en tal caso mostrado en esta publicación, si no que, por la descripción contextual y formal misma: mujer, hombre o animal; se convierten en gestos sublevados que un niño de tres años, realiza con la espontaneidad de su carácter, como si supiera que la especie humana se extingue en dudas y preguntas sin responder, incluyéndose, o, los animales depredados por los hombres de su misma raza. Por ello, no puede desaparecer el espacio plástico como contenedor de conceptos, ideas o mamamrrachos si no, por el contrario, es hora de reivindicar el dibujo y la pintura como una experiencia del hombre, una forma de la misma forma de hablar de la especie humana.