Archivo

  1. Los dirigentes sindicales debemos promover el sí en el plebiscito por la paz.

    Por: Miguel Ángel Delgado R.
    Director Depto. Comunicaciones
    CUT Bogotá Cundinamarca.

    El plebiscito para refrendar los acuerdos de La Habana fue avalado finalmente por la Corte Constitucional. Según los tiempos calculados por voceros oficiales este se llevaría a cabo en septiembre u octubre, o sea, estamos a tan solo 90 días para que los colombianos decidan por si cesa la confrontación armada con las Farc o continua el enfrentamiento bélico con ellas. Esta es la nuez de los acuerdos, la esencia de este proceso.

    Colombia, en estos tres meses, entrará en un profundo debate político en torno a los contenidos de los acuerdos, su implementación, sus protagonistas, el llamado posconflicto y tantos otros aspectos que se derivan de ellos, pero finalmente todos, de una manera u otra, tendremos que decidir por el sí o por el no, porque la abstención en esta ocasión se une indefectiblemente al no.

  2. De la ruana y otras vainas.

    Por: Andrea Romero Guzmán.

    La ruana es el símbolo con mayor singularidad en el territorio nacional. Existen de lana de chivo, lana de ovejo y hasta de hilo. El material no solo recoge el resonar de un telar, sino las costumbres de sus gentes, sus gustos y hasta sus esperanzas. Es el icono por excelencia de la región cundiboyacense, y de allí también proviene la papita, tubérculo de la canasta familiar obligatorio en todo plato para almorzar.

    De la ruana se ha dicho mucho. Ha sido rechazada, amada y hasta ultrajada por unos que pasaron y dijeron es necesario utilizar uniforme para quienes trabajen en el tranvía, y desde entonces se decía que quienes llegaban a Bogotá, eran provincianos, campesinos o sencillamente –los de ruana-.

  3. Julio 24 de 1783.

    Por: Juan José Neira Gómez *

    Natalicio del Libertador Simón Bolívar.

    Ese día viene al mundo en Caracas, en el seno de una de las familias con mayor poder económico de Venezuela. Es bautizado con el nombre de Simón José Antonio de la Santísima Trinidad Bolívar y Palacios Ponte y Blanco, quien será el emblema de la libertad para los pueblos de Latinoamérica.

    Huérfano de padre y madre a los 9 años de edad, queda bajo la tutela de su tío materno Carlos Palacios. Recibe su formación inicial del licenciado Miguel José Sanz; un monje capuchino de apellido Andujar en matemáticas; la gramática castellana de don Andrés Bello; Simón Rodríguez le transmitió las concepciones filosóficas de Rousseau, Hobbes y Espinoza, circunstancia que lo convirtió en su inolvidable maestro.

  4. Repudiamos la escalada terrorista en Francia y en el mundo entero.

    Declaración del Partido de Trabajo de Colombia, PTC:

    Repudiamos la escalada terrorista en Francia y en el mundo entero.

    En el curso de los últimos dos años, a partir de la proclamación del llamado Estado Islámico, una escalada sin precedentes de atentados terroristas ha golpeado diversos lugares del mundo. El reciente ataque perpetrado en la ciudad mediterránea de Niza, con un saldo de más de ochenta muertos, es el cuarto que sacude a Francia en un lapso de año y medio. Pero están también los atentados de Bruselas, en marzo pasado; Estambul en marzo y julio; Bagdad, también en julio; así como el realizado por otro grupo aliado de la llamada yihad islámica en una Universidad de Kenia, en abril de 2015, que dejó un saldo de ciento cincuenta estudiantes muertos.

  5. Antonio Nariño y el 20 de Julio de 1810.

    Por: Juan José Neira Gómez *

    Antonio Nariño y el 20 de Julio de 1810

    Grito de independencia colombiano. La chispa o pretexto que inició la revuelta fue el florero que necesitaban los criollos para homenajear a Antonio Villavicencio, visitador regente de la corona, amigo y seguidor de Antonio Nariño, precursor de la independencia granadina, quien se encontraba preso en Cartagena, a consecuencia de sus ideas y actuaciones en pro de la causa.

    Ese día se declaró cabildo abierto y se nombró la Junta Suprema de Santafé. La integraron José Miguel Pey, Camilo Torres Tenorio, José Acevedo y Gómez, Andrés Rosillo, Tomás Tenorio, Joaquín Camacho, Manuel Bernardo Álvarez y Pedro Groot.

  6. Una política de no intervención en Venezuela sería un cambio bienvenido.

    nytimes.com

    Por: Mark Weisbrot.

    Lo mejor que podría hacer el gobierno de Estados Unidos con respecto a Venezuela, independientemente de los resultados políticos, sería dejar de intervenir.

    Durante los últimos 15 años, Washington le ha causado un gran daño a Venezuela con su implacable búsqueda de un “cambio de régimen”. En marzo el presidente Obama declaró una vez más, de forma irracional, que Venezuela era una “amenaza inusual y extraordinaria para la seguridad nacional y la política exterior de Estados Unidos”, así que las sanciones económicas en contra del país se extendieron.

  7. Exalcalde de Magangué denuncia 'poderes oscuros' tras proceso penal.

    El Tiempo.com

    En los últimos días, diferentes medios de comunicación de la Costa han asegurado que contra el exalcalde de Magangué (Bolívar), Marcelo Torres, quien llegó a ese cargo en el 2012 rompiendo con el reinado que desde los 90 ejerció el clan de Enilse López, la ‘Gata’, pesa una orden de captura relacionada con un contrato para la reconstrucción del gimnasio de boxeo. El exalcalde habla de una persecución política.

    ¿Por qué dice que hay una persecución en su contra?

    Se trata de una acción más de los poderes oscuros a los que afectó mi elección como alcalde para el periodo 2012-2015, porque significó la derrota de un reinado y con esto se pretende escarmentar a todo un pueblo para que nadie más se anime en el futuro a seguir ese camino democrático.

  8. Los argumentos de los gobiernos de los Vientos del Sur.

    Por: Luis Daniel Terán.

    El comienzo del siglo XXI trajo consigo nuevos paradigmas políticos en América Latina. Uno de ellos fue el ascenso de gobiernos alejados de los partidos políticos tradicionales, con apoyo de movimientos sociales y con una agenda social lógica para una región que se caracteriza por su desigualdad y pobreza. Sin duda su asenso también significó una bofetada a los Estados Unidos, quien luego de la recomposición geopolítica al finalizar la segunda guerra mundial marcó la zona sur del continente americano con de influencia indiscutible en el ajedrez de la política internacional.