ANDANTE 2

SÍ, ES POETA, AMIGOS

su trabajo es de artesano
o intérprete de mañanas
cocinero
recepcionista
cazador de ilusiones
sólo que con su trabajo no gana la vida,
teje palabras con sus manos
busca hasta encontrarse
hasta encontrarlos
aunque en el cielo sólo quede una duda
atrapada en sus redes
para vosotros
sus hermanos
los más queridos.

Es poeta, amigos
mírenlo de reojo cuando quieran
y cuando quieran a los ojos
nada os pide, pero una cosa demanda:
no forméis opinión suya de antemano
su cuerpo está hoy tejiendo el mañana.

Por: Andrés Barbosa Vivas (1)

(1) Bogotá, 1987 – 2010, autor de cinco libros de poesía; texto tomado del poemario Crisoles del tiempo, editado por la Fundación Andrés Barbosa Vivas, Bogotá, 2017; fundacionandresbarbosa@gmail.com

CAJA DE HERRAMIENTAS *

1. Considera el arte de pergeñar¹ minificciones, minicuentos, microcuentos y demás entidades breves, como un oficio para crear objetos con herramientas adecuadas.

2. Que tu pequeña obra sea como un tridente: con ingenio, con sustancia, con un aguijón en uno de los dientes.

3. Para la extensión, busca en el fondo de tu caja el calibre. Con esta herramienta puedes medir centímetros, milímetros o lo que el canon diga. No siempre el tamaño revela el asombro, la perplejidad, o la sorpresa. Que los concursos y su conteo de palabras no sean el indicador de tu destreza.

4. Si después de un aguacero de ideas, emociones y palabras, la inundación es evidente, nada mejor que una esponja para absorber los excesos. Esta herramienta es de doble filo, tu texto se puede convertir en poderosa esponja, menuda en la superficie pero enorme en la sustancia.

5. El resorte es un fantasma que surge en los avatares de la creación, este maravilloso instrumento te lleva al diálogo con otros textos de la cultura universal. Sus saltos pueden abarcar eones en tan solo una o dos líneas de extensión.

6. Cuando los caballos encabritados de la imaginación, se desboquen por la selva del lenguaje, busca un potro de herrar, así tus caballos serán elegantes y pausados. ¿Tu reino por un caballo?

7. Si tu material ya está en frío, nada mejor que un buril para cortar o desbastar adjetivos, largas descripciones y nombres inútiles. Recuerda que el buril se utilizó en las primeras formas de escritura.

8. Si pierdes la llave del cofre donde duermen algunas joyas difíciles de dar a luz, usa la ganzúa, con paciencia y delicadeza lograrás abrir la cerradura.

9. Si tus desvaríos hacen un festín de exhibiciones, es hora de buscar el atornillador para apretar algunos de esos tornillos egocéntricos, que a veces opacan el brillo de tus bruñidas piezas.

10. No hagas caso a cajas de herramientas como ésta, busca tus propios utensilios y sobre todo: Lee a los maestros, no hay mejor caja de herramientas.
¹ En honor a Javier Perucho

Por: Nana Rodríguez Romero (2)

* Del libro La cometa infinita. Colibrí Ediciones, 2017, narrativa.
Minificciones, minicuentos, cuentos.

(2) Nana Rodríguez Romero. Escritora colombiana. Ha publicado los libros de poesía: Permanencias, Hojas en mutación, Lucha con el ángel, El bosque de los espejos, El oro de Dionisios. La piel de los teclados. Vendimias del desierto, El orden de otros días. Libros de cuento y minificción: El astrolabio, La cometa infinita, La casa ciega y otras ficciones, El sabor del tiempo, Efecto mariposa. Estudio literario: Elementos para una teoría del minicuento. Micronovela Juanantonio. Invitada a varios encuentros de escritores y poetas en México, Uruguay, Venezuela y Colombia. Seleccionada para varias antologías nacionales e internacionales en poesía y minificción. Becaria del Ministerio de Cultura y ganadora del Premio Nacional de poesía Ciro Mendía 2008. Docente de Humanidades en la Universidad Pedagógica y Tecnológica de Colombia.

EL DOLOR APELMAZADO EN EL ALMA

    En homenaje a los líderes indígenas, campesinos y defensores de los derechos humanos caídos.

Los pasos sortean
los rodeos del sendero
van con el proyecto
“La vereda y la escuela”.

Suenan descargas
se estremecen los árboles
se detienen los pasos
huyen los pájaros…
el proyecto cae de espaldas.

Cae un anhelo
en la huella del alma
un beso una pena
a los ojos abiertos
pero que son.. inciertos.

El silencio…
se desliza sobre el plantío
silencio que llevan los labios
al rostro del hijo.

Y la lluvia se desvanece
en las ramas del viento
como el aliento
del que permanece… tendido.

J.C.G.M. (3)
Gigante, febrero de 2001.

(3) Julio César Guerrero Moreno, poeta y profesor, Licenciado en Ciencias Sociales de la Universidad Pedagógica Nacional, Especialista en Comunicación y Creatividad para la Docencia de la Universidad Surcolombiana. El dolor apelmazado en el alma fue publicado en la revista de la Mancomunidad de Escritores ‘La Mancha del Quijote’, número 3, Bogotá D.C., 2017.